jueves, 27 de diciembre de 2012

ALGUNAS PROFESIONES EN LA ERA DE LOS SOCIAL MEDIA

El mundo está cambiando muy deprisa, eso todos lo sabemos. Además, las tendencias en el mercado laboral, tremendamente lastrado por la crisis, son negativas en cuanto a creación de empleo se refiere. Lo que ocurre es que el sector de las Nuevas Tecnologías (TIC) sí parece aguantar el tipo. Tal y como se comenta en este artículo, se trata de profesiones que crecen a pesar de la situación económica.
A continuación,  y viendo el interés creciente que suscita lo relacionado con las redes sociales, he decidido recopilar algunas de las profesiones más comunes en este mundo de  Internet y los social media.  A saber:
·         Community Manager. El más conocido, si cabe. Una moda que ha comenzado en la actualidad y de la que no se deja de hablar en el mundo laboral.  El Community Manager  dinamiza las redes sociales y, por extensión,  la comunidad  virtual generada alrededor de una empresa o marca. Es el enlace entre  los usuarios o consumidores y la empresa.  Debe escuchar activamente a su comunidad y captar lo más importante de lo que se mueve por las redes y que esté relacionado con ellos, seleccionando, eso sí,  la información que le interese y actuando, por ejemplo, en casos de crisis de marca o polémicas. También sería interesante analizar qué no es un Community Manager, lo que se desarrolla en este artículo de Marketing Directo  Aun así, he leído tantas opiniones y funciones  que, a veces, no termina de quedar del todo claro qué es esta profesión. Pero supongo que con el tiempo se irá aclarando más. Dentro de las habilidades y capacidades que exige el puesto de  Community Manager están  las de ser un buen comunicador y controlar las herramientas específicas que le sean necesarias para desarrollar su actividad.
 
·         Content Curator. Otra palabreja. El “Curador de Contenidos” sería aquella persona  que se dedica a buscar información relevante para la empresa, filtrarla y usarla para la creación de contenidos o estrategias, así aportaría temas para los bloggers de la empresa y un largo etcétera.  Lo que ocurre es que últimamente me parece que se fusionan las profesiones de dinamizador de redes (Community Manager) y curador de contenidos o ésa es mi opinión. Aquí se define muy bien qué es el ContentCurator.
 
 
·         Blogger profesional. La misma palabra lo dice. Aquellas empresas que tengan un blog corporativo como canal de comunicación, deberían contar con un profesional en estos ámbitos. Como estáis viendo, estas tres primeras profesiones pivotan alrededor de la información. La creamos, la dinamizamos y la filtramos, siempre en un ámbito de reciprocidad, tal y como funciona el mundo 2.0.
 
·         Responsable de SEO (Search Engine Optimization), optimización para motores de búsqueda,  y SEM (Search Engine Marketing), marketing de motores de búsqueda. Es fundamental en el mundo de Internet controlar estas dos áreas.  Ya todos o casi todos entramos en Google cada vez que buscamos una información. Si queremos aparecer entre las primeras opciones del buscador, ya es hora de familiarizarnos con el SEO. Qué palabras he de usar y qué cosas he de hacer para que Google me indexe o no es crucial, ya que en Internet, como canal de marketing, los buscadores son la clave. También podemos decidir pagar por publicidad, pero entonces estaríamos hablando de SEM. Términos como “pago por click” o “pago por impresiones”  son de los más comunes en esta profesión.
 
·         Programador web y analista de páginas web. Claro, no podemos olvidarnos de los maestros. Diseñar una buena web, utilizando ya los criterios 2.0, sigue siendo una actividad demandada. Lo que ocurre es que ya se ha sumado la necesidad de evaluar el impacto de la web (visitas, tráfico, etc.).  Veo que este análisis está muy relacionado con el SEO, ya que es clave analizar bien de dónde viene el tráfico de nuestra página para optimizar la búsqueda.
 
Éstas son algunas de las profesiones digamos “puras” que se están creando en la era del Social Media.  Pero, claro, es posible que el que se dedica a actualizar el blog también dinamice las redes, haga SEO, o el diseñador web se encargue de otras funciones. Lo que está claro es que las nuevas profesiones exigen especialidad, sí, pero también capacidad de adaptación y una continua formación. ¿Qué pensáis?, ¿alguna profesión más que surja de este interesante mundo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario