lunes, 8 de septiembre de 2014

Bajar salarios no sirve




Que no, que no sirve bajar salarios para mejorar el mercado laboral español y aumentar la competitividad. Lo dice la OCDE. Si seguimos reduciendo la capacidad adquisitiva de los españoles, se incrementará la pobreza, se reducirá el consumo a mínimos históricos y la salida de la crisis se verá todavía más lejana. Y es que el ajuste está siendo brutal para las familias españolas. Las empresas de nuestro país dependen fundamentalmente de la demanda interna, por lo que no hace falta ser ninguna lumbrera para ver que la vía del empobrecimiento no nos lleva a ningún buen puerto.
Según se explica en la noticia, la moderación salarial no ha implicado bajada de precios. Esa ecuación liberal de que el mercado se ajusta en época de bajada de demanda, reduciendo a su vez los precios de todas las mercancías, sólo se ha visto cumplida en la mano de obra. Es cierto que se está percibiendo cierta deflación, pero la bajada de precios a nivel interno no ha superado el descenso salarial (por ejemplo, la luz sube y otros bienes también). Incluso aunque muchos productos sigan costando lo mismo que antes de la crisis, si cobramos menos, la capacidad de acceder a ellos se ve mermada.

Cito textualmente para poder ilustrar mejor el porcentaje de bajada que han sufrido varios países europeos:
“Desde comienzos de 2009 hasta finales de 2013, las cosas cambiaron para varios países de la zona euro, donde hubo fuertes descensos de la capacidad adquisitiva de los salarios, en particular en Grecia (-5,17% en ritmo anual), Portugal (-2,25%), Irlanda (-2,06%), España (-1,79%), República Checa (-1,68%) y Reino Unido (-0,98%)”.

Es importante recalcar que la estrategia enarbolada por la Troika y el gobierno español no está funcionando nada más que para acrecentar la desigualdad. La brecha entre ricos y pobres se incrementa. La pregunta es si aguantaremos mucho así, porque, aunque es mejor tener trabajo que estar desempleado, el número de trabajadores pobres está creando una bolsa de exclusión social considerable.
Según el catedrático emérito de Economía de la Universidadde Alcalá de Henares Juan Ramón Cuadrado, España debería cambiar su modelo económico, aumentando la competitividad por la vía de la innovación y la mejora de la calidad de sus productos, y no solo de reducir las plantillas o devaluar los salarios, como ha ocurrido hasta ahora”. De seguir como vamos, "la economía va a crecer y se va a crear algo de empleo, pero hay cinco millones de personas en paro y, según mis cálculos, habrá unos dos millones de personas que no van a tener más un puesto de trabajo".

Si el trabajo no sirve para insertarnos socialmente, tenemos un problema, y grave.  Como bien analiza el profesor, se estima que un porcentaje elevado de desempleados está prácticamente fuera de por vida del mercado laboral. No cabe duda: es necesario virar el rumbo de las políticas económicas y sociales.
Mientras tanto, el BCE sigue bajando el precio del dinero en busca de una mayor inyección de liquidez al sistema en una acción que levanta todas las sospechas. Estamos peor de lo que los gobiernos decían. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario