lunes, 11 de enero de 2016

¿Qué es el Indicador AROPE de riesgo de pobreza y/o exclusión social? Concepto y datos.




El concepto de pobreza ha ido evolucionando con el tiempo y abarca cada vez más variables. De hecho, se utiliza más bien el término exclusión social como una fase en la que el individuo se encuentra al margen de lo que se supone que son los estándares de una sociedad: no sólo se trata de  cuestiones de ingresos económicos, sino de formación, participación social y política o lazos sociales. Pero, ¿cuándo se está oficialmente en riesgo de exclusión? 

Según podemos leer en la web del INE, “el concepto de riesgo de pobreza y/o exclusión social se amplía para considerar no solo los términos monetarios (nivel de renta) sino utilizando un concepto multidimensional de pobreza y/o exclusión social incorporar los tres subindicadores siguientes: la tasa de riesgo de pobreza después de transferencias sociales, la carencia material severa de bienes y los hogares que presentan muy baja intensidad de trabajo. Las personas se cuentan solo una vez en el caso de estar incluidas en más de un indicador de riesgo de pobreza y/o exclusión social de los mencionados anteriormente. Este indicador no se aplica a las personas de 60 y más años”.

Según la “estrategia europea 2020”, las personas que están en riesgo de pobreza y/o exclusión social se clasificarían por el indicador AROPE (en sus siglas en inglés: At Risk of Poverty and/or Exclusion).
Por tanto, una persona  entraría en riesgo de exclusión social cuando:
  • ·         Vive con bajos ingresos (60% de la mediana del ingreso equivalente o por unidad de consumo),
  • ·         Sufre privación material severa (4 de los 9 items definidos posteriormente)  
  • ·         Vive en hogares con una intensidad de empleo muy bajo (por debajo del 20%).
En caso de estar incluida en dos o tres condiciones, la persona se contabilizan solo una vez. 

¿Cuánto es el 60% de la mediana?
En España, el Instituto nacional de Estadística, siguiendo los criterios de Euroestat, establece que en 2013 el umbral de riesgo de pobreza para los hogares de una persona se situó en 8.114  euros.  
Exponemos a continuación los 9 ítems a los que hace referencia la definición anterior. Entendemos que una persona tendrá carencia material severa cuando no pueda disfrutar de, al menos, 4 de los siguientes indicadores:

1) No tener retrasos en el pago del alquiler, hipoteca, recibos relacionados con la vivienda o compras a plazos.
2) Mantener la vivienda con una temperatura adecuada durante los meses fríos.
3) Hacer frente a gastos imprevistos.
4) Una comida de carne, pollo o pescado cada dos días.
5) Ir de vacaciones fuera de casa, al menos una semana al año.
6) Un coche.
7) Una lavadora.
8)  Una televisión a color.
9)  Un teléfono.

Entenderemos como personas que viven en hogares con muy baja intensidad de trabajo aquellas “de 0 a 59 años que viven en hogares en los que sus miembros en edad de trabajar lo hicieron menos del 20% de su potencial total de trabajo en el año anterior al de la entrevista (periodo de referencia de los ingresos). Se calcula el número de meses en los que los miembros del hogar han estado trabajando durante el año de referencia, y por otra parte el total de meses en los que teóricamente esos mismos miembros podrían haber trabajado. Se calcula el ratio y se determina si es inferior al 20%.”

El INE nos muestra un ejemplo que creo que es interesante para entender el indicador anterior: “En un hogar con dos adultos en el que solo trabaja uno a jornada completa, la intensidad de trabajo sería del 50%; si trabajan los dos a jornada completa la intensidad sería del 100%; si uno de los adultos trabaja a media jornada y el otro a jornada completa, la intensidad de trabajo sería del 75%.”

Pobreza en España
Veamos una serie de gráficos y tablas extraídos de la encuesta de condiciones de vida realizada por el INE. (http://www.ine.es/prensa/np844.pdf




Como se puede observar, la crisis ha mermado considerablemente los ingresos de los españoles. Como consecuencia de esto y como vemos en la tabla siguiente, el umbral de pobreza disminuye.



  

Fuente:INE 


El indicador AROPE establece que el 32,9% de los jóvenes menores de 16 años estaba en 2013 en riesgo de exclusión social.  



Como se puede observar, la tasa AROPE implica más indicadores, por lo que el riesgo de exclusión es mayor que si sólo nos centramos en calcular la población por debajo del umbral de la pobreza.
Características de la persona excluida
Atendiendo a los datos, la población desempleada y con bajos estudios tiene más probabilidades de estar bajo el umbral de la pobreza. Además, la pobreza en los extranjeros procedentes de la UE también es mayor.

 

Fuente: INE



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada