lunes, 7 de enero de 2019

Mi experiencia con Instagram


Llevo todas las navidades experimentando con Instagram (buceando en todas las opciones o, por lo menos, muchas de las que ofrece) para ver las posibilidades que esta juvenil red social puede ofrecerme como profesional y persona a la que le gusta el mundo audiovisual. Quizás llego tarde, pero  me he puesto al día lo más rápido posible en el poco tiempo que tenía.
Instagram tiene otro tipo de códigos y formas distintos a Facebook y Twitter. La imagen es la reina. Incluso los enlaces son difíciles de añadir, por lo que tendría dificultades para pasar aquí buena parte del contenido que comparto en redes. Primero está la foto o el vídeo y en la descripción, muy pequeñito, está lo demás (a no ser que  editemos o, en el caso de las historias, tuneemos más el contenido, como veremos más adelante).
No obstante, tiene una serie de posibilidades  que no me interesa esquivar.
  • Instagram es fácil de usar. Si queremos subir o hacernos una foto no tiene grandes complicaciones, así como añadir unos cuantos filtros y editarla con algunas de las herramientas que se facilitan. Lo que no he podido hacer es añadir texto a una foto desde Instagram, para ello utilizo o bien el editor de imágenes del móvil o Snaapseed, otro editor que estoy utilizando que me ofrece opciones más que aceptables.
  • Puedes subir vídeos de un minuto, a los cuales puedes también añadir algún que otro filtro, pero tampoco te permite añadir textos. Eso sí, se puede controlar la duración y cortar el vídeo para que se suba lo que se quiera.
  • Las historias. Aquí es donde se nos puede ir la cabeza. Miles de opciones (también las tenemos  en Facebook) de fotos, filtros, textos, animaciones, vídeos en directo, emojis,  música y un largo etcétera de posibilidades para un contenido que dura poco más de 20 segundos. En mi caso, soy fan de ellas; incluso se pueden encadenar varias si lo que se quiere contar no cabe en la duración de una simple historia. Desde mi punto de vista, buscar la creatividad y la experimentación puede permitirnos aprender mucho de la creación audiovisual. Dichas creaciones  pueden influir en otros campos del marketing orientado a nosotros mismos, como puede ser un vídeo currículum o, simplemente, la promoción  de nuestros servicios o de un producto concreto.

Y nada más y nada menos. Mucho más sencillo que Facebook, cuyos niveles de complejidad requieren cada vez más tiempo para sacarle todo el provecho; y también lejos del ruido de Twitter, cuyos contenidos se disparan como balas en una película de Sergio Leone. En muchos ámbitos, Instagram, sobre todo para los más jóvenes, es la red social que más crece en popularidad.
Como os decía, en mi caso, utilizaré Instagram para el ámbito cultural y la experimentación, desligándola de los contenidos propios de “Politólogo en red” y acercándola más a los de mi blog cultural https://palabrasdesdeelsotano.blogspot.com/ .

A la hora de seguir a gente,  opto por perfiles conocidos por mí y creadores audiovisuales que me puedan ayudar a ir aprendiendo nuevas narrativas y formas de expresión. En resumidas cuentas, por ahora Instagram es una red social que voy a utilizar para el ocio, como creo que la mayoría de los que la usan. Aunque si tenéis una empresa, también se puede crear una cuenta de empresa con unas características que todavía no me ha dado tiempo a comprobar.
Lo dicho, me podréis encontrar en @hectorjerezl.

domingo, 16 de diciembre de 2018

Las nuevas profesiones y profesiones cambiantes



Fuente PIXABAY
En una sociedad tecnológicamente avanzada como la nuestra -y que seguirá evolucionando hasta no sabemos dónde- lo importante no solo son las nuevas profesiones. Es necesario adquirircompetencias digitales cada vez más avanzadas para poder usar la tecnología de la forma más productiva.
Un canal de YouTube para difundir nuestra información,  un mínimo de conocimiento de la nube para el trabajo colaborativo, dominar conceptos básicos de seguridad informática, ofimática, redes sociales… En fin, son tantos los campos transversales para cualquier profesión que debemos, como he dicho otras veces, dedicar cada vez más tiempo libre a ponernos al día en nuevos conocimientos. O, como es lógico, las propias empresas deberían facilitar esta formación a sus empleados.  

Según leo en “Puro Marketing”, que se hace eco de una encuesta a chavales sobre sus preferencias laborales, el 12% responde que quiere ser youtuber, influencer o Community Manager. No obstante, el 21% dirige sus preferencias hacia la medicina, la abogacía, la ingeniería o la enseñanza.

Estos datos son importantes, porque un youtuber puede ser un abogado que se dedica a explicar conceptos de su rama a través de Internet. También pueden serlo un músico, un ingeniero o un arquitecto. Pero me temo que estas profesiones están, en la mente de los chavales, exclusivamente ligadas a personajes como el Rubius, un auténtico fenómeno de masas que ha sabido localizar muy bien su target y dar el pelotazo. Es necesario que sepamos que estas herramientas pueden ser utilizadas por gente más allá del humor, los videojuegos o las bromas telefónicas. O, en el caso de un  Influencer, debemos explicar bien qué es: ¿Alguien que tiene muchos seguidores y recomienda productos previo pago? ¿Alguien que es experto en sectores muy concretos y consigue influenciar a sus seguidores?

Si estas profesiones se abren paso, o sea, son demandadas  progresivamente por las empresas, también el sistema educativo debe adaptarse. Vivimos en un mundo prioritariamente audiovisual y el papel es un residuo clásico que reduce la eficacia y la efectividad de equipos de trabajo. ¿No es importante no solo aprender a leer y escribir correctamente, sino saber editar vídeos? ¿No es importante aprender la historia de la humanidad utilizando además YouTube o la nube para trabajo colaborativo y de divulgación?
Sé que es difícil cambiar cosas que llevan décadas haciéndose, pero tampoco es muy normal que no sepamos ver que Internet requiere formación, información y responsabilidad y que tanto los padres como el sistema educativo tienen su papel esencial.


domingo, 9 de diciembre de 2018

Algoritmos e identidad profesional

fuente: Pixabay

La reputación online siempre ha sido importante de cara a construir un perfil profesional, pero, tras leer este artículo de Dans, me atrevería a decir que es más fundamental aún.
Los algoritmos tendrán en cuenta toda nuestra huella digital, pero la incertidumbre se crea cuando analizamos la huella digital de años, incluso de la época en la que jóvenes menores de edad participan en las redes. El ejemplo que se pone en el artículo es de una herramienta que busca información de candidatas que quieren trabajar como babysitter. Si unos padres van a meter a alguien a cuidar de su hijo, es importante saber quién es. Antiguamente las referencias procedían  de amigos y familiares, pero ahora quizás sea mejor ver qué pone en Instagram, Facebook, etc., y descartar que cualquier majara se quede a cargo de unos pequeños.

Además, no aparecer en las redes sociales -sobre todo por parte de generaciones que consideran que es mejor no estar ahí animados aún por tiempos nostálgicos en los que no había casi ni Internet- puede ser contraproducente. ¿Qué me dice este candidato? ¿Por qué está tan oculto? ¿Pretende esconder algo? ¿Seguro que no utiliza Internet? ¿Es un desfasado o es su estrategia?
Dans lo deja claro:

Algoritmos de este tipo evidencian una cuestión que debería ser obvia, pero que no lo era para muchos: lo que escribes en público en una red social es ni más ni menos que eso, una publicación  analizable por cualquiera, que automáticamente pasa a definirte y, en muchos sentidos, a etiquetarte. Si te dedicas a verter bilis contra todo lo que se mueve en una red social, estás dejando claras cosas que van desde tus afinidades, fobias y filias, hasta en muchos casos tus sesgos ideológicos o de otros tipos, o tu actitud ante la vida. En determinados procesos de selección, ese conjunto de características que revelas en función de tu participación pueden perfectamente formar parte de las actitudes que la compañía que ofrece un puesto puede querer analizar, y pueden, en algunos casos, dejarte fuera del proceso.”

A veces el ego se superpone a la prudencia y confundimos la libertad de expresión con vomitar lo primero que se nos ocurre. Cada uno es libre, pero vivimos en un mundo de consecuencias, y toda acción tiene una reacción. Aunque seas un buen profesional, quizás esa empresa no está interesada en tu perfil y te descarta por ser una persona violenta y conflictiva en las redes sociales, porque es la imagen que estás proyectando. Somos lo que proyectamos y, aunque creamos que no, la imagen que construimos en Internet es lo que verá la gente.

En ocasiones hemos hablado sobre cómo es posible que las empresas analicen el Facebook de los candidatos, cuando es LinkedIn la red de empleo por antonomasia. La respuesta es sencilla: da más información. Así que cuidado, nuestro CV no termina en un Word, sino que se configura a partir de mucha información, casi toda vertida por nosotros mismos.


domingo, 2 de diciembre de 2018

Resultados elecciones Diciembre 2018 Andalucía

Los resultados de las elecciones de este domingo 2 de diciembre han sido de infarto. Por primera vez tras más de 30 años de gobierno del PSOE se abre la puerta a que la derecha dirija la Junta de Andalucía, tras el crecimiento de Ciudadanos y la fuerte irrupción de VOX en el parlamento. 

El PSOE se deja por el camino muchos votos, pero es que la suma de Podemos  e IU tampoco ha cuajado. No suma, sino que resta. 
Por lo demás, es urgente que Pedro Sánchez se plantee el adelanto electoral. Se avecinan curvas en la política española, tras años de crisis económica, política y social. La cuestión básica es hacia dónde nos dirigimos. Estaremos atentos. Seguiremos profundizando en el análisis.



Especial Elecciones Andalucía Diciembre 2018 en Politólogo en Red

Hoy dedicamos un especial a las elecciones andaluzas que transcurren en esta jornada del 2 de diciembre. Iremos recopilando datos relativos a la participación así como los primeros adelantos en relación a los resultados.


22:32
Pues ya parece definitivo que los resultados en Andalucía muestran que habrá un cambio histórico. Tras décadas de gobierno del PSOE, la derecha puede gobernar en Andalucía. VOX irrumpe con fuerza en el parlamento y Ciudadanos también sube con potencia. El debate ahora será cómo se configurará el gobierno y cuáles serán las consecuencias ne toda la estructura de la Junta de Andalucía.   


22:26

Os paso un pantallazo de los resultados electorales y la comparativa con 2015. Al 96% del escrutinio. 





22:15

92,07% escrutado

PSOE 33, PP 26, Cs 21, AA 17, VOX 12  

22:05

86,94% escrutado
PSOE 34, PP 26, Cs 20, AA 17, VOX 12  


22:00

Por lo que veo: 83% escrutado; PSOE 33, PP 26, Cs 21, AA 17, VOX 12 

20:11


 Sondeo a pie de urna. La encuesta del ABC de Sevilla da la victoria al PSOE con 36/38 escaños, seguido por el PP (22/26), Adelante Andalucía (18/20), Cs (19/21) y Vox entraría en el Parlamento (8/10)


20:00

Cierran los colegios electorales en prácticamente la totalidad de Andalucía, salvo en aquellos donde se retrasó su apertura.




18:13
Os paso un pantallazo que resumen la participación por provincias




18:04

Los datos de participación a las 18:00 son del 46,33%, frente al 51,41% del 2015


17:45
La participación en las elecciones andaluzas a las 14.00 horas baja cuatro puntos respecto a la de 2015 https://www.eldiario.es/_3230245a vía @eldiarioand #EleccionesAndalucía

jueves, 22 de noviembre de 2018

Google para buscar empleo


Hace tiempo que Google implementó una interesante herramienta para buscar ofertas de trabajo.  Es tan sencillo como poner Empleo en la barra de búsqueda  y la ciudad que queráis. En este caso optamos por Almería:



Si hacemos clic en la barra azul donde pone “Empleos” accederemos a la sección de empleo de Google:



Es recomendable que entréis con vuestro usuario de Google porque así podréis crear alarmas y, también, guardar aquellas ofertas que son de vuestro interés de forma sencilla. Como podéis observar en la imagen de arriba, al seleccionar en “Recibe alertas de esta búsqueda” llegarán a vuestro correo las distintas ofertas que se vayan publicando. Luego contaré más sobre esta opción.  

