jueves, 12 de noviembre de 2015

Ninis, empleo y economía digital

Según leo en el diario 20 minutos, los nuevos perfiles profesionales más demandados en la economía digital son estos:
  • Técnico de sistemas virtuales o en Cloud Analista de datos
  • Especialista en seguridad
  • Técnico o administrador de sistemas distribuidos
  • Diseñadores de experiencias de usuario
  • Programadores Desarrolladores de inteligencia artificial
  • Data Scientists
  • Jefe de proyecto
  • Gestor con cultura en las nuevas generaciones de datos
La noticia se hace eco de una reunión de expertos organizada por MBIT Schoos en la cual, según dichos especialistas, los sectores que más demandan estos profesionales son "el Internet de las Cosas, las administraciones públicas, la ciberseguridad y la inteligencia artificial".
Como se puede ver, son perfiles ultraespecializados  y de alta cualificación que, sin lugar a dudas, suponen un yacimiento importante de empleo, pero evidentemente insuficiente. Habrá que estimar cuantitativamente si esta economía digital será capaz de crear cientos de miles de empleos y no quedarse en algo testimonial y elitista. Porque una cosa está clara: ya no vale solo con innovar, debemos crear puestos de trabajo estables con total urgencia. ¿Será la economía digital la que dinamice nuestro mercado laboral?
Otros expertos dicen que estos perfiles reflejan la entrada en una nueva era por parte de las empresas, en las que la competitividad se hace en base al conocimiento. Más conocimiento es mejor competitividad, y eso se multiplica de tal forma que la empresa termina mejorando sus beneficios y creando empleos en todos sus estamentos, desde el más cualificado hasta el que lo está menos. No obstante, la tecnología ha incrementado la productividad sustancialmente, por lo que destruye el trabajo tan rápidamente que no nos da tiempo a crear nuevos nichos, por un lado, y formar a la población, por otro.
Cambiando de tercio, pero muy al  hilo de la formación, encontramos otra noticia interesante, y es la existencia de ninis, o sea, jóvenes que ni estudian ni trabajan. Según los datos, en nuestro país tenemos millón y medio de chavales en esta situación. Para ser más exactos, “la última Encuesta de Población Activa (EPA) muestra que en España hay 1.549.300 personas de 16 a 29 años que son ninis, una situación a la que se han incorporado 244.200 personas en el tercer trimestre”.  Así es muy difícil adaptarnos a la economía basada en el conocimiento.
Ahora es el momento de enfrentarnos al eterno retorno y a los problemas que surgen de la gran transformación tecnológica y económica que llevamos viviendo desde hace tiempo. Mis preguntas para el debate son las siguientes:
  • ¿Creará la economía digital todo el empleo que se necesita?
  • ¿Estará la población activa formada para las nuevas demandas laborales? A tenor de lo leído en el informe de los ninis, es obvio que no.
  • ¿Qué pasa con la formación profesional en España? ¿Y con la formación para el empleo? Son dos herramientas fundamentales para mejorar la empleabilidad de la  gente y parece que no se utilizan todo lo bien que se debería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada