miércoles, 10 de agosto de 2016

Redes sociales para lo personal o para lo profesional


En muchas de las charlas que he dado sobre búsqueda de empleo a través de Internet, he expuesto el símil entre la reputación tradicional, o sea, lo que dicen de nosotros fuera de la red, y lo que podrían pensar de nosotros dentro de ella. Si hay comentarios, actitudes, análisis, imágenes nuestras que no nos gustaría que estuvieran colgados por las paredes de cualquier calle de nuestra ciudad, ¿por qué nos da igual compartirlas en Internet?

No importa si estás buscando trabajo  o no, plantéate las redes sociales como algo profesional y punto. Gestiona bien tu Facebook, ten cuidado con lo que sueltas por Twitter y ten tu perfil de LinkedIn actualizado. Si no estás en ninguna red, es posible, no quiere decir que no haya posibilidades de que te etiqueten o de que aparezcas en el muro de algún colega. Saber controlar la reputación digital es esencial.

Para mí todas las redes sociales son susceptibles de ser usadas para temas profesionales, no sólo LinkedIn. Se pueden  crear listas en Facebook y seguir páginas de interés; o bien contactar con personas de nuestro sector sin ningún problema. Pero es importante que sepamos separar lo personal de lo profesional de forma nítida. Ese típico chiste soez que nos parece gracioso e ingenioso puede no serlo para nuestros contactos profesionales. Por lo tanto, crear listas de amigos y listas de intereses -estas últimas para las páginas que seguimos- es esencial para controlar nuestro Facebook. Una vez dominamos las listas, nos dará igual tener feedly, hacerlo en Twitter, organizar nuestro LinkedIn o lo que sea. Siempre he pensado que la red social de nuestro amigo Zuckerberg es de las más complicadas por la cantidad de posibilidades que ofrece.

En un reciente artículo de redesy marketing se da una serie de consejos para gestionar bien nuestras redes. Lo más importante con diferencia es pensar primero qué imagen queremos dar: ¿qué quiero que se diga de mí?, ¿qué tipo de profesional soy? Pero, claro, para eso debo conocerme en profundidad, tal y como comenté en otro artículo sobre la importancia del autoconocimiento (ya de camino dejo una serie de herramientas para facilitar la tarea en este enlace  )

La búsqueda de empleo ya está digitalizada. No hay vuelta atrás. O dominamos estas herramientas o nos quedamos fuera de multitud de oportunidades. No es una cuestión de conseguir el trabajo de nuestros sueños, no seamos ingenuos, simplemente es vital para acceder a cada vez más procesos selectivos, sean para trabajar de lo que sea.
Lecturas recomendadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada