viernes, 27 de julio de 2012

ANÁLISIS DE LA EPA DEL 2º TRIMESTRE DE 2012

La Encuesta de Población Activa del segundo trimestre de 2012 vuelve a mostrar unos datos demoledores: 5.693.100 desempleados. La imparable escalada del desempleo nos lleva a tener en España una tasa de parodel 24.63% y una tasa de actividad del 60,08%. Por comunidades autónomas, la que menos desempleo registra es el País Vasco con un 14,56 % y la que más, la ciudad autónoma de Ceuta con un 39,47%, seguida por Andalucía, que se encuentra en segundo lugar con una tasa de paro del 33,92%.
Según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, el número de hogares que tienen todos sus miembros activos en paro experimenta un aumento de 9.300 respecto al trimestre anterior y se sitúa en 1.737.600. Estos datos son totalmente insoportables y nos están condenando a vivir una depresión económica sin igual. Para visualizar mejor el problema del desempleo y la falta de actividad económica, analicemos una serie de datos tomando Andalucía a modo de ejemplo (hay que tener en cuenta el margen de error establecido por la estadística oficial). En este análisis tendré muy en cuenta la tasa de actividad, cifra que muchas veces se pasa por alto, pero que me parece crucial para sostener mi tesis. Paso a exponerla:
  • Andalucía cuenta con una tasa de paro del 33,92% y una tasa de actividad del 59,08%.
  • El número de ocupados es de 2.655.400 personas frente a 1.362.900 que se encuentra en situación de desempleo.
  • Andalucía tiene una población total, según el padrón municipal del 2012, de 8.437.681 personas.
  • El porcentaje de ocupados frente a la población total es del 31,47%, lo que hace que la población dependiente de esos cotizantes sea del 68,53%.
  • La población en el conjunto de España asciende a un total de 46.196.278. Si relacionamos esta cifra con el total de ocupados (17.417.300), podemos ver que estos últimos suponen un 37,70% del total. Jubilados, desempleados, estudiantes, niños y otros “inactivos” dependen de la actividad económica de ese 37,70% de la población que está ocupada. Con estas cifras, una administración no se puede mantener mucho tiempo. En Andalucía y en el resto de España los datos son de emergencia nacional.
No sólo es el Estado del Bienestar, sino toda una estructura institucional y democrática la que está totalmente en peligro por la falta de recaudación del Estado. El problema es el desempleo y, junto a éste, una economía sumergida que está lastrando todo ápice de modernización.Somos, a las cifras me remito, un país que retrocede a pasos agigantados a las cuotas económicas de un estado en vías de desarrollo. Reducir el gasto público inversor, subir impuestos a los asalariados, bajar sueldos, sólo hace que ese porcentaje de ocupados disminuya su capacidad de consumo, subiendo más el paro y rebajando aún más la recaudación a la par que nuestra deuda sube sin parar. Una espiral totalmente peligrosa que no traerá nada bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario