viernes, 22 de mayo de 2020

10 canales de YouTube para aprender Inglés.

Buenos días. Comparto con vosotros una interesante entrevista en la que se analizan 10 canales de YouTube para aprender inglés. Contamos con la participación de Elena, voluntaria, traductora y profesional  especializada en la tecnología y el aprendizaje de idiomas.

Good Morning. I share with you an interesting interview in which we analyzed 10 YouTube channels to learn English. We have the help of Elena, volunteer, translator, and professional specialized in the relationship between techology and how to learn languages

(Os paso también el vídeo donde se habla de Duolingo, una app muy útil para aprender idiomas:)













jueves, 21 de mayo de 2020

Pasaporte de inmunidad: ¿la nueva discriminación?


(Immunity passport: a new kind of discrimination?)


Leo en un artículo que, en la época de la fiebre amarilla, había un 50% de posibilidades de, o bien pasarla, o bien morir. Quien sobrevivía se hacía inmune y entonces entraba en un mundo lleno de posibilidades. Tal era así, que había gente que buscaba inmunizarse queriendo, jugándosela. Era eso o ser discriminado; era eso o morir seguramente de hambre. La dicotomía entre terminar con una pandemia mediante confinamiento y la ruina económica es como el dilema del prisionero. Tenemos opciones para actuar, pero sabemos que todos los caminos tendrán efectos negativos. Ponemos en la balanza los distintos daños y empezamos a tomar decisiones. No hay salidas fáciles.  


No está claro que una vez pasada la COVID-19 no nos volvamos a infectar.El dengue, por ejemplo, puede ser mucho más peligroso en la segunda infección. Pero aún así hay gente que habla de esta inmunidad. Imaginaos si fuera cierto: consumidores y trabajadores preparados para salir a producir y consumir sin necesidad de ningún tipo de medidas de seguridad. ¿Qué haría todo el mundo? Mucha gente buscaría infectarse,como ya se ha visto en EEUU, para poder conseguir esa tan deseada inmunidad. ¿Como se valorará, en términos de sueldo, el hecho de ser inmune? 


Pero es normal. Para viajar, trabajar, ¿nos pedirán este pasaporte? Los avances en biotecnología y genética puede abrir un nuevo escenario de control social y discriminación. Si a eso le añadimos aplicaciones que nos rastrean, podemos ir a un escenario similar al de “Esayo sobre la ceguera”, el genial libro de Saramago, en el que todos los enfermos deben ser aislados en una especie de campo de concentración, mientras que los sanos son libres. En este caso, el pasaporte de inmunidad, como en la película “Contagio”, puede ser lo más parecido a que te toque la lotería.En China han evolucionado mediante un fuerte desarrollo tecnológico en el control de los enfermos de COVID-19. ¿Quién nos dice que no será así en el futuro para todo tipo de enfermedades? 


Ya se habla de personas que están poniendo en su CV que han pasado la enfermedad. ¿Qué pasa si aún no lo has hecho? ¿Pueden negarte trabajar? Se abre un nuevo tiempo y nadie nos asegura que, en la Deep WEB, en un futuro inmediato, no se empiecen a vender pruebas falsas con positivos en anticuerpos o falsificaciones de pasaportes de inmunidad 


Estamos solo en el principio.Llevamos tantos años bombardeados de hedonismo y consumismo irracional que no estamos preparados para la crisis que vivimos. Nuestros abuelos vivieron guerras y posguerras y tenían un instinto de supervivencia que nosotros debemos desarrollar cuanto antes. El hecho de que tengan que obligar a usar mascarillas en la calle demuestra que un individualismo mal entendido puede llevarnos a la ruina. Hay un enemigo común: el SARS-COV2. 


Fuerza.

domingo, 17 de mayo de 2020

Infección por coronavirus y anticuerpos

Se ha publicado recientemente un estudio llamado de “seroprevalencia”. Ya os conté, cuando hablé de los tipos de tests que existen, que el serológico  busca conocer si tenemos anticuerpos o no. Existen dos tipos de anticuerpos:
  •  IgM (inmunoglobulina M), que los primeros anticuerpos en salir, aproximadamente a los 7-10 días de contraer la infección.
  • Los IgG (inmunoglobulina G). Son los más tardíos y, por lo tanto, los que duran más tiempo en el organismo. Se supone que estos deberían darnos inmunidad.

¿Existe la inmunidad de rebaño?
Para alcanzar la inmunidad de rebaño, un 60-70% de la población debería pasar la enfermedad. No obstante, no está demostrado del todo que sirva esto frente al COVID-19.No obstante, si damos por hecho que, al menos, algo de protección dan estos anticuerpos, solo 5% de población es un índice minúsculo.
Por otro lado, tampoco sabemos cuánto duran estos anticuerpos IgG: ¿semanas, meses o un año?
Y otro elemento importante:
Según el Profesor de Biología de la Universidad de Washington Carl T  Bergstrom:
“Herd immunity without vaccination requires a huge number of infections, at least 1-1/R0. But in practice, you get far more people infected than that due to overshoot. The cost in lives makes this approach untenable.”
La inmunidad de rebaño sin vacuna llevaría a un incremento de infecciones y muertes insostenible. Acordaos de que, cuando se saturan los hospitales, también muere más gente con otras dolencias fruto del colapso. 
¿Cuánta gente habría pasado la COVID-19 en España?
Pues el 5% serían unas 2.350.000 personas. Es una aproximación, pues solo se han hecho tests a cerca de 70.000 personas. Esto establecería la tasa de letalidad en alrededor del 1,1%, según estos datos.
Pero se dan otras curiosidades:
“Además, el 87% de los participantes que refieren haber tenido una PCR positiva, presentan anticuerpos IgG. En los posibles casos sospechosos, la prevalencia aumenta con el número de síntomas. Es particularmente alta, del 43%, en las personas que refieren anosmia (pérdida total del olfato). Finalmente, un 2,5% de los participantes que no refieren ningún síntoma presentaron anticuerpos IgG.”
No obstante, un estudio de Nueva York ya determinó que los asintomáticos sí generan anticuerpos. 

Fuente: El Diario.es



Fuente: El País

Lo que sabemos hasta ahora, y de eso dependen las cifras de letalidad, es que el virus es más peligroso conforme avanzamos en edades. Esta fotografía podría ayudarnos de cara a la desescalada: parece fundamental aislar a los colectivos vulnerables y permitir salir - con fuertes medidas de protección (distancia, lavado de manos y mascarillas)-, a los menos vulnerables para poder activar el país cuanto antes.

Pues sabiendo como sabemos que el virus puede permanecer en el aire y que los ojos pueden ser una forma de entrada de este en el organismo, ya no solo debería ser obligatorio el uso de mascarillas en lugares públicos, sino además en sitios cerrados con poca o ninguna ventilación. 
Otro dato importante,  sobre todo hay que mejorar el testeo y la trazabilidad de los casos. Según Kiko Llaneras en un artículo publicado por El País:
“En España se ha testado a personas enfermas y en hospitales, que son quizás el 10% de todos los infectados. Pero ahora que se rebaja el confinamiento, tenemos que detectar más casos aunque sean leves. La buena noticia es que eso está pasando: en las últimas semanas España está haciendo 30 test por caso. La no tan buena es que seguimos por detrás de Alemania (52), Noruega (103) o Corea del Sur (256).”


Entrevista con Manuel Moreno, TreceBits

Como hoy se conmemora el Día de Internet, os paso una interesante entrevista que tuvimos con Manuel Moreno, TreceBits https://youtu.be/iPm4YOtV5l8 Periodista, conferenciante, escritor y fundador de "trece bits", espacio pionero para informarnos sobre #redessociales e #Internet


sábado, 16 de mayo de 2020

Teletrabajo: ¿llega para quedarse?

Hay una cosa clara: si puedes quedarte en tu casa mientras dure la pandemia, es mejor hacerlo. Si puedes teletrabajar, es mejor hacerlo.

El teletrabajo es un concepto ambiguo. Acostumbrados como estamos a permanecer en centros de trabajo supervisados, debemos replantear bien qué exige trabajar desde casa. En mi opinión:

  • -          Buenos equipos informáticos con conexiones seguras. Incluso podemos necesitar dos monitores.
  • -          Una buena programación y planificación del tiempo y los objetivos.
  • -          Separar a la vida personal del trabajo, aunque compartamos mismo espacio.
  • -          Tener claro que lo importante son los objetivos, no calentar sillas.

 

La cuestión es que si estamos en casa, es posible que no desconectemos. En mi caso, al final, estaba todo el día trabajando y eso no es sano. Vestirte de calle diariamente y crear un espacio en tu casa solo para trabajar es necesario. Debe serlo.

Sin embargo, también podemos ir a modelos mixtos. Alternar teletrabajo con ir a la oficina me parece un buena idea siempre que se pueda. Pero, entonces, ¿por qué no avanzamos más en este modelo?

Leo en un artículo en el diario “El Mundo” que, al menos, el 30% de los ocupados podría teletrabajar, pero solo el 8% lo hace.

El artículo que menciono, que se hace eco de un estudio del Banco de España, establece que las personas que teletrabajan ven aspectos positivos y negativos.

·         Positivos: flexibilidad a la hora de organizarse y no perder tiempo en desplazamientos.

·         Negativos: falta de comunicación con colaboradores, sensación de trabajar en solitario y mayor dificultad de desconectar del trabajo.

En EuroNews también le dedicaron un artículo a la cuestión, sobre todo tras la noticia de que Twitter permitirá a sus empleados trabajar desde casa de forma indefinida.  En Europa,

  •   “before the coronavirus pandemic, homeworking remained the exception, not the norm”.
  • “According to Eurostat, in 2019, 5.4 per cent of workers aged 15-64 in the EU usually worked from home.
  • "This share has remained constant at around 5 per cent throughout the last decade," Eurostat notes.
  • "However, over the same period, the share of those who sometimes worked from home has been rising: from 6.0% in 2009 to 9.0% in 2019."

Tampoco es que en el viejo continente las cosas estén más avanzadas.



Holanda y Finlandia son los países con más teletrabajo, mientras que España, como vemos, está por debajo de la media europea (también lo están Alemania o Italia, por poner países potentes económicamente hablando). Estos datos son anteriores a la pandemia.

 

Más lecturas

https://www.enriquedans.com/2020/04/la-pandemia-y-la-tragedia-del-jefe-inadaptado.html

Cuestiones en mitad de la pandemia del Coronavirus

 https://politologoenred.blogspot.com/2020/05/algunos-cuestiones-en-mitad-de-la.html


domingo, 10 de mayo de 2020

¿Cómo nos podemos contagiar por el virus? La importancia de las mascarillas.


No soy de ciencias y nunca creí que en mi blog hablaría de estos temas. He recopilado una serie de enlaces gracias a un vídeo realizado por Pablo Fuente, que creo que es una de las personas que más está aportando al debate del COVID-19.

En dicho vídeo, de una hora más o menos, Pablo habla sobre cómo se expande el virus a través del aire. He tratado de quedarme con lo que creo más destacable. Os paso el enlace  https://www.youtube.com/watch?v=kmmGRLPfcPM&t=1s

ANÁLISIS
La Organización Mundial de la Salud afirma lo siguiente sobre cómo se contagia el Coronavirus:

Las infecciones respiratorias se pueden transmitir a través de gotículas respiratorias, que tienen un diámetro de 5 a 10 micrómetros (µm), y también a través de núcleos goticulares, cuyo diámetro es inferior a 5 µm. De acuerdo con los datos disponibles, el virus de la COVID-19 se transmite principalmente entre personas a través del contacto y de gotículas respiratorias. En un análisis realizado en China que incluyó a 75 465 casos de COVID19 no se notificó transmisión aérea”. Y aquí se acaba todo. Si el virus viajara por el aire de forma masiva, los contagiados serían mucho más y la R del virus no sería 2-3, sino un número mayor. No obstante, como en todo, hay excepciones. 

