jueves, 25 de septiembre de 2014

Nuevo artículo: ¿carreras con salida?





“Una carrera con salida de las miserias de la vida”, cantaba en su día el clásico grupo de punk- rock  LPR. Se trata de la eterna reflexión que todo universitario se plantea alguna vez antes de iniciar sus estudios: “si me formo en lo que me gusta, ¿servirá para encontrar trabajo?”  Qué difícil es evaluar qué “títulos” serán los más demandados, sobre todo debido a la velocidad  con la que se transforma el mercado de trabajo. Profesiones que hace algunos años no existían, ahora están en la boca de todo el mundo. Estamos ante una economía líquida, como diría el sociólogo Zygmunt Bauman. De hecho, El 70% de los bebés de hoy trabajará en una profesión aúnno inventada”. ¿No debe esto obligarnos a cambiar nuestra forma de pensar? O, por el contrario, como es normal, plantearnos este reto nos provoca un vértigo creciente y angustioso que, posiblemente, paralizará a más de uno. Cuando se dice que la universidad tiene que acercarse al mercado de trabajo, se pide un esfuerzo de dinamismo y cambio constante que es muy difícil de implementar. Flexibilidad, precariedad, dinamismo, estatismo. Nos movemos en conceptos contrapuestos dependiendo del cristal con el que se miren.



La semana pasada hablé de los sectores  que más empleo crearán en España, pero también perfilé someramente algunos de los perfiles profesionales más demandados. Hoy profundizaré en esto último.

Según un estudiopublicado recientemente en la prensa,Administración y Dirección de Empresas (ADE), Ingeniería Industrial e Informática son las carreras con mayor proyección laboral para este nuevo curso universitario que comienza. Así lo refleja el último informe de Randstad Professionals”.


En fin, creo que nadie se extraña de que entre las primeras no haya ninguna de letras, máxime cuando se supone que, en la era de Internet,  las Humanidades, según pronosticó en su día el afamado investigador Marshall McLuhan, serían la fuente de conocimiento predominante. En la era de la información y la comunicación, los cambios sociales nos podían hacer pensar que áreas como la sociología, la filosofía, el periodismo o la filología, entre otras, destacarían más. Pero no, una vez más el instrumentalismo se impone. 


También destaca el informe que son importantes otras habilidades, como las comerciales.  Pero eso ya lo hemos hablado muchas veces. Si de lo que se trata es de vender, es igual que seas ingeniero o abogado, las habilidades comunicativas son primordiales si queremos captar clientes o fidelizar los que ya tenemos. ¿Estas habilidades se aprenden? ¿Nacemos con ellas? Digamos que una mezcla de ambas cuestiones. 


Sería interesante preguntar a los licenciados, una vez enfrentados al mercado de trabajo, las colas del paro, los eternos cursos y másteres, el perfeccionamiento de idiomas, etc., si se arrepientes de la carrera que escogieron. Quizás sí, pero, vista la fuga de cerebros que tenemos en España, parece ser que las salidas profesionales para nuestros universitarios no están dentro de nuestras fronteras. Por lo menos, no para  un gran porcentaje.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario