martes, 20 de marzo de 2012

Breve estudio sociopolítico de Andalucía antes de las elecciones.

Para situarnos mejor a la hora de analizar las elecciones del 25 de marzo en Andalucía, sería conveniente radiografiar esta comunidad autónoma para, así, poder tener claros una serie de datos.

A NIVEL SOCIOECONÓMICO

• En Andalucía hay empadronados, a fecha de Enero de 2011, 8.424.102 personas, de las cuales, 4.169.634 son hombres y 4.254.468 son mujeres. Todos los datos anteriores nos convierten en la comunidad autónoma más poblada de España.
• La población activa asciende a 3.988.100 personas. La tasa de actividad en Andalucía es del 58,86%. • De la población activa, 2.749.600 personas se encuentran ocupadas.
• En Andalucía hay 1.248.500 personas desempleadas, que constituyen un 31,23% de la población activa total, situando a nuestra comunidad autónoma como la que más desempleo registra en España. • Para analizar el PIB de Andalucía es necesario trasladar las siguientes tablas:
En color verde las comunidades que mayor PIB per cápita registran. En color rojo las que menos. Fuente: Instituto Nacional de Estadística. Elaboración Propia.

Andalucía es la tercera comunidad autónoma en PIB de España, representando un 13,7% del total del PIB nacional (es importante saberlo). Pero cuando analizamos el PIB per cápita, podemos ver que estamos muy lejos de las primeras (País Vasco, Cataluña, Madrid y Navarra), que cuentan con un PIB per cápita en 2010 de 30.178 euros, 26.697, 29.375 y 29.221, respectivamente, frente a los 17.443 euros de la media andaluza. La media nacional se sitúa en 22.819 euros, por lo que Andalucía se sitúa en el 76,4% de la media, sólo superada por Extremadura. Estos datos nos reflejan una Andalucía con unas desigualdades sociales importantes, aunque también es verdad que, al ser mayor el número de habitantes, la media sale inferior. Aún así, todavía queda trayecto para converger con el resto de regiones más favorecidas.
A NIVEL POLÍTICO
  • El 28 de febrero se conmemora el referéndum del año 1980, que dio autonomía plena a la comunidad andaluza.
  • Las primeras elecciones democráticas en Andalucía fueron el 23 de mayo de 1982, hace ahora 30 años. Desde entonces, el PSOE ha gobernado ininterrumpidamente esta comunidad autónoma.
  • Actualmente, el parlamento andaluz cuenta con la representación de tres grupos políticos: PSOE, Partido Popular e Izquierda Unida, que se repartieron los votos de la siguiente forma:
Resultados elecciones 2008. Fuente Wkipedia

Esta introducción estadística nos permite poder analizar que Andalucía se encuentra en una situación de crisis mucho mayor que el resto de España, no tanto por la deuda, como pretenden inculcarnos desde el poder, sino por sus cifras de paro y su falta de actividad económica. Además, en el ambiente flota la sensación de que se está llegando a un final de ciclo político de gobiernos del PSOE, sobre todo si atendemos a las últimas encuestas electorales que dan como vencedor al PP. La crisis es común a todo el país, y no quiero decir que el actual gobierno presidido por Griñán tenga más o menos culpa. Pero Andalucía tiene una serie de problemas estructurales que no podemos seguir evitando y que es necesario afrontar con el añadido de que, por fin, las elecciones andaluzas no coinciden con las nacionales:

  •  Existe un gran potencial turístico en Andalucía, pero, al ser una industria tremendamente estacionaria, el empleo que crea es precario y demasiado temporal. Por lo tanto, no es una industria que suponga un verdadero motor económico para sacar de la crisis a Andalucía.
  •  La industria agroalimentaria en esta tierra es de una gran calidad, desde las hortalizas de Almería hasta la fresa de Huelva pero, ¿acaso no sufre este sector también de exceso de temporalidad? ¿No existen demasiados productores que dificultan la negociación con las exportadoras?
  • No es normal tener las cifras de paro que tenemos. Simplemente esto nos dice dos cosas: existencia de una abrumadora economía sumergida y falta de actividad productiva creadora de empleo. El problema ya no es si hay o no hay “emprendedores”, sino si este tipo de empresas crea mucho o poco empleo. Tampoco debemos centrar demasiado el debate sobre si el PER es bueno o malo o si el andaluz vive de las subvenciones, puesto que estas subvenciones son decisiones políticas que, en algunos casos, se han convertido en la única herramienta para frenar la despoblación de los municipios. ¿No hay otras vías? ¿Es necesario mantener una infraestructura municipal en pueblos de 60, 100 o 500 habitantes?, ¿no hay otro modelo de administración pública posible?
  • Andalucía ha avanzado en estos años, sí. Hay más carreteras, colegios, hospitales, universidades…, pero eso hay que gestionarlo y la crisis económica, junto con la idea de que lo público es malo, pueden hundir por completo nuestra comunidad autónoma.

Que los andaluces hayan votado una y otra vez lo mismo nos sitúa ante la tesitura de pensar que, o bien el PSOE lo ha hecho muy bien, o bien la oposición lo ha hecho muy mal. Hay otra opción, quizás más pesimista, que dice que ninguno lo ha hecho bien. Juzguen ustedes mismos. En estas elecciones, Andalucía se enfrenta a un cambio político y económico necesario, gane quien gane las elecciones. Las posibilidades de que el próximo gobierno de la Junta de Andalucía tenga las siglas del Partido Popular son amplias, pero también puede atisbarse en el horizonte un posible pacto IU y PSOE. No obstante, este pacto, si no desarrolla un potente programa ideológico, social y que contemple todos aquellos cambios que Andalucía necesita, puede ser un golpe peligroso, sobre todo a IU, que se juega ahora ser verdaderamente una llave para el cambio en Andalucía desde la perspectiva de la izquierda y cuyo hipotético pacto con el PSOE puede alejar a un importante porcentaje de personas de esta coalición. Hasta el día de las elecciones no sabremos lo que los andaluces decidirán.
No he querido escrutar aquí los distintos casos de corrupción imputados a la Junta de Andalucía pero, quizás, junto con la dependencia de las corporaciones financieras, sea uno de los mayores obstáculos a la democracia. Dicho esto, el espectáculo que dan PSOE y PP echándose en cara los diferentes casos de corrupción perpetrados por uno y otro se convierte en algo desolador que desapega, aún más, a los ciudadanos de la política.

2 comentarios:

  1. Muy bueno!! yo, como jerezana, estudiando en la universidad de buenos aires me han pedido que haga un estudio sociologico sobre mi comunidad. La verdad que estos datos me vienen genial para mi trabajo! gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias! Me alegro de que te sirva. Un saludo.

    ResponderEliminar