martes, 25 de noviembre de 2014

Sueldos en España: con esto y el paro no avanzamos




Hace poco se publicó  la estadística anual sobre Mercado de Trabajo y Pensiones en lasFuentes Tributarias (MTPFT) que, entre otras cosas, analiza el nivel de sueldos en España. He encontrado este resumen en el Blog Salmón que me ha parecido interesante traer a colación. Vamos a echarle un ojo a ver qué datos nos da.
  • El promedio del sueldo ha bajado un 1,4% al sueldo anual. El salario medio es  de 18.505 euros al año.
  • 7,7 millones de trabajadores son mileuristas o ganan menos.
  • El 34% de los 16.682.861 trabajadores perciben El Salario Mínimo (SMI) de 645 euros, en 14 pagos.
  • 74,7% de los algo más de un millón de personas de edades de entre 18 a 25 que trabajan en España cobra el SMI, lo que demuestra que la mayoría de la juventud se mueve en esta horquilla salarial (cuando no está desempleada o estudiando).
  • Del colectivo de edades entre los 26 a 35 años, el 38% cobró el SMI.

Con estas cifras y el VII 2014 Informe sobre exclusión y desarrollo social en España de Foessa  que os esquematicé hace poco, podemos tener una foto no sólo de cómo está nuestro país, sino de la proyección social que nos depara si no cambian las políticas y las circunstancias en un futuro: más pobreza, un paro estructural muy difícil de eliminar y, lo que puede ser peor, una cantidad cada vez mayor de trabajadores pobres.


 Pedir que bajen más los salarios, o sea, que se cobre menos del salario mínimo, sólo puede salir de mentes a las que la pobreza les da igual. Ya no basta refugiarse en que es bueno para la inserción laboral de los jóvenes. Como vemos, por encima de los 26 años y hasta los 35 -oficialmente ya no se es tan joven-, cerca del 40% cobra el salario mínimo. Es difícil hacer planes de vida con esos ingresos. Si llegan a tener una familia y, por circunstancias “flexibles”, se ve reducido drásticamente su sueldo, la situación sólo puede ir a peor.


Como bien establecía el Informe de FOESSA, la pobreza lastra la recuperación económica. Se reduce el consumo y esto mina aún más la capacidad de las empresas para vender. Pero no olvidemos que se quiebra, por culpa de la desigualdad, lo que se conoce como pacto social. ¿Pueden millones de personas vivir cada vez peor, mientras tenemos una minoría que vive cada vez mejor? ¿Tardará mucho en recrudecerse el conflicto social? Si no hay derechos, ¿se puede hablar de obligaciones?


Paro, pobreza y corrupción son problemas que preocupan mayoritariamente a los españoles. Por mucho que se intente sembrar esperanza en la recuperación económica que no llega y el miedo a otras opciones políticas  -que han llegado, pero que no gobiernan- lo importante es saber que quien no tiene nada, no tiene nada que perder.





Gráficos



 
Fuente: Agencia Tributaria


Lecturas que pueden interesarte:








No hay comentarios:

Publicar un comentario