jueves, 21 de abril de 2016

Sobre repetir elecciones


Hace unas semanas me preguntaron mi opinión en Infoactualidad sobre la más que posible vuelta  las urnas. De todo lo que dije, se publicó el siguiente extracto:

Además, Héctor Jerez, politólogo, blogger y consultor laboral almeriense, también opina que sería un fracaso volver a las urnas. Apunta que “repetir elecciones para seguir con la misma correlación de fuerzas es marear la perdiz para quedarnos igual y solo provocaría más desafección  política y, por extensión, un aumento de la abstención”. Argumenta que no es muy coherente, en esta época donde las mayorías absolutas son difíciles de alcanzar, “no poder gestionar situaciones como la actual, en la que ningún partido puede gobernar si no cuenta con los demás”. Esta circunstancia “deja en evidencia a nuestra clase política”, señala el politólogo.

En realidad, dije mucho más, os paso todo el texto que envié como respuesta  porque creo que repetir elecciones no nos asegura un mejor escenario. Aunque nunca se sabe.

Sobre si es un fracaso o no repetir las elecciones, en mi humilde opinión, es evidente que sí. Debemos analizar el escenario político tal y como es: los ciudadanos han generado con su voto una situación en la que los partidos están condenados a entenderse. Sin embargo, desde el mismo día de las elecciones, muchos veíamos como poco probable un acuerdo de legislatura dadas las posiciones enfrentadas de prácticamente todos los partidos. No se quiere negociar con los nacionalistas, no se quiere ceder ante Podemos, Podemos no quiere abstenerse para apoyar al PSOE, y el Partido Popular, seguramente el principal beneficiario de repetir las elecciones, solo cuenta consigo mismo para poder gobernar. Repetir elecciones para seguir con la misma correlación de fuerzas, como sostienen muchas encuestas, es marear la perdiz para quedarnos igual y solo provocaría más desafección política y, por extensión, un aumento de la abstención. Tampoco parece lógico que, si hemos llegado a una época en la que las mayorías absolutas van a ser muy difíciles de alcanzar (creo que esto es positivo), no poder  gestionar situaciones como la actual, en la que ningún partido por sí mismo puede gobernar si no cuenta con los demás, deja en evidencia a nuestra clase política. Sé que para los más fanáticos de los distintos partidos, que solo entienden la política como un gobierno absoluto del grupo político que jalean, es difícil entender esta idea. Pero debemos acostumbrarnos a sociedades plurales, a la negociación y al debate sosegado sobre aspectos concretos.

La segunda cuestión que se me plantea, sobre si es posible ver a Pedro Sánchez como próximo presidente del gobierno, la veo complicada  por varios motivos. A saber:
Pedro Sánchez sería presidente si el PP le diese  su apoyo, lo cual es prácticamente imposible, ya que el PP solo se apoya a sí mismo y no estaría por la labor de desalojarse del poder. Por lo tanto, por este lado no lo veo.
Un acuerdo con Podemos también me parece difícil. Que Podemos entrara en el gobierno anularía lo que el PSOE ha pactado con Ciudadanos (un acuerdo demasiado precipitado y denso que, creo, ha dificultado también negociar con otros partidos). Además, Pedro Sánchez tiene problemas con los barones de su partido, que se han mostrado contrarios  a negociar tanto con Iglesias como con los independentistas. ¿Cómo es posible firmar un acuerdo solo con Ciudadanos y pedir al resto de la izquierda que le dé su apoyo incondicional? ¿Echar a Rajoy justifica dar un cheque en blanco?
Un escenario más probable, pero también complicado, es que Podemos se abstuviera, dejara gobernar a Sánchez y luego se negociara política por política. Esta última, que sería un camino interesante para explorar, puede atentar contra un sector importante del electorado de Podemos, que se muestra muy crítico con el PSOE y su trayectoria en el poder (no olvidemos los recortes de la época de Zapatero).  Por otro lado,  Podemos está cómodo en época electoral; es evidente que es una maquinaria eficiente para pedir votos. Pero, ¿se puede estar siempre en campaña?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada