domingo, 25 de enero de 2015

Elecciones en Grecia: gana Syriza




Las elecciones en Grecia se plantean como un plebiscito sobre las políticas de austeridad, a mi modo de ver erróneas, impuestas por la UE. El partido todavía en el gobierno, Nueva Democracia, es partidario de seguir la senda que ha llevado al país heleno a una auténtica situación de emergencia social. Ni los recortes del gasto público, la bajada de salarios y pensiones ni el despido de miles de funcionarios han conseguido que Grecia levante el vuelo. Y mucho menos reducir su deuda. Entonces, ¿en qué han basado su campaña electoral? Pues en el miedo a que Syriza gane. Ni más ni menos. 

Syriza, primera en las encuestas y, en el momento en el que amplio este artículo, ganadora de las elecciones, se ha situado en el otro lado de la mesa. Frente a los partidarios de las medidas de recortes, la organización liderada por Alexis Tsipras ha prometido renegociar la deuda y terminar con las políticas de austeridad. Eso sí, siempre en el contexto de la eurozona, mensaje que se ha potenciado de cara a las predicciones de muchos agoreros de que Grecia abandonaría el euro. Syriza ha emergido como un partido “patriota” que defiende los intereses ciudadanos frente a la ofensiva neoliberal externa e interna. O, por lo menos, es así como la información que he ido consultando presenta al izquierdista partido griego ( la que no rechaza directamente a Alexis por populista y radical). 

En las elecciones de 2012 Syriza pasó de un 5% de los votos a ser la segunda fuerza política del país, motivada, como no podía ser de otra forma, por el hundimiento sin paliativos del socialdemócrata PASOK. No olvidemos que Syriza significa ‘coalición radical de izquierdas’, lo que demuestra que tenía un mensaje ideológico claro que, aunque haya moderado por prudencia, no quita ni un ápice a su espíritu transformador y renovador. Otra cosa es lo que luego, tras las elecciones, sea capaz de hacer desde posiciones de gobierno.
También es de destacar el ascenso de Amanecer Dorado, el partido neonazi cuya violencia ha desembocado en que toda su cúpula termine en la cárcel. Esto no podemos perderlo de vista, porque el huevo de la serpiente lleva tiempo circulando por Europa. 

Sin lugar a dudas, las elecciones en Grecia tienen un interésenorme para todo el sur de Europa, pero sobre todo para España. Que gane Syriza puede generar un apoyo mayor a partidos como Podemos e IU y significar un nuevo marco dentro de la Unión Europea, que puede forzar a Alemania y a la Troika a plantearse sus políticas. O, quizás, se siga azotando el miedo y ahora nos espere una contraofensiva agresiva de los mercados financieros. Lo que ocurre es que, si muchos países se plantan, veo muy difícil que la UE, el BCE y el poder económico en su conjunto no den su brazo a torcer. Todo es cuestión de equilibrios, pero la tensión está a flor de piel y no se sabe bien cómo terminará todo.

Para poder ver  en profundidad las semejanzas y similitudes entre Grecia y España, os traigo una serie de datos recopilados en este artículo y que he ampliado:

Población: Grecia: 10,9 millones de habitantes; España: 46,5.
Deuda pública: Grecia “ya comenzó la crisis financiera internacional como un Estado sobreendeudado y los desequilibrios ocasionados durante la crisis del euro elevaron los niveles por encima del 170% del PIB”. España empezó la crisis con una deuda de alrededor del 40%; ahora está cercana al 100% del PIB.
Rescate y renta nacional: en Grecia se ha rescatado al estado griego en su conjunto, interviniendo así directamente en la política del país. El rescate heleno ha costado unos 240.000 millones, el 74% de su PIB. El rescate en España se ha circunscrito al sector financiero,  con una línea de crédito facilitada por Europa de unos 100.000 millones de euros destinados a sanear el sector. Esta suma supone más o menos el 10% de nuestro PIB.
Recortes: En Grecia han sido más acusados. El artículo mencionado pone como ejemplo el gasto sanitario: “entre 2009 y 2012 el coste sanitario anual por persona en Grecia ha pasado de los 2.104 euros hasta los 1.611 euros (un desplome del 23%). En este mismo periodo, en España ha pasado de los 2.172 euros hasta los 2.043 euros (una caída del 6%)”.
El Producto Interior Bruto: El PIB griego ha caído un 25% en los últimos cinco años, los que refleja una situación prácticamente de posguerra. Sin embargo, España, desde el 2010, ha vivido un descenso del 4% en su PIB.
Desempleo: aquí estamos muy emparentados, pues reflejamos tasas por encima del 20% de desempleo.
Pobreza: “mientras en España la tasa de población en riesgo de exclusión supera el 27%, en Grecia se sitúa por encima del 35,7%. Más de un tercio de su población al borde de la pobreza”, según  datos extraídos de Euroestat


Están por ver las similitudes políticas entre el ascenso de Syriza y la meteórica subida de Podemos en las encuestas, a pesar de que, realmente, con quien está hermanado Syriza es con IU. Pero con nuestra coyuntura actual, el desarrollo de la coalición de izquierdas españolas está en el aire. Nos espera un año políticamente muy entretenido. 

Lecturas recomendadas:




No hay comentarios:

Publicar un comentario