jueves, 25 de mayo de 2017

Pedro Sánchez gana las primarias: ¿ahora qué?


Pedro Sánchez consigue una mayoría absoluta en las primarias superando a la que se consideraba favorita en todas las quinielas: Susana Díaz.  En mi opinión, varios son los motivos por los que Sánchez ha ganado de forma tan contundente:
  • Ha sabido vender su papel de víctima de los poderes fácticos y de los barones del partido. Supuestamente, el querer un gobierno de izquierdas coaligado con Podemos fue motivo para que le dieran puerta. No digo que él lo quisiera, pero ha sabido venderlo.
  • Ha podido canalizar el descontento de las bases con sus élites. No le han hecho nada bien a Díaz las fotos con Zapatero, Felipe González o Guerra. Son dirigentes históricos… pero no dinamizadores de un voto que el PSOE está perdiendo a chorros: el de los jóvenes.  
  • Patxi López, que no era mal candidato, no tenía mucho para ganar, pero Susana Díaz ha hecho una campaña a todas luces nefasta. Vender que ella gana elecciones y Pedro no, ha sido insuficiente. ¿Propuestas? ¿Pactos?
  • De Despeñaperros para arriba, Susana Díaz tiene un discurso que genera rechazo. Solo hay que ver los resultados en Valencia y Cataluña. Además, toda la jugada le ha salido mal: si pensaba que Sánchez sería un candidato efímero, que se tragaría los rencores de los votantes por la crisis y la pésima gestión de ésta por parte de Zapatero, para luego surgir como la líder que iba a reconstruir al partido, se ha perdido.

Díaz sale muy tocada. Pero es que, quizás, viendo los datos,  es a todas luces una líder sobrevalorada por ahora. Es cierto que obtiene buenos resultado en Andalucía, comunidad donde el PSOE tiene una fuerte estructura que permite que gane las elecciones cualquier candidato (y donde sí es cierto que Susana Díaz se reafirma), pero los resultados dentro de su propio partido pueden hacerla tambalear. ¿Qué hará en el futuro? ¿Se volverá a presentar? Al ser un animal político como lo es, seguro que todavía hay juego para rato.

Como decía, Pedro Sánchez se rebela contra las élites y por eso gana. ¿Seguro? Todo lo que ha implementado ha sido pensado para salvarse a él mismo. Lo ha conseguido, puesto que ha encarnado una revuelta de las bases, pero otra cosa será lo que va a hacer en un futuro. Tiene dos opciones:
  • Sumarse a la moción de censura, lo cual es difícil, porque no es candidato y eso supondría  obligar a los diputados a desdecirse de la abstención a cambio de darle poder a Podemos. Otra opción es que Podemos retire la moción y que el PSOE presente la suya propia. Este escenario está por explorar, pero tampoco creo que PSOE caiga en este campo.
  • Obligar a que haya elecciones, que es lo que creo que va a pasar porque se ve fuerte y hay que aprovechar la luna de miel de las primarias.

Por lo tanto, el futuro del PSOE es incierto. ¿Le hubiera ido mejor en las elecciones generales al PSOE con Susana Díaz, o era la candidata que mejor le vendría a Podemos? ¿Y con Pedro Sánchez, tras los debacles electorales que cosecha? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario