jueves, 14 de mayo de 2015

Analizando el último barómetro del CIS: Abril 2015




No podemos decir que no estamos entretenidos con el panorama político, sobre todo con el último barómetro del CIS del mes de abril, que lo deja todo patas arriba.
En primer lugar, parece que hay un descenso significativo del apoyo  al partido popular, a pesar de seguir siendo la opción política más votada.





Fuente: eldiario.es
Como podéis observar en la tabla anterior, el descenso de Rajoy es más que notable, por lo que todo apunta a que necesitará desarrollar una política de pactos importante para apuntalar sus gobiernos tanto autonómicos como el nacional. 

Por otro lado, el PSOE vive  una leve subida, pero Podemos se ha dado, en estas encuestas, un gran golpe; vuelve a ser la tercera fuerza política en intención de voto pisándole muy de cerca los talones Ciudadanos. Sin embargo, no creo que el adversario político de Pablo Iglesias sea Albert Rivera, ya que se mueven en perfiles y espacios ideológicos diferentes a pesar de la tan manida transversalidad. 


Lo comenta Ramón  Lobo en un interesante artículo, Ciudadanos, sobre todo Albert Rivera, empieza a caer simpático no sólo a muchos votantes del PP, sino también del PSOE moderado. Además, a Podemos se le entiende mejor cuando critica al bipartito (PSOE-PP), cuando plantea un cambio a tenor de lo sucedido en todo este tiempo desde que estalló la crisis económica y, sobre todo, desde que le 15M explotó. Pero en las alianzas políticas post electorales, Podemos puede necesitar a Ciudadanos o a la inversa, a pesar de su profunda diferencia ideológica. También la tiene Syriza en Grecia con el partido que le ha dado el apoyo, los Griegos Independientes, una organización bastante de derechas.   ¿Pactará Rivera con el bipartidismo tan fácilmente? ¿Dará el gobierno al PP? ¿Podemos impedirá que gobierne el PP aliándose con el PSOE? Cuando el pequeño pacta con el grande el primero puede ser devorado y, en cuestiones de estrategia, es interesante barajar muchos escenarios.







Fuente: el diario.es
Como se comenta en este artículo e El Diario.es, Podemos no está perdiendo apoyo precisamente por el centro/centro derecha -que se está convirtiendo en el espacio ideológico donde está cazando votos Ciudadanos, lo que provoca que se esté convirtiendo en el Podemos de la derecha- sino sobre todo en la izquierda política. También es posible que esta organización, Ciudadanos, se llene de oportunistas, y que termine metiendo la pata sin necesidad de que Podemos construya un enemigo a batir en ellos dándole si cabe más protagonismo. 



Fuente: el diario.es

Según la clase social,  el gráfico anterior nos señala que Podemos, aunque pierde apoyos en las viejas clases medias, sigue teniendo una capacidad de penetración importante entre las clases altas y los obreros no cualificados. Sí, una polarización bastante interesante.

Sobre la percepción de la situación política y económica en el futuro






Fuente: eldiario.es
Parece que la población no es muy optimista sobre el futuro tanto de la situación política como de la económica. El gobierno sólo se centra en la cuestión económica, es evidente que la corrupción le está comiendo terrero pero todavía una mejora en los datos del paro puede ser un colchón en el que caerse. El PP ya ha demostrado que tiene un suelo de votos muy alto, pero que la situación  sociopolítica sea mala puede movilizar a la genta a apostar por otros actores, como ya estamos viendo, creando una fragmentación del voto que también puede afectar, y mucho, al Partido Popular.


2 comentarios:

  1. En Andalucía la cosa ha estado reñida, y al final parece que habrá elecciones de nuevo. ¿Cómo crees que reaccionarán los votantes? ¿Se reafirmarán en el bipartidismo de nuevo? ¿Optarán por una actitud pasiva y dejarán de ir a votar? ¿Apoyarán a los nuevos partidos?

    ResponderEliminar
  2. Hola, Pepe.
    A corto plazo dudo mucho que vayamos de nuevoa las elecciones. No interesa a casi nadie. Tras las municipales lo más probable es que Ciudadanos de el apoyo a Susana mediante la abstención. Otra cosa es a medio-largo plazo, cuando haya que negociar los presupuestos. Entonces sí que es posible que no haya acuerdos. Pero todo está en el aire y depende de los reusltados electorales que vamos a vivir este años.
    Un saludo!

    ResponderEliminar