lunes, 30 de diciembre de 2013

Política y empleo para 2014. ¿Mejoraremos?




¿Creará España empleo en el 2014? Ante esta pregunta, mi respuesta es que no lo sé. No sabemos si bajará el desempleo lo suficiente como para alegrarnos, pero sí cabe decir que aumenta la precariedad. 

Como síntoma favorable que demostraría cierta tendencia positiva a la creación del empleo  para el año que viene, estaría fundamentalmente el dato que refleja una reducción en la destrucción de empleo y en el aumento del paro registrado. Como  describe el periódico Cinco días, “según los últimos datos disponibles de la Encuesta de Población Activa (EPA) en tercer trimestre la ocupación se recortaba a un ritmo anual del 2,7% frente al 4,7% del mismo periodo de 2012. Además, en noviembre el paro registrado descendió por primera vez en este mes. Y lo más importante, el número de desempleados en octubre (4.808.908) era menor que el de un año antes, por primera vez en los cinco años de crisis”.
Pero, claro, esto hay que matizarlo. Para empezar, la población activa -la suma de parados y ocupados- ha disminuido.



Como se puede ver en la tabla, la constante en el número de activos es de ir reduciéndose, teniendo, a fecha del tercer trimestre de 2013,  324.300 activos menos que en el tercer trimestre de 2010. Esta reducción en la población activa se debe principalmente  a varios motivos: los desempleados hastiados ya dejan de buscar trabajo, por lo que se “salen” del cómputo, o directamente se van de España a buscar nuevas oportunidades en otros países.

También hay que poner encima de la mesa otro dato: “8,2 millones tienen a todos sus miembros ocupados y 1,8 millones, a todos parados. Además hay otros 4,5 millones de familias sin ningún activo, que dependen en su mayoría de pensiones de jubilación”.

Por lo tanto, la situación plantea un panorama bastante turbio en el que no sabemos bien cómo evolucionaremos. También es importante resaltar que, además de la precariedad, el empleo que se crea es escaso. Dentrode los perfiles más demandados, y atendiéndome a un informe publicado por laconsultora Adecco, estarían los relacionados con el sector comercial y el tecnológico. Para el segundo, la formación es crucial pero, aunque todos  los desempleados se pusieran como locos a estudiar ingenierías, especialidades en SEO o finanzas, la cantidad de empleo que se crea ocuparía un porcentaje minúsculo de la gente que no tiene trabajo.

Además de potenciar la formación, hay que asegurar el crédito, la liquidez a las empresas, fomentar la actividad económica y mucho más. No puede ser que se nacionalicen bancos saneándose con dinero público y luego se regalen al sector privado.

Las políticas de empleo están vinculadas a las políticas económicas y todo, evidentemente, es política. No entro en la responsabilidad individual de cada uno para formarse, trabajar duro, movilizarse o lo que sea, pero sigo pensando que en una sociedad la economía, el empleo y la política son áreas indisolubles. ¿No afecta la formación profesional al empleo? ¿No afectan la bajada o subida de impuestos? ¿No afecta congelar el salario mínimo? ¿No afecta una mala distribución del crédito por parte de la banca sin que el Estado haga nada? Y la subida de la luz, ¿no afecta a nuestras empresas y familias? ¿Y el dineral que tiene que pagar un autónomo independientemente de lo que gane, no afecta al empleo? Pues sí, todo son decisiones políticas.

Fijaos si la política obstaculiza o fomenta el desarrollo económico que, en cualquier perfil ideológico en el que te muevas, o se santifica al Estado como gran proveedor frente a los malvados mercados o se sataniza al Estado por ser un elefante monstruoso que aplasta la mano invisible de la economía. Una actitud crítica hacia lo que hacen o dejar de hacer los dirigente que nos representan es algo sano en una sociedad democrática.
Por lo demás, como decía anteriormente, la responsabilidad individual de crecer y desarrollarse profesionalmente es vital. No vaya a ser que estemos todo el día viendo la televisión e insultando a los políticos culpabilizándolos de todos los males mientras se deja pasar el tiempo sin construir nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario