martes, 12 de marzo de 2013

ALGUNAS IDEAS SOBRE EL PLAN SOCIAL MEDIA


He ido recogiendo algunas ideas en la red sobre lo que debe ser o, por lo menos, lo mínimo que debe contener un Plan Social Media. Ya sabéis que, tal y como expuse en su día en este artículo,   me interesan mucho las ventajas de la planificación estratégica, ya sea vía un plan de empresa o, si hablamos de otras organizaciones, un plan estratégico de desarrollo.

En los años que llevo como blogger y usando las redes sociales, he aprendido una cosa fundamental: sin estrategia, es como navegar en mitad del océano con una barcaza y sin brújula.  Podemos cometer el error de pasar horas y horas en la red deambulando y no sacarle el partido que puede ofrecernos. No hablo a nivel de ocio, esos momentos en los que navegamos por Internet para “pasar el rato”, sino desde  una perspectiva más profesional. Si eres una empresa o un profesional que quiere construir una marca personal en la red, más vale ponerse a planificar.

Considero que hay tres grandes fases, dos de las cuales se desarrollan en este artículo,  que debemos diseñar. A saber:
·       
  •       Análisis. Tenemos que conocer nuestra situación a nivel interno y externo. A nivel interno hay que analizar en qué redes estamos, si tenemos blogs, si nuestra página web se actualiza con frecuencia, cuál es su tráfico, etc. A nivel externo, hay que estudiar qué hace la competencia y observar bien cómo se comportan las empresas y entidades de nuestro sector. Aquí podemos desarrollar el famoso análisis DAFO, que nos permitirá tener un esquema detallado de nuestra situación.  Cuando hayamos  establecido un análisis en profundidad, es hora de pensar si de verdad nos interesa estar en las redes y cómo debemos estar. Así que pasamos a la segunda fase.


  •      Planteamos la estrategia. ¿Cuáles deben ser las redes en la que queremos estar? ¿Nos interesa un blog corporativo? ¿Qué segmento de población nos interesa?, ¿en qué redes se encuentran? Una vez que contestamos a estas preguntas, es momento de definir objetivos específicos sobre contenidos y dinamización de estos en la red. Número de actualizaciones, horas, tipo de contenido, foros profesionales en los que nos moveremos, línea editorial… Todo debe estar determinado en nuestra estrategia.


  •    En tercer lugar, la evaluación. Sin evaluación no sabremos si nos estamos equivocando o no. Qué buscamos: ¿seguidores, comentarios, “me gusta”, clientes, diálogo con los usuarios de un servicio, lectores en nuestro blog…? Es hora de ponerse a cuantificar los resultados.


     ¿Qué más añadiríais a estas ideas?

Más información:




No hay comentarios:

Publicar un comentario