jueves, 25 de julio de 2013

A cuidar la red de contactos


Addeco ha hecho público un estudio que viene a confirmar lo que siempre se ha dicho en relación al mercado de trabajo: que la mayor parte de las ofertas de empleo, alrededor del 80%, ni se publica ni llega a ningún intermediador “oficial”.

Ya sabéis que los intermediadores oficiales en el mercado de trabajo son o bien los servicios públicos de empleo y las agencias de colocación, o bien las Empresas de Trabajo Temporal.  A estos intermediadores habría  que sumarles los portales de empleo de Internet, más aquellas ofertas que las empresas interesadas publican directamente con la idea de encontrar personal. Pues bien, todo este conjunto de intermediadores y tácticas sólo mueve el 20% de las ofertas que se crean.

El informe de Adecco compara el mercado de trabajo con un iceberg: sólo se ve un aparte minúscula de lo que hay. ¿Por qué es tan escasa la publicidad de las ofertas de empleo? Puede deberse a muchos factores: motivos de confidencialidad, ya que las empresas no quieren que se sepa que buscan personal; prefieren gente con referencias, pues la  confianza juega un papel fundamental; o también, en ocasiones, se busca al profesional directamente en su ámbito de trabajo debido a su talento o preparación, lo que obliga a la máxima discreción. Continuando con la información facilitada por Adecco, aquellos sectores que más ofertas mueven de forma “oculta” son los de banca, gran consumo y farmacia.

Por lo tanto, lo más importante en la búsqueda de empleo, como en muchos  asuntos de la  vida, es la red de contactos. La Networking se torna más importante que nunca. Tal y como estés conectado, así serán las posibilidades de encontrar trabajo. Cuando una empresa necesita a  alguien, primero pregunta a sus propios trabajadores o círculos cercanos. Las pymes, mayoritarias en España, necesitan tener referencias o, por lo menos, la confianza de que contratan a alguien de valía. Una vez que se agota esta vía, la empresa puede pasar a consultar aquellos currículum que haya recepcionado o, en último lugar, poner un anuncio o recurrir a un servicio de intermediación oficial.

En España se ha confundido  la Networking con el enchufismo, pero son diferentes, aunque sin contactos no puede haber enchufe. La Networking es que te conozcan como profesional y que esa gente que sabe lo que haces te facilite la búsqueda. Exige que seas un buen trabajador, no un “tonto útil”. Requiere que tengas formación, pero que se sepa que lo sabes aplicar al mundo real. En este ámbito, las redes sociales, los blogs y todo el mundo 2.0 suponen una revolución sin parangón. Si puedes crear una buena imagen profesional en el ciberespacio y contactar con muchos profesionales, tu red de contactos irá mejorando hasta que empiece a dar sus frutos. Pero no se debe obviar nunca el mundo fuera de Internet, ya que las relaciones personales, las conferencias, los encuentros  y las reuniones tienen mucha relevancia.

Cuida a tus contactos, conoce gente, relaciónate, trabaja en tu propio proyecto profesional. Quizás así tengas más fácil acceder a la base del Iceberg.




No hay comentarios:

Publicar un comentario