miércoles, 16 de abril de 2014

Andalucía, la región con más paro de la Unión Europea




Leíamos en la prensa recientemente que cinco regiones españolas son las que más paro tienen de la Unión Europea. De estas cinco, Andalucía, con un 36%, es la región líder en número de desempleados. Triste, muy triste.

Fuente El País


Tras Andalucía, Ceuta, Melilla, Canarias y Extremadura son las siguientes que tienen el lamentable honor de ocupar puestos tan elevados en una estadística tan oscura.  Todas ellas superan el 30% de paro.
El caso de Andalucía sigue siendo noticia, a pesar de tantas promesas de que el nuevo gobierno de coalición que lidera la Junta de Andalucía podría  invertir la situación. Tenemos un paro estructural galopante, propio de un país tercermundista, y lo raro es que no estemos aquí pegándonos los unos a los otros. Si bien es cierto que la economía sumergida y la red familiar son colchones que amortiguan el impacto social del desempleo y la crisis, no podemos olvidar que dicho colchón no puede durar toda la vida.
¿Debe estar condenada Andalucía a ser la última de la fila siempre? ¿Qué pasa con los planes de empleo, el turismo y la potencialidad de nuestra comunidad autónoma?
Si el poder político no puede ayudar a reducir el desempleo, ya sea activamente -mediante políticas de empleo-, ya sea pasivamente -no poniendo más obstáculos a la creación-, ¿para qué sirve entonces? Si un partido político dice que va a reducir el paro, hay que preguntarse cómo lo va a hacer. Si cuando llega al gobierno no lo hace, estamos ante un fraude.
Lo trágico de esta situación, además de las personas que viven un drama al estar paradas, es que las administraciones públicas se van echando las culpas en un juego patético de irresponsabilidad. Si la Junta no es responsable del paro ni el gobierno central tampoco, ¿para qué nos sirven ambos? Me parece lamentable cómo lo éxitos tienen muchos padres y los fracasos son huérfanos.
Y me pregunto: ¿qué pasa con el futuro? Analicemos las cifras de paro juvenil. Rescato un párrafo entero de la noticia que nos sigue hablando de la lista de regiones con más desempleo en la UE:
La ciudad autónoma de Ceuta (con un 72,7% de paro entre jóvenes de entre 15 y 24 años) se aupó del número dos de 2012 al primer puesto de este ránking, seguida por dos regiones griegas —Makedonia Occidental y Epiro—, Andalucía (66,1%) y Canarias (65,3%). Extremadura (61,7%) y Castilla-la Mancha (61,6%) —que entra de nuevas en esta clasificación— ocupan el octavo y noveno lugar, respectivamente. También aparece en la lista Martinica, que no estaba en 2012.
En fin, con estas cifras es difícil culpar del desempleo al individuo particular. Estamos ante una emergencia social y colectiva que requiere implementar políticas de empleo, independientemente del esfuerzo de cada cual para configurar su carrera profesional. Un 66% de paro entre los jóvenes andaluces no se reduce sólo con buenas esperanzas y motivación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario