domingo, 16 de diciembre de 2018

Las nuevas profesiones y profesiones cambiantes



Fuente PIXABAY
En una sociedad tecnológicamente avanzada como la nuestra -y que seguirá evolucionando hasta no sabemos dónde- lo importante no solo son las nuevas profesiones. Es necesario adquirircompetencias digitales cada vez más avanzadas para poder usar la tecnología de la forma más productiva.
Un canal de YouTube para difundir nuestra información,  un mínimo de conocimiento de la nube para el trabajo colaborativo, dominar conceptos básicos de seguridad informática, ofimática, redes sociales… En fin, son tantos los campos transversales para cualquier profesión que debemos, como he dicho otras veces, dedicar cada vez más tiempo libre a ponernos al día en nuevos conocimientos. O, como es lógico, las propias empresas deberían facilitar esta formación a sus empleados.  

Según leo en “Puro Marketing”, que se hace eco de una encuesta a chavales sobre sus preferencias laborales, el 12% responde que quiere ser youtuber, influencer o Community Manager. No obstante, el 21% dirige sus preferencias hacia la medicina, la abogacía, la ingeniería o la enseñanza.

Estos datos son importantes, porque un youtuber puede ser un abogado que se dedica a explicar conceptos de su rama a través de Internet. También pueden serlo un músico, un ingeniero o un arquitecto. Pero me temo que estas profesiones están, en la mente de los chavales, exclusivamente ligadas a personajes como el Rubius, un auténtico fenómeno de masas que ha sabido localizar muy bien su target y dar el pelotazo. Es necesario que sepamos que estas herramientas pueden ser utilizadas por gente más allá del humor, los videojuegos o las bromas telefónicas. O, en el caso de un  Influencer, debemos explicar bien qué es: ¿Alguien que tiene muchos seguidores y recomienda productos previo pago? ¿Alguien que es experto en sectores muy concretos y consigue influenciar a sus seguidores?

Si estas profesiones se abren paso, o sea, son demandadas  progresivamente por las empresas, también el sistema educativo debe adaptarse. Vivimos en un mundo prioritariamente audiovisual y el papel es un residuo clásico que reduce la eficacia y la efectividad de equipos de trabajo. ¿No es importante no solo aprender a leer y escribir correctamente, sino saber editar vídeos? ¿No es importante aprender la historia de la humanidad utilizando además YouTube o la nube para trabajo colaborativo y de divulgación?
Sé que es difícil cambiar cosas que llevan décadas haciéndose, pero tampoco es muy normal que no sepamos ver que Internet requiere formación, información y responsabilidad y que tanto los padres como el sistema educativo tienen su papel esencial.


domingo, 9 de diciembre de 2018

Algoritmos e identidad profesional

fuente: Pixabay

La reputación online siempre ha sido importante de cara a construir un perfil profesional, pero, tras leer este artículo de Dans, me atrevería a decir que es más fundamental aún.
Los algoritmos tendrán en cuenta toda nuestra huella digital, pero la incertidumbre se crea cuando analizamos la huella digital de años, incluso de la época en la que jóvenes menores de edad participan en las redes. El ejemplo que se pone en el artículo es de una herramienta que busca información de candidatas que quieren trabajar como babysitter. Si unos padres van a meter a alguien a cuidar de su hijo, es importante saber quién es. Antiguamente las referencias procedían  de amigos y familiares, pero ahora quizás sea mejor ver qué pone en Instagram, Facebook, etc., y descartar que cualquier majara se quede a cargo de unos pequeños.

Además, no aparecer en las redes sociales -sobre todo por parte de generaciones que consideran que es mejor no estar ahí animados aún por tiempos nostálgicos en los que no había casi ni Internet- puede ser contraproducente. ¿Qué me dice este candidato? ¿Por qué está tan oculto? ¿Pretende esconder algo? ¿Seguro que no utiliza Internet? ¿Es un desfasado o es su estrategia?
Dans lo deja claro:

Algoritmos de este tipo evidencian una cuestión que debería ser obvia, pero que no lo era para muchos: lo que escribes en público en una red social es ni más ni menos que eso, una publicación  analizable por cualquiera, que automáticamente pasa a definirte y, en muchos sentidos, a etiquetarte. Si te dedicas a verter bilis contra todo lo que se mueve en una red social, estás dejando claras cosas que van desde tus afinidades, fobias y filias, hasta en muchos casos tus sesgos ideológicos o de otros tipos, o tu actitud ante la vida. En determinados procesos de selección, ese conjunto de características que revelas en función de tu participación pueden perfectamente formar parte de las actitudes que la compañía que ofrece un puesto puede querer analizar, y pueden, en algunos casos, dejarte fuera del proceso.”

