jueves, 16 de julio de 2020

Nueva aplicación para información sobre planes y ayudas del gobierno.

Se ha implementado una  APP llamada ”Escudo social” que recopila las distintas medidas llevadas a cabo por el gobierno para intentar paliar los efectos económicos y sociales del Coronavirus. Se encuentra disponible tanto en Google Play como en App Store



Al entrar, nos encontramos con un comunicado del gobierno explicando el porqué de la necesidad no solo de este tipo de medidas, sino de la misma app, que no deja de ser una especie de guía. De hecho, solo podremos utilizarla a título informativo; en ningún caso nos servirá para tramitar ninguna ayuda.


Si pulsamos en el icono de las líneas en la parte superior izquierda, se abrirá el menú. Tenemos un total de dieciséis temáticas. A saber: 

  1. Ingreso mínimo vital

  2. Desahucios, alquileres y vivienda: inquilinos y caseros

  3. Vivienda: hipotecas

  4. Derechos y medidas laborales para trabajadores

  5. Protección a trabajadores en situación de vulnerabilidad

  6. Trabajadores del sector agrario

  7. Autónomos

  8. Consumidores y familias en situación de vulnerabilidad

  9. PYMES

  10. Mujeres víctimas de violencia de género, hijos

  11. Universidades: contratos, docentes, académicos, ayudantes, visitantes y personal general

  12. Energía: programas del IDAE

  13. Niños

  14. Animales

  15. Fondos cuidados Comunidades Autónomas

  16. Plan para la transición hacia una nueva normalidad


Imaginemos que elegimos conocer las medidas para los autónomos.


Como podéis observar, al hacer clic en la opción de Autónomos, esta, a su vez, se subdivide en seis subtemáticas. Vamos a elegir la “percepción del bono social por trabajadores autónomos”:


En esta sección encontramos un breve resumen de la medida, así como la posibilidad de consultar toda la normativa publicada hasta el momento. 


Herramientas búsqueda de empleo. Parte 7:Gestionar información con Feedly.

Supongo que a mucha gente le sorprenderá que aún no haya hablado de portales de empleo o de servicios públicos. Y no lo hecho porque, como ya os he contado, lo primero de todo, antes de buscar ofertas, es conocer al dedillo nuestros sector profesional. Para ello, seguir webs especializadas, prensa o a otros profesionales es esencial. Una de mis herramientas favoritas es Feedly, que me permite, en una sola página, seguir decenas de publicaciones divididas por temas. Llevo usando Feedly años, antes utilizaba Google Reader, y es de mis mejores descubrimientos para estar al día en todo lo referente a mi mundo profesional.

Os explico cómo va:




Imaginad que me interesan dos publicaciones: el Boletín Oficial del Estado y el blog de Enrique Dans. Puedo entrar cada día en cada página o, por el contrario, suscribirme a estas publicaciones y leer las actualizaciones en Feedly.

BOE:



Enrique Dans:


Como podéis observar, el artículo de Enrique Dans se publica junto a más entradas de distintos sitios webs que sigo. De hecho, tengo agregados en Feedly más de 30  sitios, lo cual supone un  ahorro de tiempo tremendo.

Además, en la columna de la izquierda, he creado listas temáticas que me permiten organizar lo que sigo de forma más eficaz.


¿Cómo seguir una publicación?

Imaginaos que estoy interesado solo en estar informado de oposiciones que se publican en el Boletín Oficial del Estado. 



Dentro de la página del BOE, debemos seleccionar el icono naranja. 

Una vez dentro, hacemos clic en nombramientos, oposiciones y concursos:

Luego, optamos por oposiciones y nos saldrá una página como esta:



Copiamos la url y nos la llevamos a Feedly. Esto permite que, una vez suscritos, podamos ver toda actualización en dicha herramienta. 


Podéis consultar el resto de mis herramientas para la búsqueda empleo en el siguiente enlace: 



martes, 7 de julio de 2020

Herramientas búsqueda de empleo. Parte 6: Google Alerts


Si en la anterior herramienta os hablé de la necesidad de conocer vuestro mercado, una buena forma de mantenerse bien informado de sus vicisitudes es estar al día de todo lo que le acontece. Para ello, hay dos caminos: recopilar noticias y seguir a nuestras empresas y profesionales referentes.

Hoy me centraré en seguir las noticias que se publican según una serie de palabras clave. Para ello, tenemos las alertas de Google.


Alertas de Google

En mi opinión, las alertas de Google sirven, principalmente, para que os lleguen todo tipo de noticias con una serie de palabras clave como referencia. No se trata de llenar el correo con ofertas de empleo como tales -para ello ya tenemos Google Empleo-, sino simplemente información útil sobre vuestro sector. Veamos un ejemplo:




En primer lugar, entramos en https://www.google.es/alerts y escribimos las palabras clave que queramos. En este caso, he puesto “empleo Almería”.
Hay todo tipo de noticias: desde políticas hasta, en ocasiones, el anuncio de la apertura de algún negocio importante.
Podemos ser tan concretos como queramos en la creación de alertas. Además, siempre existe la opción de editarlas. Para ello, una vez creada, pichamos en el icono del lápiz:


Como se puede observar, una vez al día, según la tengo editada, me llegará un correo electrónico con la información más detallada sobre las palabras clave introducidas. Incluso, en la sección “fuentes”, se puede elegir "automático", de forma que aleatoriamente recibiremos las que Google establezca, o solo aquellas noticias procedentes de noticias, blogs, webs, vídeos, etc.


Haced pruebas con distintas palabras clave en función de vuestro sector de interés profesional y, si os interesan los resultados, cread la alerta y empezad  a convertiros en gestores de información. Desde mi punto de vista, os permitirá estar actualizados y disponer de una visión global que os ayudará como profesionales, estéis contratados, en desempleo,o por cuenta propia. 


Mi caja de herramientas:

lunes, 6 de julio de 2020

Si no interactúas, ¿para qué estás en LinkedIn

El grado de eficacia de una red como LinkedIn dependerá de la calidad de los contactos que podamos crear en ella. Si solicitamos a alguien que nos agregue o aceptamos un perfil, debe ser única y exclusivamente porque nos interesa profesionalmente, no por acumular números. 


Dicho lo anterior, me doy cuenta desde hace bastante tiempo de que, una vez alguien acepta mi solicitud o yo acepto la suya, cuando agradezco el interés o simplemente digo buenos días, el 99% de la gente no contesta. Quizás alguno se encontréis en este porcentaje. Ni que decir tiene que, cuando alguien en el mundo offline te da los buenos días o te agradece algo, lo normal es responder. No hacerlo en el mundo online significa lo mismo. Poned vosotros el adjetivo. 


No sirve quejarse de que una red de networking no sirve cuando la usamos solo para el stalkeo básico de perfiles o grupos y nos da miedo mantener una conversación. Colgamos nuestro perfil, quizá pongamos algún extracto lleno de motivaciones y ganas de  tener oportunidades y se acabó. Si no es para aprender de otros profesionales y ganar visibilidad, LinkedIn es casi inútil; pero, para conseguir esos propósitos, lo mínimo es poder hablar. Si alguien os vende algo u os hace spam, entonces es momento de bloquearlo o ignorarlo. Creo que decir “gracias por agregarme” no conlleva la venta de una aspiradora, por poner un ejemplo. 


Vale, me creo que sois profesionales sin tiempo. Que recibís una cascada de solicitudes abrumadoras y, entre descanso y descanso de vuestra larga jornada, mientras os tomáis el café, aceptáis solicitudes en LinkedIn y no tenéis cinco minutos  saludar e  interactuar de forma somera . Si implementáis esta estrategia, estáis generando una red totalmente incontrolable. De todas formas, si vuestro objetivo es llegar al mayor número de personas con vuestro producto y LinkedIn es otro Twitter o página de Facebook, me parece perfecto y me callo. considero que no es el caso de la mayoría de perfiles con los que me encuentro en mi día a día. Entre otras cosas, porque comparten muy poco contenido.


Me he encontrado perfiles dentro del mundo de los recursos humanos cuyos extractos hablan de la empatía, del liderazgo y de la comunicación que, al agradecerles haberme agregado, ven el mensaje y se olvidan de uno sin decir ni mu. Lo más  importante son las personas; si no nos tomamos un tiempo en ellas, es predicar sin el ejemplo. Máxime cuando, al aceptar una solicitud, se supone que me interesa ese contacto. 


Somos mucho de modas. En cuanto se extendió la idea de que todos los profesionales debían estar en LinkedIn, nos fuimos corriendo hacia ella como turistas ávidos de playa en agosto. Pero, ¿realmente nos interesa estar por estar?


¿Os ha pasado alguna vez lo que cuento aquí o es solo cosa mía? Animaos y dejadme algún comentario. 


viernes, 3 de julio de 2020

Herramientas búsqueda de empleo. Parte 5: Conoced vuestro mercado

Cuando estudiaba esto del mercado laboral hace años, siempre se decía que era aquel “lugar” en el que se encontraba la oferta de empleo con el demandante. Y me pregunto ¿dónde diablos está ese lugar?

 No hay un mercado: hay multitud de mercados y el nuestro dependerá del tipo de trabajo que se busca. Conocer nuestro territorio, mercado, sector, área profesional.., llamadlo como queráis, es indispensable, esencial. Esto nos ahorra tiempo, nos hace eficaces y nos acerca más a nuestro objetivo. Recordad que buscar trabajo “de lo que sea” es poco específico y nos puede marear bastante. Hay que centrarse en algo en particular.

 Para ello, siempre que hayamos hecho los deberes de conocernos a nosotros mismos y conocer nuestras competencias, recomiendo una tabla en la que, según nuestra profesión, analizamos dónde podemos trabajar. Imaginad que soy periodista especializado en marketing digital. Podré buscar empleo de periodista o como experto en marketing o ambas cosas. Una vez detalladas mis destrezas, o sea, qué sé hacer, en los dos perfiles,, me lanzo a la búsqueda de sitios en los que podría trabajar.

 

En este caso, os pongo como ejemplo lo siguiente



Es un esquema muy sencillo, pero sirve de mucho. Nos aclara dónde podemos encajar y nos sitúa en un contexto más focalizado. Debéis poner el nombre concreto de la empresa (yo he mezclado reales con ficticias). No os pongáis límites geográficos por ahora.

 Una vez tengo las empresas, entonces aplico el mapa, la primera herramienta que os pasé. Me pongo en contacto con ellas, las localizo en LinkedIn, busco referentes del sector para poder seguirlos en redes sociales y un largo etcétera. Si es necesario, intento hacer entrevistas con gente  del sector en activo para poder obtener más información: qué perfil se suele buscar, qué competencias se valoran más, qué especificidades tiene esa empresa, etc. Hay que convertirse en un investigador: saber lo máximo de tu mercado es una buena forma de encontrar oportunidades.

 Esta tabla sirve para todo tipo de profesiones. Imaginad que somos camareros. En el momento que empiezo a pensar dónde puedo enviar mi CV, seguro que, rapidamente, aparecen bastantes nombres.

 


Recomendaciones generales

-       Planificar las horas. Cuatro horas diarias, tres, una… Es necesario dedicar un tiempo cada día a la tarea de buscar empleo. Es un trabajo; no vale buscar media hora a la semana o esperar sentados a que nos lleguen ofertas.

-       Conocer nuestro mercado para localizar empresas concretas es independiente de darnos de alta en portales de empleo, empresas de trabajo temporal o servicios públicos de empleo. En estos espacios también es importante saber de qué se demanda empleo. 

-       Buscar referentes. En la próxima herramienta detallaré algunos consejos para organizar nuestra información con herramientas digitales.

 

Todas las herramientas para la búsqueda de empleo aquí:

jueves, 2 de julio de 2020

Herramientas búsqueda empleo. Parte 4: ¿Cómo buscan empleados las empresas?

En el, para mí, indispensable e interesantísimo libro “¿De qué color es tu paracaídas?”, fundamental para aquel que quiera profundizar en cómo buscar empleo o reorientar su carrera profesional, se dan multitud de consejos y se analiza pormenorizadamente cómo funciona la búsqueda de trabajo. En uno de sus apartados se habla de una cuestión que quizá parezca lógica, pero en la que muchos no habíamos caído. Esta no es otra que saber cómo buscan empleados las empresas. No los buscadores de empleo, no, las empresas. Y es que hay ligeras diferencias. Veamos:

Estrategias de la empresa cuando busca profesionales:

1.- Contratar a alguien al que se haya visto trabajar. ¿Y cómo se consigue? O bien mediante promoción, rescatando antiguos empleados, o, por ejemplo, contratando a alguien que haya hecho prácticas de empresa y que resulte ser bueno para el puesto que se ofrece.
2.- Si lo anterior no funciona, se contrata a alguien que, aunque no se conozca, pueda aportar pruebas de su valía. Por ejemplo, si eres programador, diseñador, etc, mostrar nuestro trabajo es una buena opción. De hecho, será indispensable.
3.- Fiarse de la recomendación de alguien de confianza. Si la empresa necesita, por ejemplo, un camarero, quizás se fíe si la recomendación viene de otro bar en el que esta persona trabajó.
4.- Si sigue sin encontrar a nadie, puede  recurrir a una Empresa de Trabajo Temporal o Agencia de Colocación. O simplemente, a los currículum que haya recibido.
5.- Poner un anuncio de “se necesita personal.
Cómo se suele buscar empleo por parte de un candidato.
 Si lo pensamos bien, nuestro camino es el inverso. ¿Tenemos que buscar trabajo? ¿Por dónde empezamos?

1.- Envío CV indiscriminadamente.
2.- Me doy de alta en portales o pongo un anuncio.
3.- Me inscribo en ETT o agencias de colocación, así como en los servicios públicos de empleo.
 A partir del número 3, muchas veces entramos en bucle. Mandamos y mandamos CV y no nos contestan, nos apuntamos en miles de ofertas y no sale nada. Pero es que nos hemos quedado en las últimas opciones de las empresas. La primera, como habéis visto, es que nos conozcan. Por eso muchas veces el  primer empleo viene tras hacer unas prácticas. Por eso, las recomendaciones son tan útiles. Por eso, no olvidéis, la red de contacto es tan básica; porque, al fin y al cabo, nadie quiere meter en su empresa a una persona sin saber a ciencia cierta de que es óptima para el puesto.
 Recomendaciones
En el libro se dan algunas pero, básicamente, podríamos resumirlas  en :
-       Buscad las formas de colaborar con la empresa, ya sea a través de prácticas, de algún curso, de forma temporal o incluso como colaborador externo.
-       Visibilizad vuestro trabajo. Yo soy fan de los blogs pero, dependiendo de vuestro sector, habrá diversas formas en las que se pueda mostrar. Incluso pedir una prueba de un día a la empresa para que os pueda ver es una buena posibilidad. Aquí las redes sociales e Internet deben ser nuestros aliados. El voluntariado también es una excelente vía de la que soy muy seguidor.
-       Buscad, dentro de vuestra red, a alguien que pudiera poneros en contacto con la empresa en cuestión.  Tu red (familiares, amigos, antiguos compañeros de estudio y de trabajo...) debe  conocer tu situación y que buscas oportunidades laborales. El desempleo no debe avergonzarnos; no significa que nuestra valía sea inferior a la del que está activo. Somos profesionales y, como tales, debemos luchar.

MI CAJA DE HERRAMIENTAS HASTA AHORA

Mi caja de herramientas para búsqueda de empleo. Parte 1: el mapa

Herramientas búsqueda de empleo. Parte 2: I need a plan

https://politologoenred.blogspot.com/2020/06/herramientas-busqueda-de-empleo-parte-2.html

 Herramientas búsqueda de empleo. Parte 3: el análisis DAFO