miércoles, 31 de octubre de 2012

QUIERO EMPRENDER: ¿POR DÓNDE EMPIEZO?


En muchas ocasiones me han preguntado algunos amigos y lectores del blog sobre el emprendizaje y los pasos que hay que dar para iniciarse en el autoempleo.  Es un proceso  complejo y, si no tenemos claras algunas ideas, corremos el peligro de perdernos en un laberinto de conceptos, libros y consejos que nos van lloviendo constantemente desde los medios. Por eso, voy a establecer una serie de criterios que pueden ayudarte si quieres emprender algún negocio, sea el que sea. Empecemos:
Antes de realizar el plan de empresa, deberás tener claros unos datos:
·         Concreta tu idea. Escribe brevemente de qué se trata.
·         Haz una memoria de gastos. Cualquier negocio, por sencillo que sea, tiene gastos.  Pueden ser el alquiler de local, las cuotas a la Seguridad Social, el agua, el material de oficina, la materias primas -si fabricas algo-, la maquinaria, los ordenadores… Tienes que tener bien cuantificado todo aquello que necesitas para tu negocio. Hay gente que, en el momento en que hace cuentas, abandona la idea de hacerse emprendedor, pero no tiene por qué ser tu caso.
·         Haz una memoria de ingresos. Es muy importante también. Si trabajas por horas,  indica cuánto vale tu hora, cuáles son los precios de tus productos, etc. Sólo hazlo de forma general, ya lo especificarás  en el plan de empresa.
·         ¿Con cuánto dinero cuento como fondos propios? Para emprender hace falta invertir; es bueno saber de cuánto dispongo y de cuánto puedo disponer.
 
Básicamente estas preguntas las desarrolla el plan de empresa pero, antes de elaborarlo tú mismo o de que te ayude algún profesional especializado, viene bien configurar un esquema con este trabajo, así te ahorrarás mucho tiempo.
El plan de empresa
El plan de empresa es un documento  que identifica, describe y analiza una oportunidad de negocio, examina su viabilidad técnica, económica y financiera, y desarrolla todos los procedimientos y estrategias necesarias para convertir la citada oportunidad en un proyecto empresarial concreto. Tiene una doble finalidad: interna y externa. Interna, porque  te ayuda a conocer mejor tu propia empresa y externa, porque,  al final, el plan de empresa se convierte en una carta de presentación, si buscas socios, inversores o, simplemente, convencer a amigos y familiares de que tu proyecto merece la pena. 
 
He preparado un pequeño resumen sobre las principales áreas que componen un plan de empresa. A saber:
·         IDENTIFICACIÓN DEL PROYECTO. Tienes que describir de qué trata la idea. Es hora de desarrollar el trabajo anterior.
·         PLAN DE MARKETING. Éste es tan sencillo como responder a las siguientes preguntas: ¿qué vender?, ¿a quién?, ¿a qué precio?, ¿con qué medios?, ¿cómo?, ¿cuánto? Debes conocer el público objetivo al que destinarás tu bien o servicio. Consulta todas las fuentes posibles, estadísticas, informes sobre la materia. También es importante que realices un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades). No olvides estudiar a tu competencia, es importante.
·         PLAN DE OPERACIONES. El Plan de Operaciones resume todos los aspectos técnicos y organizativos que conciernen a la elaboración de los productos o a la prestación de los servicios. Contiene cuatro partes: productos o servicios, procesos, programa de producción y aprovisionamiento y gestión de existencias. Si, por ejemplo, vas a montar un bar, deberás detallar el proceso desde que compras el café al proveedor (por escoger un producto cualquiera) hasta que el consumidor se lo está bebiendo: dónde lo compras, dónde lo almacenas, el tipo de máquina que usas…
·         PLAN DE RECURSOS HUMANOS. En el Plan de Recursos Humanos trataremos de analizar y determinar todos los elementos relacionados con la política de personal: la definición de capacidades, la organización funcional, la dimensión y estructura de la plantilla, la selección, contratación y formación del personal y todos aquellos aspectos relacionados con la dimensión humana de la empresa, desde la detección de conflictos hasta el desarrollo de estrategias de solución. Si no vas a contratar a nadie, no hace falta que desarrolles mucho esta parte, simplemente ten en cuenta la importancia de la organización del trabajo dentro de los que pertenecéis  a la empresa.
·         PLAN DE INVERSIONES Y UBICACIÓN. El plan de inversión y ubicación analiza los factores de ubicación, describe los aspectos más destacados del inmovilizado material e inmaterial y cuantifica el valor de los mismos; también establece la política de amortizaciones de la empresa. Dónde me voy a situar es importante dependiendo del tipo de empresa que usemos. No es lo mismo ser una empresa de transporte que un pequeño comercio. El primero necesitará estar en un polígono industrial bien situado y el segundo, inserto en un núcleo de población.
 
·         PLAN ECONÓMICO FINANCIERO.
Esta sección es más compleja. Se trata de analizar si el proyecto reúne las condiciones de rentabilidad, solvencia y liquidez necesarias para llevarlo a cabo.
El plan Económico financiero
se compone a su vez de: 
Plan de Inversión Inicial
Plan de Financiación
Previsión de Ventas / Consumos
Gastos de Explotación
Previsión de Tesorería
Cuenta de Pérdidas y Ganancias provisional
Balance de Situación provisional.
·         ESTRUCTURA LEGAL DE LA EMPRESA. Debo elegir la forma legal que más me interese, desde la  sociedad limitada hasta una cooperativa, todo dependerá de si tengo socio o no, y del grado de responsabilidad que busque.
Fuente: Guía de creación de empresas. Enlace web:
Como hemos podido ver de forma muy resumida y sintetizada, los pasos previos al inicio de la actividad empresarial son muy importantes. Un buen plan de empresa  reduce el margen de riesgo significativamente.
Héctor Jerez. Politólogo y consultor laboral.
Twitter: @Hecjer

No hay comentarios:

Publicar un comentario