A veces el ego se superpone a la prudencia y confundimos la libertad de expresión con vomitar lo primero que se nos ocurre. Cada uno es libre, pero vivimos en un mundo de consecuencias, y toda acción tiene una reacción. Aunque seas un buen profesional, quizás esa empresa no está interesada en tu perfil y te descarta por ser una persona violenta y conflictiva en las redes sociales, porque es la imagen que estás proyectando. Somos lo que proyectamos y, aunque creamos que no, la imagen que construimos en Internet es lo que verá la gente.

En ocasiones hemos hablado sobre cómo es posible que las empresas analicen el Facebook de los candidatos, cuando es LinkedIn la red de empleo por antonomasia. La respuesta es sencilla: da más información. Así que cuidado, nuestro CV no termina en un Word, sino que se configura a partir de mucha información, casi toda vertida por nosotros mismos.


domingo, 2 de diciembre de 2018

Resultados elecciones Diciembre 2018 Andalucía

Los resultados de las elecciones de este domingo 2 de diciembre han sido de infarto. Por primera vez tras más de 30 años de gobierno del PSOE se abre la puerta a que la derecha dirija la Junta de Andalucía, tras el crecimiento de Ciudadanos y la fuerte irrupción de VOX en el parlamento. 

El PSOE se deja por el camino muchos votos, pero es que la suma de Podemos  e IU tampoco ha cuajado. No suma, sino que resta. 
Por lo demás, es urgente que Pedro Sánchez se plantee el adelanto electoral. Se avecinan curvas en la política española, tras años de crisis económica, política y social. La cuestión básica es hacia dónde nos dirigimos. Estaremos atentos. Seguiremos profundizando en el análisis.



Especial Elecciones Andalucía Diciembre 2018 en Politólogo en Red

Hoy dedicamos un especial a las elecciones andaluzas que transcurren en esta jornada del 2 de diciembre. Iremos recopilando datos relativos a la participación así como los primeros adelantos en relación a los resultados.


22:32
Pues ya parece definitivo que los resultados en Andalucía muestran que habrá un cambio histórico. Tras décadas de gobierno del PSOE, la derecha puede gobernar en Andalucía. VOX irrumpe con fuerza en el parlamento y Ciudadanos también sube con potencia. El debate ahora será cómo se configurará el gobierno y cuáles serán las consecuencias ne toda la estructura de la Junta de Andalucía.   


22:26

Os paso un pantallazo de los resultados electorales y la comparativa con 2015. Al 96% del escrutinio. 





22:15

92,07% escrutado

PSOE 33, PP 26, Cs 21, AA 17, VOX 12  

22:05

86,94% escrutado
PSOE 34, PP 26, Cs 20, AA 17, VOX 12  


22:00

Por lo que veo: 83% escrutado; PSOE 33, PP 26, Cs 21, AA 17, VOX 12 

20:11


 Sondeo a pie de urna. La encuesta del ABC de Sevilla da la victoria al PSOE con 36/38 escaños, seguido por el PP (22/26), Adelante Andalucía (18/20), Cs (19/21) y Vox entraría en el Parlamento (8/10)


20:00

Cierran los colegios electorales en prácticamente la totalidad de Andalucía, salvo en aquellos donde se retrasó su apertura.




18:13
Os paso un pantallazo que resumen la participación por provincias




18:04

Los datos de participación a las 18:00 son del 46,33%, frente al 51,41% del 2015


17:45
La participación en las elecciones andaluzas a las 14.00 horas baja cuatro puntos respecto a la de 2015 https://www.eldiario.es/_3230245a vía @eldiarioand #EleccionesAndalucía