jueves, 18 de diciembre de 2014

La cuestión del cannabis: ¿ha llegado la hora de la normalización?

Museo cannabis Amsterdam.


Según una investigación realizada por la Fundación de Ayudacontra la Drogadicción (FAD), financiada por el Plan Nacional sobre Drogas, el 52% de los españoles estaría a favor de la venta controlada del cannabis, o sea, lo que tradicionalmente se ha conocido como normalización o legalización.
Es algo evidente: la hipocresía y la ignorancia poco a poco va dando paso a una población más informada, más perceptiva sobre los riesgos de las drogas, pero también más consciente de las limitaciones y problemas que llevan desencadenando la prohibición y la represión durante tantos años.


La tendencia internacional  es  considerar el cannabis cada vez más como una sustancia necesaria del control estatal y, por lo tanto, susceptible de ser sacada del mercado negro para regularla, gravarla con impuestos y controlar mejor su consumo y sus componentes. Tanto en Urugay como enColorado decidieron unirse a Holanda en esta nueva política. Es cuestión de tiempo que en la Unión Europea se vayan abriendo nuevos caminos. Ya para empezar han incluido en el cálculo del PIB cuestiones tan polémicas como lasdrogas- ilegales- , la prostitución y otras actividades “sumergidas”. ¿Será éste el primer paso para hacer ver a la ciudadanía la necesidad de regular actividades tan lucrativas? Tiempo al tiempo. 


Es interesante también la percepción relacionada con los clubes cannabicos. Cito literalmente:

La opinión más mayoritaria (28,2%) es la de aquellos que opinan que es "una buena iniciativa, que permite un consumo controlado y responsable", seguida de la opinión de los que "no les molesta" (22%) y de la de los que no los conocen (19,7%). En cuarto y quinto lugar se sitúan ya las posturas prohibicionistas, con alegaciones como que "fomentan el consumo" (13,1%) o que "son una burla legal" (8,3%).


La cruzada contra determinadas drogas -hay muchas en farmacias, más el alcohol y el tabaco que son legales y que no sufren tanto estigma- es algo que terminará sucumbiendo a la sociedad de la información. Es el conocimiento, la responsabilidad y el amor propio lo que protege ante las sustancias, el juego u otras adicciones que pueden amargarnos nuestra vida y la de los que nos rodean. Crear un inmerso mercado clandestino que mueve miles de millones de dólares al año es crear una industria interesada en la ilegalidad, que crea más daños que si la sustancia se comprará legalmente. La adulteración, corrupción, etc. fueron motivos suficientes para que, a principios de los años treinta del siglo XX, se derogara la Ley Seca en EEUU. Queriendo evitar que la gente bebiera alcohol, en un afán puritanista de violar derechos fundamentales del individuo, se crearon mafias y se mató a mucha gente, además de los que se quedaron ciegos por la adulteración. Aunque las bebidas espirituosas volvieron a su posición normal, otras sustancias no, y así comenzó una industria fastuosa basada en el tráfico-represión de las drogas. La burocracia encargada de perseguir las drogas también necesita justificar su existencia. Cuando una moral se pone a hacer política, la neutralidad del estado se pierde en un abanico de medidas inútiles. ¿Acaso hay menos consumo que hace 30 años?


Un estado no se puede entrometer en cuestiones individuales de una persona mayor de edad, que no haga daño a nadie y que lleve una vida normal. Ayudar a la gente que tiene problemas no puede suponer no sólo crear un problema más inabarcable, sino prohibir a gente responsable que haga lo que le apetece. Se ayudaría más a prevenir el consumo irresponsable de cualquier producto, ya sea drogas o juego o ropa, si la información fuera precisa, amplia y sin paternalismo.

El mismo estudio de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción establece que la mayor parte de la población considera que el abuso de drogas tiene que ver con cuestiones personales, familiares o sociales. La sustancia, aunque sus usos abusivos sean nocivos, no es tan importante a la hora de “enganchar” a alguien como su contexto social, individual y familiar. Interesante reflexión a tener en cuenta.



Fuente de la fotografía: wikipedia 

Informe completo de la FAD  "La percepción social de los problemas de drogas en España"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada