jueves, 27 de junio de 2013

Analizando el libro Cypherpunks

Continuando la entrada que escribí ayer sobre tecnología  política, hoy os voy a hablar más en profundidad  de Cypherpunks, un libro que retrata las conversaciones entre Julian Assange y otros tres activistas del ámbito de la comunicación y la red que os paso a enumerar: Jacob Appelbaum, Andy Müller-Maguhn y Jérémie Zimmermann. Además, este libro cuenta con un interesante prólogo escrito por Enrique Dans.

Como sabéis, Julian Assange fue uno de los fundadores de Wikileaks, una organización sin ánimo de lucro que se dedica a desvelar información, protegiendo las fuentes, sobre usos y abusos del poder.  Son famosas sus publicaciones sobre, por ejemplo, la guerra de Irak y el comportamiento del ejército en ese conflicto, entre otras píldoras sobre asuntos turbios que han ocurrido alrededor del mundo.

Wikileaks, desde su origen, ha sido asediada y fuertemente atacada. Assange se encuentra-  investigado y buscado por la justicia- refugiado en la embajada de Ecuador en Londres. Además, Wikileaks, que se financia a través de donativos, también sufre un bloqueo económico importante.  Dans lo explica muy bien en el prólogo: “utilizando VISA, Mastercard o PayPal puedes hacer donaciones al Ku Klux Klan, a organizaciones pronazis o a entidades que defienden el odio o el uso de la violencia…, pero no puedes contribuir a financiar a Wikileaks”.

El libro gira alrededor del poder que tiene la tecnología, no tanto para empoderar al ciudadano y aumentar sus libertades, sino como un instrumento perverso más propio de 1984 de Orwell. Todo está en la red, exponemos nuestra privacidad, nos relajamos, hablamos de cualquier cosa y expresamos nuestras opiniones políticas en Internet sin ningún control. Por encima, el poder escucha e investiga.

El título del libro, Cypherpunks, significa en realidad criptopunks. Este movimiento defiende el uso de la criptografía y otros medios parecidos para conseguir no ya que no nos controlen, sino un objetivo más amplio: un cambio social y político. El movimiento criptopunk surge en 1990 y está claro que fue un movimiento visionario, puesto que, por entonces, no era tan extendida esa falta de privacidad que podemos tener hoy en día  en Internet.

El libro se divide en varios capítulos: “Mayor comunicación versus mayor vigilancia”, “La militarización del ciberespacio, “Combatir la vigilancia total con las leyes del hombre”, “Espionaje del sector privado”, “Combatir la vigilancia total con las leyes de la física”, “Internet y política”, “Internet y economía”, “Censura”, “Privacidad para el débil, transparencia para el fuerte” y, por último, “Ratas en la ópera”.

La vigilancia en Internet ya es un hecho. Para ello, para controlar lo que funciona en la red, hace tiempo que se invoca a los cuatro jinetes del infoapocalipsis: terrorismo, pornografía infantil, blanqueo de dinero y la guerra a ciertas drogas. Invocando a tales  monstruos, todos los usuarios de Internet nos hemos convertidos en sospechosos, encontrando así la  justificación perfecta para  controlar las comunicaciones.
Para Assange y el resto de participantes en este libro, el ciudadano debe tener el control de la tecnología. Para ello, no sólo se debe defender el software libre, sino también el hardware libre. Cuando no tenemos el control de la tecnología, otros lo harán por nosotros.

No quiero seguir desvelando contenido del libro, porque es de máximo interés. Vivimos una época tremendamente convulsa, en la que la tecnología es el epicentro de innumerables acciones del ser humano. Hablamos de libertad y de poder usar los avances científicos y tecnológicos para vivir mejor, no para empeorar. Por eso es fundamental formarse en estos avances, entender Internet, entender la informática, preocuparse por dedicar tiempo libre para ponerse al día en nuevos conocimientos relacionados con este cibermundo.

El libro termina con una frase que me ronda -y supongo que lo hará  durante mucho tiempo- por la cabeza: “Sólo una élite rebelde y altamente tecnificada podrá ser libre”. Que cada uno la interprete como quiera.

Postdata:
Si queréis saber más sobre la utilización de Internet como herramienta de vigilancia, os recomiendo este artículo: 

Ficha técnica de libro
Título: Cypherpunks. La libertad y el futuro de Internet
Autor/es: Julian Assange en colaboración con  Jacob Appelbaum, Andy Müller-Maguhn y Jérémie Zimmermann
Editorial: Deusto

Número de páginas: 189

No hay comentarios:

Publicar un comentario