Las ofertas que se publican aquí vienen de otros portales y páginas, por lo  que Google Empleo funciona más como un metabuscador que como un portal propiamente dicho. En las dos imágenes que veréis a continuación se ve una oferta de Reponedor. Para acceder a la oferta habría que elegir la opción de “Solicitar en Adecco” y entonces os dirigiría a la siguiente imagen, que no es otra que la oferta publicada en la web de dicha ETT.



También podemos editar nuestra sección y elegir qué filtros utilizamos para la búsqueda. Por ejemplo:

Categorías:

Ubicación


Fecha de publicación

Tipo



Empresa



Una vez generado todos los filtros, podremos acceder a nuestros elementos guardados así como a las distintas alertas creadas desde el menú que reside justo debajo de la barra de búsqueda. 


Las alertas pueden llegar a vuestro correo al instante, diariamente o semanalmente. Creo que una buena opción sería diariamente, aunque ya depende del criterio de cada cual.



domingo, 18 de noviembre de 2018

Facebook Jobs: ofertas de empleo en Facebook



Facebook tiene habilitada un área para buscar ofertas de trabajo. Se llama Facebook Jobs y permite localizar ofertas de empleo que se publican en un ámbito geográfico concreto.
La opción se sitúa en la columna izquierda de nuestro muro (versión PC, justo en "explorar") o si es la versión móvil, en el menú de las tres líneas:




Una vez seleccionamos la opción "Empleos" saldrán una serie de ofertas como las de la imagen, localizadas en el ámbito geográfico que hemos puesto en nuestro perfil.


Podemos concretar la búsqueda especificando el tipo de empleo: Jornada completa, media jornada, pasantía (pasantía, por lo que he leído, se refiere a prácticas), etc., o, especificar también el sector en el que buscamos.


Una vez localizadas, al hacer clic en cualquier oferta veremos que viene con la información básica: puesto, tipo de jornada, ámbito geográfico y requisitos.

Si estamos interesados en una oferta tan solo hay que elegir “postularte” y se abrirá nuestro currículum de Facebook


Como podéis observar  Facebook tiene bastante información de nuestro perfil profesional. Si no nos hemos preocupado por incluir información profesional en nuestro perfil no pasa nada, siempre podemos editar haciendo clic en el icono del lápiz o agregar aquella información que veamos relevante. Cuando hayamos completado dicha información, seleccionamos la opción “enviar”.

Facebook Jobs es una herramienta que debemos tener en cuenta, aunque siempre he dicho que lo más importante en Facebook es seguir buenas páginas y perfiles profesionales y, sobre todo, crear listas para organizar los contenidos de forma correcta. Además, es fundamental separar red profesional de red personal, evitando conflictos gratuitos y compartir contenido que pueda comprometernos. No olvidemos nunca gestionar bien nuestra privacidad, impidiendo que cualquier nos etiquete sin que previamente autoricemos el contenido o que nuestra información personal quede expuesta de forma pública sin que lo hayamos meditado bien.

Sigamos con el empleo. No es necesario que todos los días hagamos búsquedas para ver si se ha publicado alguna oferta. Es indispensable saber utilizar los trucos que nos facilitan estas herramientas y, quizás el más importante, es la generación de alertas. Podemos suscribirnos a las alertas de empleo a través de la opción “Suscribirte”.


Una vez suscritos se nos notificarán las novedades en las ofertas de empleo según las categorías seleccionadas.

Más información interesante

Si os preocupa la privacidad de Facebook, os paso el artículo que escribí hace tiempo sobre cuestiones básicas de su configuración: Pinchad aquí.

Facebook prepara una serie de vídeos en los que da recomendaciones para buscar empleo. Es un salto más de esta red social orientado a convertirse en un portal especializado en empleo y formación. Podéis leer la información en este enlace.