miércoles, 22 de agosto de 2012

ANALIZANDO EL DESEMPLEO: EL PARO JUVENIL


Las cifras de desempleo entre los menores de 25 años son totalmente escandalosas. A nivel nacional, España ostenta un triste récord con una tasa de paro juvenil del 53%. Analicemos mejor los datos para ver de dónde obtenemos dicha información:
 


Fuente: Encuesta de Población Activa segundo trimestre 2012. Elaboración propia.


La población activa es la cantidad de personas que, estando en edad de trabajar, o bien lo están haciendo o bien están buscando un empleo de forma activa. En síntesis, diremos que la población activa es la suma de ocupados más parados. En  España tenemos una población activa menor de 25 años de 1.797.300 personas. El número de desempleados asciende a 957.500, lo que supone una tasa de desempleo del 53,27% (la tasa de desempleo la calculamos dividiendo el número de desempleados entre  el número de activos y multiplicándolo por 100).

 
En Andalucía, estas cifras son bastante mayores. Veamos cuánto:
 
 
 
Fuente: Encuesta de Población Activa segundo trimestre 2012. Elaboración propia.
La población activa en Andalucía menor de 25 años es de 368.000 personas, de las cuales 233.200 están desempleadas y 134.800 están ocupadas. La tasa de desempleo para los menores de 25 años se sitúa en el 63,36%, alrededor de un 10% por encima de la nacional, lo que no se aleja mucho de la diferencia entre  la tasa de desempleo general de España y la que tenemos en Andalucía.

Hay que decir que la media de desempleo juvenil en Europa oscila alrededor  del 22% a fecha de enero de 2012.
 
Estas cifras de desempleo juvenil en España son un fracaso total. No sé si la culpa es  del sistema educativo, del sistema productivo, de las políticas de empleo,  de los políticos, de las familias o de todos a la vez, pero, desde luego, estos datos son una calamidad. Tener una gran cantidad de gente joven abocada al desempleo conlleva frustración, impotencia y, seguramente, una calma tensa a punto de explotar. Aunque muchos dirán que peor es quedarse desempleado con 50 años y familia, yo les diré que sí, que tienen razón, pero la generación futura, la que debe de tirar del carro de la economía y el empleo, necesita un futuro. Si les quitamos el futuro, seguramente este castillo de naipes que se llama sistema político-económico se desmoronará.


Héctor Jerez Losada. Politólogo y consultor laboral.

2 comentarios:

  1. Con estos datos todas las políticas que has comentado podemos decir que han sido un fracaso. Sí que pienso que cuanto mayor nivel educativo tiene la gente es mejor para la sociedad, pero no creo que ir a la Universidad por motivos no académicos (eso lo he vivido de cerca) es un fracaso para la persona que dedica tiempo a algo que no le gusta, no acabará y cuesta dinero al Estado. El problema es que en este particular país parece que si no vas a la universidad eres más tonto que el que no va y no se potencian y profesionalizan otro tipo de trabajos (me refiero a la Formación Profesional). No hay capacidad en España de absorber a la gente que sale de un sistema educativo primario y secundario muy deficiente sino eres del Opus o mucha pasta para ir a un Colegio Bilingüe de elite.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo, el problema de la formación en España viene de mucho años atrás. Tenemos muchos universitarios y muchos con nivel básico de formación, pero poca formación profesional.
    Muchas Gracias por el comentario Esteban!

    ResponderEliminar