lunes, 28 de marzo de 2016

Buscar trabajo es un trabajo y mapa conceptual para planificarnos.


En algunas de las charlas que, como voluntario en Cruz Roja, he impartido sobre búsqueda de empleo online, he notado cómo muchos asistentes se sorprendían de que hubiera tantas herramientas orientadas a que encontremos trabajo. Blogs, videocurrículums, portales de empleo, redes sociales profesionales… Infinidad de posibilidades que, en su infinita complejidad, nos obligan a estar dedicando cada vez más horas a la ardua tarea de buscar un empleo.

Tengo que deciros que yo no diferencio entre mundo online y offline. Me da igual dar una tarjeta en persona y que miren mi blog; me supone lo mismo utilizar LinkedIn para contactar profesionalmente y luego organizar una reunión; y un largo etcétera. La búsqueda de empleo sólo respondea una estrategia planificada y las herramientas utilizadas son eso, herramientas, pero el concepto es el mismo.

Como podréis ver al final de este artículo, he realizado un mapa conceptual sobre cómo organizarnos para buscar trabajo. Mi opinión, y la de muchos profesionales, ha sido siempre la misma: si estás unas 40 horas en cualquier trabajo, ¿por qué vas a dedicarle menos a buscar empleo?
La búsqueda de empleo partirá de una serie de pasos:

1.       Definir mi perfil y proyecto profesional. Esto  me obliga también a conocer qué demanda mi sector de interés. ¿En qué quiero trabajar? ¿Qué piden para ocupar ese puesto?
2.       Un segundo paso estaría relacionado con la autocandidatura y a la construcción de red de contactos.  Nada es más eficaz en la búsqueda de empleo que tener bien localizadas a las empresas que pueden contratarme; pero, también, conocer gente del sector, profesionales de RRHH u otros empleados puede ser esencial de cara a ocupar una vacante. Se estima que alrededor del 80% de los puestos se ocupan mediante la red de contactos - principalmente- y la autocandidatura.
3.       En el tercer paso iremos a los portales de empleo, intermediarios (ETT, agencias de colocación, servicios públicos de empleo…) y las redes sociales de Internet. Aquí es donde se pueden fusionar estrategias, como puede ser utilizar LinkedIn para hacer red de contactos o seguir a nuestras empresas  en las redes sociales para estar al día. Si quiero ganar visibilidad, el blog es una buena opción.  
4.       Evaluación de mi búsqueda. Aquí me daré cuenta de si mi perfil es lo suficientemente empleable, si mi ámbito geográfico es demasiado reducido, si me falta formación, etc. Es posible que en mi fase de evaluación me dé cuenta de que me falta, por ejemplo,  un nivel de inglés aceptable para trabajar en lo que quiero. Si me pongo a estudiar este idioma, todavía estoy encuadrado en la búsqueda de empleo. Es decir, que mi estrategia no descansa nunca, independientemente de que me esté formando o no.



Muchas veces lo primero que hacemos es darnos de alta en los portales generalistas de empleo como locos, en los cuales hay miles de personas como nosotros. No hemos dado el paso previo, que es contactar con las empresas que nos interesan e intentar ir creando una red de contactos. Si dedico 30 horas a la semana a buscar empleo, lo normal es que el 80% de ese tiempo lo dedique al segundo paso, y luego el 20% restante a todo lo demás. Como veis, cuántas más horas productivas dediquemos a nuestro objetivo, más rápidos irán nuestros procesos: Antes encontraremos empleo o llegaremos a la fase de evaluación, por lo que tendremos margen de maniobra suficiente para virar nuestro rumbo lo antes posible. No es lo mismo llegar a la evaluación al tercer mes de nuestra búsqueda que al segundo año. Ya lo dije hace tiempo, la media de búsqueda de empleo está en 18 meses, por lo que debemos aprovechar el tiempo al máximo.




2 comentarios:

  1. Muchas gracias por tu artículo. A mi me ha venido bien, lo que podría ser un 5º paso, apuntarme a cursos de Cámara de comercio, Federación de empresarios..., y así conocer a posibles empresarios y otros candidatos y si tengo pensado ser autónomo posibles clientes.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Macarupe. Un saludo.

    ResponderEliminar