lunes, 21 de noviembre de 2011

ELECCIONES 20 DE NOVIEMBRE volumen 3:LOS RESULTADOS

En la siguiente tabla podemos ver los resultados de las elecciones al Congreso de este Noviembre de 2011.






El análisis es claro: victoria clara del PP con una mayoría absoluta de 186 diputados y hundimiento sin paliativos del PSOE, que cae de 169 a 110 diputados. Como tercera fuerza política en número de votos estaría IU, que pasa de 2 diputados a 11 y suma cerca de 800.000 votos más que en 2008, recuperando así un espacio propio que había perdido y consiguiendo tener grupo parlamentario. UPyD también da la sorpresa pasando de 1 diputado a 5, incrementando sus votos en 834.163. El nacionalismo catalán está de enhorabuena, ya que CIU vive una fuerte subida, pasando de 10 escaños a 16. El resto del panorama político refleja aún más esa dispersión del voto, resaltando la irrupción de la coalición nacionalista vasca AMAIUR y los más de 200.000 votos que ha obtenido EQUO, pero que no se materializarán en ningún diputado.

En cuanto a la existencia de grupos propios, el Reglamento del Congreso establece que hay que tener como mínimo cinco escaños para disponer de grupo parlamentario propio. Pero también exige haber obtenido al menos el 15% de los votos en las circunscripciones en las que se presentado el partido, o el 5% de los votos emitidos en toda España. Por esto, UPyD no tendrá grupo, pero sí aquellos grupos nacionalistas mayoritarios.


Aunque el PP ha subido en votos en algo más de 500.000 papeletas, las elecciones demuestran un voto de castigo brutal para el PSOE. Su gestión de la crisis ha desanimado a muchos de los que apoyaron en su día a Zapatero y eso, en mi opinión, ha desmovilizado a unos electores críticos e ideológicamente contrarios a las reformas y planteamientos de esta segunda legislatura del gobierno del PSOE. Ante los recortes obligados por los mercados, no se ha sabido compensar con otras medidas, como la lucha contra el fraude fiscal, que pondría el acento en la parte de los ingresos, y no en la obsesión antisocial de los recortes. No modificar la ley electoral que distorsiona la representación por votos, el oponerse a la dación en pago de la vivienda para saldar la hipoteca, la privatización de las cajas de ahorro (con un discurso crítico con la banca, pero que luego en la práctica no se traducía en nada), junto con una reforma laboral que creó una huelga general, han sido las variables, entre otras, que han impulsado a mucho voto de izquierdas a tomar otras opciones. También hay un voto que ha ido al PP y a UPyD, pero contamos además con una abstención y un voto en blanco que, sociológicamente, siempre se ha entendido como mayoritariamente de la izquierda. Por lo tanto, un voto de castigo disperso entre varias opciones.

No me olvido tampoco de la crisis económica que vivimos en nuestro continente. Los gobiernos de los países europeos van cayendo, tal es el caso de Grecia, Italia, Portugal, y ahora, de España. La falta de una acción conjunta ante la especulación con la deuda soberana está haciendo que el desencanto llene cada vez más la mentalidad de los ciudadanos. Se quieren soluciones y se quieren ya y, hasta ahora, sólo se ofrecen recortes y gobiernos “tecnócratas” no elegidos por el pueblo. ¿Qué pasará si no salimos de la crisis de aquí a un año o a dos? ¿Seguirá España soportando unas cifras de paro de cinco millones de personas sin que se empiece a ver conflicto social?

No hay comentarios:

Publicar un comentario