viernes, 28 de junio de 2013

La relación entre formación y desempleo

Esta semana he leído un titular en la prensa que ha llamado mi atención: “Los recién titulados que ni estudian ni trabajan suben un 69% en tres años”.

Con seis millones de desempleados que tenemos en España y un paro juvenil que supera el 50%, no es de extrañar que las cifras sobre licenciados y titulados que se encuentran en paro sean tan altas. Lo que ocurre es que, para seguir formándose, no sólo hace falta tener liquidez disponible para hacer frente al pago de tasas, másteres y demás cursos de especialidad, sino que además hace falta tener una moral por las nubes para seguir especializándose y no encontrar trabajo.

¿Dónde me formo? ¿En qué me formo? ¿Qué sector genera empleo? Son las eternas preguntas que nos hacemos muchos.
En la noticia también hay más información que, esta vez, me ha dejado lleno de desasosiego.  La OCDE  considera que “los jóvenes españoles de 15 a 29 años pasarán 2,5 en el paro y 1,1 inactivos (la media OCDE es 1 y 1,4, respectivamente)”. ¡Más de dos años en paro! Esto no hay cuerpo que lo aguante. A pesar de lo macabro del dato, el citado organismo estima que, a más formación, más posibilidades de encontrar empleo. Es cierto que las tasas de desempleo son mucho mayores entre los que sólo tienen la ESO, disminuyendo drásticamente entre los que tienen estudios universitarios.

Según sigue estableciendo el  estudio de la OCDE titulado “Panoramas de educación en España” , “el porcentaje de jóvenes que siguen estudiando después de terminar la  educación obligatoria ha crecido a un ritmo más rápido que la media de los  países de la OCDE”. Es evidente, puesto que mucha gente que dejó de estudiar para irse a trabajar a la construcción no encuentra ahora salida. Quien pueda, volverá a estudiar; y quien esté estudiando, no tiene más remedio que intentar continuar con su formación.

A continuación vamos a ver  una tabla que analiza el desempleo de mayores de 25 años en España en contraste con la media de los países de la OCDE.



Este gráfico demuestra, tal y como viene defendiendo el estudio, que a mayor formación, menor es la tasa de paro. El caso de España es todavía más sangrante que la media de la OCDE. Como podéis ver, en 2011 el 26,4% del desempleo pertenece a personas cuyo nivel formativo está por debajo de la segunda etapa de la Educación Secundaria. Por el contrario, un 11,6% del desempleo corresponde a personas que tienen nivel terciario de formación, mientras  que en la OCDE este dato se reduce hasta el 4,8%.
Esto también tiene su comentario, ya que el porcentaje de gente que no tiene estudios universitarios en España es muy elevado, por lo que es normal que, a nivel proporcional, el nivel de desempleados de este colectivo sea mayor. Habrá que ver cuál es el  porcentaje de personas con formación profesional  o universitaria desempleadas tomando como muestra la población con estas titulaciones. Entonces podremos  analizar mejor este dato.
@Hecjer

3 comentarios:

  1. Hola Héctor, muy interesante la noticia en tu blog acerca de desempleo y formación. Tengo tres noticias en mi WebLog Magazine acerca de esto, creo que podría darte respuesta a las tres preguntas que haces: ¿Dónde me formo? ¿En qué me formo? ¿Qué sector genera empleo?. Te envió los enlaces.

    http://cinco-y-media.blogspot.com.es/2013/06/barcelona-activa-preve-formar-7000.html

    http://cinco-y-media.blogspot.com.es/2013/06/mooc-la-innovacion-dentro-del-e-learning.html

    http://cinco-y-media.blogspot.com.es/2013/06/la-red-de-telecentros-de-cataluna-se.html

    Saludos,

    Francesc.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario, Francesc. Un saludo.

    ResponderEliminar