Cuando hablamos, tosemos o estornudamos, soltamos unas pequeñas partículas, dentro de las cuales puede estar el virus. De ahí que se hable de mantener una distancia de seguridad de dos metros. Además, si soltamos esas partículas y se quedan en la superficies, al tocar estas (mesas, barras del autobús, etc.) y no lavarnos las manos, podemos infectarnos también si nos las llevamos a la cara. Hasta aquí entendemos lo de la distancia social y el lavado de manos, pero, ¿realmente la distancia de dos metros es suficiente? ¿Pueden esas partículas, las más pequeñas, quedarse suspendidas en el aire durante un tiempo? Soy defensor de las mascarillas y, tras documentarme para este artículo, lo soy más. Es cierto que muchos de estos estudios que os voy a comentar están en preimpresión, o sea, no revisados por pares, pero no es menos cierto que pueden alertarnos de cómo funciona este Coronavirus. Más vale ser prudentes que pasarse de listos. 

Cuando estornudamos

En un estudio publicado en la revista científica Java Network, se dice lo siguiente:
Recent work has demonstrated that exhalations, sneezes, and coughs not only consist of mucosalivary droplets following short-range semiballistic emission trajectories but, importantly, are primarily made of a multiphase turbulent gas (a puff) cloud that entrains ambient air and traps and carries within it clusters of droplets with a continuum of droplet sizes. The locally moist and warm atmosphere within the turbulent gas cloud allows the contained droplets to evade evaporation for much longer than occurs with isolated droplets. Under these conditions, the lifetime of a droplet could be considerably extended by a factor of up to 1000, from a fraction of a second to minutes.”

Resumiendo, las partículas que soltamos una vez estornudamos, tosemos y exhalamos generan una especie de nube, no solo se dispersan de forma semibalística de corto alcance.  Las partículas aisladas  se evaporan antes que las que se encuentren en esta nube, lo cual hace que puedan quedarse suspendidas en el aire durante más tiempo. De segundos a minutos. Sí, minutos.


En la imagen anterior se puede ver un estornudo. La nube de gotitas puede alcanzar los ¡8 metros!

En el artículo podréis ver un vídeo donde se recrea un estornudo. Imaginad una sala cerrada con varias personas.

Sigamos:

 “Although no studies have directly evaluated the biophysics of droplets and gas cloud formation for patients infected with the SARS-CoV-2 virus, several properties of the exhaled gas cloud and respiratory transmission may apply to this pathogen. If so, this possibility may influence current recommendations intended to minimize the risk for disease transmission. In the latest World Health Organization recommendations for COVID-19, health care personnel and other staff are advised to maintain a 3-foot (1-m) distance away from a person showing symptoms of disease, such as coughing and sneezing. The Centers for Disease Control and Prevention recommends a 6-foot (2-m) separation. However, these distances are based on estimates of range that have not considered the possible presence of a high-momentum cloud carrying the droplets long distances. Given the turbulent puff cloud dynamic model, recommendations for separations of 3 to 6 feet (1-2 m) may underestimate the distance, timescale, and persistence over which the cloud and its pathogenic payload travel, thus generating an underappreciated potential exposure range for a health care worker. For these and other reasons, wearing of appropriate personal protection equipment is vitally important for health care workers caring for patients who may be infected, even if they are farther than 6 feet away from a patient.”

Me centro en lo que he subrayado. Las distancias recomendadas por la OMS y el CDC, de 2 metros máximo, no están considerando la posibilidad de que la nube se desplace o se suspenda el virus un tiempo determinado en el aire.  Por eso, recomienda que el personal sanitario esté bien protegido independientemente de la distancia.

Cuando hablamos

The new England Joutnal of Medecine  publica otro interesante artículo. No solo podemos trasmitir el virus al toser o estornudar, cuando hablamos también soltamos gotitas de diferentes tamaños.  Cito textualmente:
“Aerosols and droplets generated during speech have been implicated in the person-to-person transmission of viruses, and there is current interest in understanding the mechanisms responsible for the spread of Covid-19 by these means. The act of speaking generates oral fluid droplets that vary widely in size, and these droplets can harbor infectious virus particles. Whereas large droplets fall quickly to the ground, small droplets can dehydrate and linger as “droplet nuclei” in the air, where they behave like an aerosol and thereby expand the spatial extent of emitted infectious particles. We report the results of a laser light-scattering experiment in which speech-generated droplets and their trajectories were visualized.”

El acto de hablar genera gotas de diferentes tamaños y estas pueden llevar partículas de virus infecciosas. Mientras que las más grandes caen al suelo con facilidad, las pequeñas pueden deshidratarse (lo cual hará que pierdan peso) y permanecerán en el aire comportándose como un aerosol,  expandiendo, aún más, las partículas infecciosas dentro de un espacio.  

Diferentes estudios sobre contagios

Hay estudios sobre cómo se puede expandir el virus en espacios cerrados.  Los menciono:

-          Expansión del virus asociado al aire acondicionado de un restaurante en China (estudio con limitaciones, según ellos mismos, pero que nos pone en alerta. Si os acordáis, los aerosoles se quedan suspendidos en el aire un tiempo, por lo que hemos visto, y pueden ser movidos por el aire acondicionado): https://wwwnc.cdc.gov/eid/article/26/7/20-0764_article

-          Aquí se publica un estudio de un Call Center en Corea del Sur. Según leemos “This outbreak shows alarmingly that severe acute respiratory syndrome coronavirus 2 (SARS-CoV-2) can be exceptionally contagious in crowded office settings such as a call center”. En sitios cerrados y con mucha gente se multiplica mucho el riesgo de contagio.


Más enlaces

En este vídeo el doctor Gaona habla sobre la distancia de seguridad. En la descripción del vídeo se enlazan más estudios. Ojo con las distancias cuando se hace deporte sin mascarillas.

Os paso una guía del Ministerio sobre mascarillas. Está muy bien. No todas son iguales ni protegen de la misma forma.

Si habéis comprado alguna mascarilla, en este enlace quizás venga la marca y así podréis chequear si es de buena calidad o no.

Cómo hacer una mascarilla casera: guía del CDC americano.

Se puede hacer una mascarilla con una camiseta de algodón o con la funda de una almohada. En este enlace vienen distintos materiales y su capacidad de filtración

¿Dónde se pueden comprar mascarillas?



viernes, 8 de mayo de 2020

Entrevista a Javier Cressi, co-responsable del Multicanal de Orientación para el Empleo Cruz Roja.

os paso una entrevista a Javier Cressi, co-responsable del Multicanal de Orientación para el Empleo Cruz Roja. Nos cuenta cosas muy interesantes sobre el proyecto y la búsqueda de empleo online.

La tarjeta sanitaria Europea

Cuando podamos volver a movernos por Europa, tener la tarjeta sanitaria europea es muy importante. Os paso una vídeoentrevista sobre cómo obtenerla:




enlaces:

miércoles, 6 de mayo de 2020

Coronavirus y expansión mundial (Coronavirus and world spread)


(In this article, I talk about the Coronavirus and the differents way of spreading around the world)

En un artículo publicado en The New York Times, se analiza cómo es posible que la  COVID-19 no esté afectando por igual a todos los países. ¿Cómo es posible que haya tanta diferencia entre, por ejemplo, España y algunos países de África, cuando estos últimos viven en peores condiciones que nosotros?

Encima de la mesa se exponen una serie de razones posibles:

-          The power of youth ( el poder de la juventud)
-          Cultural Distance (distancia cultural)
-          Heat and Light ( calor y luz)
-          Early and Strict Lockdowns ( medidas tempranas y estrictas de confinamiento)
-          Roll of the dice ( tirar los dados, o sea, la suerte)

El poder de la juventud

Sabemos hasta ahora que la enfermedad provocada por el SARS-COV2 afecta de forma más grave a las personas mayores. Los más jóvenes son más propensos a pasar la enfermedad con síntomas leves o asintomáticos. Como bien dice el artículo:

Africa — with about 45,000 reported cases, a tiny fraction of its 1.3 billion people — is the world’s youngest continent, with more than 60 percent of its population under age 25. In Thailand and Najaf, Iraq, local health officials found that the 20-to-29 age group had the highest rate of infection but often showed few symptoms.
By contrast, the national median age in Italy, one of the hardest hit countries, is more than 45. The average age of those who died of Covid-19 there was around 80.”

Además, en países como Arabia Saudí y Singapur, la mayoría de los casos reportados de infectados son trabajadores inmigrantes, cuyas edades suelen oscilar  entre lo que consideramos población joven. No obstante, estos suelen vivir en espacios estrechos, con poca distancia de seguridad, lo que facilitaría el contagio. Una cosa, supuestamente, compensa la otra.

Pero no es la edad lo que puede proteger más en relación a esta enfermedad. Tener patologías previas como la diabetes, la obesidad y la hipertensión son variables que incrementan los riesgos una vez el Coronavirus entra en el organismo.

¿Hay excepciones? Sí.  Japón, uno de los países más envejecidos del mundo. Tan solo ha reportado unas 500 muertes por COVID-19, mientras que en una zona de Ecuador, Las Guayas, el número de muertes es excepcionalmente alto, a pesar de que es una de las regiones con mayor población joven del país.

Distancia Cultural

Hay patrones culturales que, a priori, pueden parecer importantes de cara a facilitar o no la expansión de la epidemia. Por ejemplo, aquí en España somos de abrazarnos y besarnos mucho, mientras que en países como Japón son más de mantener las distancias. Además, el uso de la mascarilla suele ser un elemento bastante extendido en los países asiáticos.

Debemos tener en cuenta que países relativamente aislados también han mostrado una evolución favorable en relación a los casos detectados. Por ejemplo, zonas con poco turismo -ya sea por aisladas o ya sea por vivir conflictos importantes- han reportado pocos casos.

De todas formas, en zonas como Irak, Siria, El Líbano… no sabemos bien cuántos infectados hay realmente. En Siria tienen más problemas además del Coronavirus. Es como la India: son países azotados por constantes epidemias y problemas sociales. Ya tienen situaciones aún más complicadas de por sí, antes de que llegara esta pandemia.

Aquí añadiría, en el caso de Corea del Sur, los tests y el trazado de los infectados. Creo que son una herramienta potente junto a las mascarillas.


Calor y luz

El virus se expande muy rápidamente por Italia y EEUU durante el invierno, mientras que no lo hizo tanto en zonas como el Chad o Guayana, mucho más cálidos. Si atendemos a cómo se comportan otros Coronavirus, entre ellos los que provocan resfriados comunes, suelen ser menos contagiosos en climas más calurosos.

No obstante, las investigaciones no tienen claro esto. De hecho, en el Amazonas, clima cálido, el virus se ha expandido rápidamente. Lo que sí es cierto es que, cuando hace calor, la gente pasa más tiempo fuera, lo que facilita distancias sociales y reduce la posibilidad de contagio.

Medidas estrictas y tempranas de confinamiento.

“Countries that locked down early, like Vietnam and Greece, have been able to avoid out-of-control contagions, evidence of the power of strict social distancing and quarantines to contain the virus.”

Y es cierto. Ya escribí sobre un estudio que demostraba que las medidas de confinamiento habían sido exitosas; eso sí, con un coste elevado que está llegando y que mostrará su lado más oscuro en breve: la crisis económica. Grecia, pero también Portugal, tomaron decisiones de forma muy temprana y, por eso, tienen menos muertes por COVID-19. Pero, ¿ha pasado en todos los países igual?

Counter-intuitively, some countries where authorities reacted late and with spotty enforcement of lockdowns appear to have been spared. Cambodia and Laos both had brief spates of infections when few social distancing measures were in place but neither has recorded a new case in about three weeks.

Según leemos, Camboya y Laos, a pesar de sus medidas laxas tras algunos casos, no están detectando más infectados en las últimas semanas. Por otro lado:

Lebanon, whose Muslim and Christian citizens often go on pilgrimages respectively to Iran and Italy, places rife with the virus, should have had high numbers of infections. It has not.”
Parece curioso que peregrinos libaneses  procedentes de Italia o Irán no generaran un caos en este país infectando en masa. Los datos siempre hay que cogerlos con pinzas, pero tenemos que tenerlos en cuenta.

Por último, en Asia, por ejemplo Corea del Sur, ya tuvo una experiencia al propagarse el SARS-COV1. De hecho, es posible que esta experiencia también preparara al país para esta segunda versión.

La suerte
Sé que creer en la suerte es complicado. Debemos culpar siempre a alguien, pero el azar juega sus cartas como quiere. Según The New York Times, muchos expertos no se explican el porqué hay países que están  mejor que otros. Ni tomaron medidas a tiempo, ni tienen buenos sistemas sanitarios ni cumplen con el distanciamiento social. No obstante, estamos al principio de la pandemia, y no sabemos cómo evolucionará.

Lecturas


El doctor Carballo compartió en su twitter un interesante mapa de la expansión mundial del Coronavirus. Fijaos en todos los detalles




martes, 5 de mayo de 2020

Algunas cuestiones en mitad de la pandemia del Coronavirus



El otro día estuve leyendo un artículo de la BBC sobre algunos cambios sociales que ya podemos ver como consecuencia de la pandemia. Hagamos un resumen.

Dependemos más de la tecnología
Si cabe, diría yo. Es cierto que el incremento del teletrabajo, las videoconferencias y videollamadas con amigos nos pone ante una obligada reflexión: ¿Cómo hubiera sido la crisis del COVID-19 sin Internet? Pues muy diferente, solo tenemos que imaginarnos que muchas compras hubieran tenido que hacerse presencialmente, que mucha gente no sabría nada de sus seres queridos a no ser que los llamara por teléfono, +¿os acordáis algunos de lo que costaba llamar por teléfono no hace muchos años?) y un largo etcétera. Pero también tendríamos menos invasión informativa. Todo tiene su cara y su cruz. 
  
¿Pararemos de comprar ropa nueva?

Bueno, si hasta que no llegue la vacuna saldremos menos, no tiene sentido cambiar de modelo como antes. Además, nos enfrentamos a una crisis económica brutal y no estaremos para demandar muchos productos no esenciales.  A pesar de que enfrentarnos al teletrabajo puede empujarnos a estar todo el día en pijama, vestirse de vez en cuando con ropa de calle no estaría mal (incluso si trabajas en casa es recomendable mantener unas rutinas como si salieras a tu puesto de trabajo).
Las tiendas de ropa se enfrentan a condiciones muy restrictivas. La dificultad de la distancia se seguridad sumada a que la ropa, tras probarla, debe ser desinfectarla, hace complicada la viabilidad de estos negocios tal y como se conocían antes. Adaptarse a  este panorama es un reto complicado, aunque la venta por Internet es un gran aliado.

Y otra pregunta, ¿qué pasará con los bares? Con las medidas restrictivas a la mayoría no les sale rentable abrir. Es importante que no esperemos una normalidad como la de antes de la pandemia, sino una nueva realidad plagada de rebrotes masivos y medidas intermitentes de restricciones de movilidad y actividades en la calle. Es lo que hay. Y eso si no vienen nuevos virus.

¿Qué pasa con la hora punta en las  ciudades?
Para evitar las aglomeraciones y que, en el trasporte público, la gente esté demasiado cerca unoa de otra, se ha planteado que los trabajadores puedan entrar a sus puestos de forma escalonada.   ¿Seguiremos así en el futuro? Quiero decir, ¿las ciudades verán esta crisis como una enseñanza para evitar atascos y problemas de movilidad en las ciudades? Está por ver, porque,s la recomendación es usar el vehículo privado en vez del transporte público, puede que nos quedemos igual o peor. 

¿Qué pasa con los vuelos y los precios?
Ahora mismo no se vuela nada, las compañías aéreas se enfrenta a una crisis brutal y, por lo que vemos, va para largo. Además, para poder respetar la distancia de seguridad,l aviones deberán reducir su aforo,  lo que lleva a una bajada de ingresos que se intentará compensar, seguramente, con una subida de precios. ¿Será el fin del low cost?, ¿será necesario someterse a tests rápidos antes de montarse en un avión?

La escuela online
Millones de niños se han quedado sin clases presenciales, lo que ha obligado a toda la comunidad educativa a trasladar la escuela al mundo digital. Ya hablé no hace mucho sobre la brecha digital, y comenté que, al día de hoy, es un elemento más que compone la exclusión social. 

¿Cambio en el modelo energético?
El parón económico está siendo un empujón total para la recuperación del medio ambiente. La cuestión es que necesitamos reanudar la economía y la pregunta, como siempre, es: ¿seguimos con combustibles fósiles o podemos buscar alternativas?

¿Qué pasará con teatros y cines?
El sector cultural está herido de muerte y veo un futuro muy incierto. Mientras que el cine tiene un espacio en las plataformas tipo Netflix o HBO, el teatro y los conciertos, por  ejemplo, tienen una difícil adaptación al mundo online. ¿Pagaríamos los que nos gusta el teatro  por ver una obra de en el salón de nuestra casa? 
Hasta que las salas se adapten a las restricciones, ¿nos fiaremos de ir al cine o al teatro, sitios cerrados con aire acondicionado aunque solo entre la mitad del aforo? Mientras tanto, algunos teatros ya están tomando medidas de sentido común.

¿Nos hará esta crisis más humanos o desembocará en graves problemas de orden público?
Aplaudir todos los días a las 20:00 en agradecimiento a los sanitarios y los arrebatos sinceros de solidaridad en España pueden ser una muestra de que nos estamos volviendo más empáticos y solidarios unos con otros. De hecho, en el artículo que os comentaba, se dice que:

“It's generally accepted the experience of living through the 1930s depression and World War Two shaped the so-called Greatest Generation - a cohort of Britons noted for resilience, prudence, humility, work ethic and sense of duty. They are qualities people see in the Queen and in 100-year-old Captain Tom Moore, who marched up and down his garden for the NHS.”

Vivir una situación traumática puede unir más a las personas o,por otro lado, la crisis que ya tenemos sobrevolando nuestras cabezas puede generar un incremento de la violencia, los disturbios sociales y, no lo quiera nadie, desembocar todo en un auténtico conflicto bélico si no se toman las medidas oportunas.

El infravolarado sector de los cuidados

Leo en el artículo algo muy ilustrativo:

"This pandemic has shone a spotlight on the overlooked and undervalued corners of society.”

Lo que viene a decir que esta pandemia ha puesto de relieve aquellos “rincones” infravalorados o pasados por alto de la sociedad. Y es cierto. Esta crisis debe obligarnos a conocer:
  • -          ¿Cuáles son las condiciones de la mayoría del personal sanitario?
  • -          ¿Cuáles son nuestras necesidades como sociedad, en relación a medios sanitarios?
  • -          ¿Qué pasa con las residencias de ancianos? ¿Cuáles son sus condiciones?

La falta de equipos de protección y tests para el personal sanitario y de cuidados no debe volver a ocurrir.

¿Cómo evolucionará el comercio internacional?

Antes de la pandemia del COVID-19, ya había una guerra comercial entre China y EEUU que hacía temblar eso que se ha ido llamando globalización. China, la fábrica del mundo, simbolizaba esa globalización en la que se han reducido costes a base de llevarse empresas de países con sueldos más elevados a otros con mano de obra barata.

Pero esta pandemia, tal y como se expone en la BBC, nos sitúa ante una serie nueva de debilidades:
“There's the reliance on three countries - the US, China and Germany - to provide 40% of personal protective gear, and also businesses' dependency on single sources for vital components. There'll be a rethink of what products are "strategic", key to a nation's survival. They might be produced closer to home or alternative suppliers sought.”

Tenía un profesor de Economía en la facultad que decía que todos los países debían tener un porcentaje mínimo de agricultura y ganadería, para asegurar la comida en caso de guerra. Entendemos que la comida es estratégica, pero, ante el panorama de esta o futuras pandemias, debemos ampliar el abanico de productos que  fabricamos nosotros mismos, como pueden ser los EPI. No podemos darnos el lujo de quedarnos sin este material ( y no solo en España hemos tenido este drama, en Reino Unido, por ejemplo, están igual).

La pandemia no termina con las tensiones internacionales
Los reproches sobre el origen del virus entre EEUU y China no viene más que a incrementar lo que ya es una auténtica guerra fría. Las tensiones irán en aumento y la pregunta ineludible es: ¿qué pasa con Europa?