domingo, 31 de marzo de 2019

Algunas apps interesantes para aprender inglés

Llevo unos meses inmersos en un contenido concreto para aprender inglés, mi eterna asignatura pendiente, y he ido recopilando una serie de recursos que creo que son interesantes para compartir con vosotros.  Ahí van algunas apps:

Wlingua

Es la que más utilizo, sobre todo en el autobús. Para aprender vocabulario es la mejor que he conocido hasta ahora, y la gramática también se te queda bien. Todas las lecciones  empiezan con una serie de palabras cuya pronunciación oirás, tanto en inglés americano como británico.
 Es gratuita casi en su totalidad, menos las explicaciones de gramática y los Reading. Pero por lo demás es bastante completa.
Su diseño y uso tampoco es nada del otro mundo, pero a mí me gusta y la utilizo todos los días.
Está organizado por niveles y existen un total de 60 lecciones.  Empiezas por un A1 y creo que termina con un B2. Todavía no he llegado y espero hacerlo pronto por mi bien.



Duolingo

Gratuita totalmente, aunque con anuncios, es una aplicación bastante útil para construir frases que utilizaremos en nuestro día a día. Los que viajamos al extranjero nos encontramos con situaciones que Duolingo ya ha previsto (lo que no ha previsto es la vergüenza que pasa uno cuando no te entiende nadie jaja). La base de esta aplicación es la traducción, tanto español-inglés como a la inversa. Tiene muchísimos idiomas, así que es difícil no encontrar alguno de interés.

Las lecciones viene estructurada no por temas gramaticales como wlingua, sino por áreas: “Saludos” “cafetería” “Viajes”. Cada área tiene 5 niveles y cada nivel múltiples lecciones.
Es repetitiva a no poder más, lo cual fija vocabulario y estructuras gramaticales, aunque canse. Te puedes crear metas diarias para que el búho, icono de Duolingo, te avise  de que te toca la lección diaria. También tiene ejercicios de pronunciación, lo que me encanta. Yo la alterno con wlingua para completar.

 Si veis que domináis las lecciones  se pueden realizar exámenes para avanzar de nivel. Simplemente se pulsa en el icono de la llave que aparece en la imagen de


El icono de la bombilla os permitirá acceso a una explicación somera de la gramática de la lección.


Busuu

Mejor que las anteriores, pero tiene poco contenido gratuito. Está repartido por lecciones. En la siguiente imagen se verá mejor:


Dentro de la lección salen distintos iconos (que representan diferentes campos como: vocabulario, diálogos, gramática…). Los que están en azul son gratis y los que están en amarillo son de pago. También hay una comunidad en la que puedes enviar ejercicios para que la gente que sabe inglés te lo corrijan o a la inversa, vosotros corrijáis ejercicios de gente que aprende español.
Esta app me gusta mucho, creo que explica muy bien la gramática y el vocabulario, además puedes crearte un plan de estudio. En mi caso, que he empezado de cero, estima que volveré a sacarme le B2 si estudio 20 minutos al día en 2022 ( sí, estoy llorando).

La editorial que gestiona esta app es McGraw-Hill, y según he podido leer pueden generar un diploma con el nivel alcanzado. La validez de este diploma la desconozco.


Rosetta Stone

Me encanta esta aplicación. También tiene algunas opciones gratuitas, aunque la mayoría de las lecciones son de pago. No obstante, es bastante intuitiva y tiene muchos ejercicios. Viene dividido por unidades y cada una contiene lecciones para trabajar distintas competencias.




Babbel

Babbel es una app muy interesante, pero limitada, en extremo, en su versión gratuita. Dividida por cursos, solo encontrarás gratis la primera lección y no en todos. De todas formas es para tenerla en cuenta, debido a su gran cantidad de ejercicios, explicaciones e hincapié tanto el listening como en la pronunciación. Es de las que más me gusta, con diálogos que recrean situaciones reales y multitud de vocabulario práctico.





Menrise

Pues pasa un poco como la anterior. Está muy bien, se aprende mucho vocabulario y listening, pero la mayor parte del contenido es Premium. De todas formas, tampoco pasa nada por pagar, la cuestión es probar todas las apps y ver la que más pueda interesar.



Tandem

Esta app todavía no la utilizado, aunque estoy dado de alta. Se trata de contactar con gente que puede ayudarte en tu aprendizaje. Es una especie de “red de contactos” de estudiantes de idiomas.
Es tan sencillo como completar el perfil y esperar a que otras personas estén interesadas en conversar contigo o, directamente, buscar perfiles que os puedan interesar y ponerse en contacto.






En vuestro perfil pondréis vuestros intereses, vuestra lengua materna y el idioma que queréis aprender.
También tiene una opción Premium que permite acceder a “Tutores” de aprendizaje y más ventajas, como saber quién entra en vuestro perfil.


Billinguapp
Esta app os permitirá acceder a una buena colección de audiolibros. Creo que no hay nada mejor para aprender un idioma que leer y, si escuchamos cómo se pronuncia, sobre todo en inglés que tan difícil es afrontar el listening, pues mucho mejor.  El audiolibro se descarga dentro de la misma app, por lo que se va  marcando el avance de la lectura y siempre empezaréis por donde lo dejasteis la última vez. 



continuará.





miércoles, 13 de marzo de 2019

Planificación y estrategia en el desarrollo profesional




fuente: https://bit.ly/2ChSxGH 
Hace poco leí un interesante artículo de Andrés Pérez Ortega sobre la necesidad de plantear una estrategia a la hora de organizar nuestra carrera profesional y, evidentemente, nuestro día a día.
Nos pasamos la jornada haciendo cosas, leyendo noticias en redes sociales, filtrando información, enviando correos o contenido… En fin, sumergidos en mares de datos que nos hacen perder poco a poco el tiempo y reducen nuestra productividad.
Ante todo esto, lo importante es la estrategia. Esta es la clave. Hacia dónde vamos y qué queremos. Una vez lo tengamos claro, un plan nos ayudará.  Estamos rodeados de ladrones de tiempo, pero, sin duda, querer hacerlo todo a la vez es el peor.  La cuestión, sobre todo a la hora de buscar trabajo o desarrollarnos profesionalmente, es que no nos tomamos en serio una serie de preguntas:
  • En qué quiero trabajar.
  • Qué formación y competencias debo tener para trabajar ahí. Ojo, no confundamos formación con titulitis. Se puede saber inglés muy bien y no tener certificado, pero en una entrevista es necesario demostrarlo.
  • Qué personas puedo conocer que  sean referentes de ese sector.

La primera pregunta, sobre todo cuando se es muy joven, puede diluirse. Muchos me dicen que no lo saben; otros, que les da igual trabajar en lo que sea (si estamos desesperados, es normal). Si no aclaramos esta cuestión, no nos sirven de nada los posteriores pasos.
En relación a la formación y competencias, es posible que, si soy universitario, me plantee opositar. Bien, no necesito más que el título y echarle un montón de horas. Pero si quiero otra cosa, necesitaré: másteres, idiomas, informática… El título solo no será suficiente. Aunque no seas universitario, la formación es fundamental trabajemos en lo que trabajemos. Mediante formación profesional o cursos especializados no solo se adquieren competencias para desarrollar el empleo, sino que además podemos conseguir realizar prácticas, que son ideales para adentrarnos en la experiencia profesional.
Personas referentes. Hasta que las máquinas nos quiten el trabajo, las personas somos lo más importante de las organizaciones. Si me dedico a un sector concreto, debo conocer a los máximos exponentes, seguir las publicaciones más importantes que me hablen de mi área de especialización y buscar en LinkedIn como loco a aquellas personas que puedan ser de mi interés profesional.
Una vez aclararadas estas tres cuestiones, solo debemos organizarnos: cuánto tiempo dedicaré a la formación, cuánto tiempo a buscar contactos, cuánto tiempo a filtrar y estar al día de contenidos de interés y cuánto tiempo al ocio. Si trabajo 40 horas a la semana, debo seguir profundizando: mi formación debe continuar y mi red de contactos obligatoriamente tiene que crecer y consolidarse.

domingo, 3 de marzo de 2019

Perfil profesional e Internet


En esta bitácora he escrito mucho sobre el tema, pero no está mal recordar algunas cosillas sobre el perfil profesional en Internet. Para ello, debemos preguntarnos, desde el punto de vista del que busca trabajo, qué es Internet. Desde mi humilde posición como investigador social sobre el tema, la red es, simplificando:


  • Un canal para buscar información sobre nuestro sector profesional, lo cual se traduce en conocer a empresas y profesionales de nuestro ámbito  laboral.
  • Un canal para acceder a ofertas de trabajo.
  • Un canal en el que ofrecer nuestros servicios.

Por lo tanto, esta triple acción, como si fuera uno de esos medicamentos anunciados a bombo y platillo por televisión, requiere que centremos nuestra acción en varios puntos.

1.- En nuestras redes sociales a aquellas empresas y profesionales que nos interesen. Aquí LinkedIn es la reina, pero Facebook y Twitter os pueden servir, porque lo que importa es que seáis unos grandes conocedores de estas empresas. ¿Qué ofrecen? ¿Dónde están? ¿Cuál es su política? ¿Y su filosofía?

2.- No soy muy partidario de centrar la estrategia del buscador de empleo en la red únicamente en localizar ofertas, pero es necesario controlar el tema. Aunque los portales son importantes (Infojobs, Infoempleo…), las apps de empleo, los metabuscadores y un largo etcétera, también hay herramientas interesantes -como son la aplicación de empleo de Facebook y Google empleo (os paso el enlace en el que hablo sobre el tema)- que pueden ser de mucha utilidad. 

Hay una herramienta, en mi opinión, superimportante para la búsqueda de empleo y se llama Google drive. Me da igual que se utilice Onedrive (con Dropbox tengo mis dudas). Me refiero a un servicio en la nube que os permita tener no solo vuestro currículum listo para descargar, enviar y/o editar, sino también un espacio para subir escaneada toda la documentación que necesitéis: diplomas, vida laboral, etc. La búsqueda de empleo empieza aquí; luego, todo lo demás. El Km 0, por tanto, de la búsqueda de empleo online se llama, repito, correo electrónico y servicio en la nube.

3.- En este punto es cuando, si queremos ofrecer nuestros servicios, es importante el blog. Es cierto que podemos compartir contenido interesante en nuestras redes -esto es necesario, porque demuestra que sois activos-,  pero esta información se pierde. El blog es el permanent link, por lo que escribir o tener un videoblog para mostrar vuestros conocimientos siempre, siempre es una buena opción.

Más información: