lunes, 25 de enero de 2016

Las últimas estrategias para formar gobierno




Fuente de la imagen: eldiario.es
La situación política avanza por momentos hacia escenarios un tanto impredecibles, pues la idea de elecciones anticipadas, aunque sólida, es posible que llegue con un panorama de partidos  más convulso de lo que esperaba.
Que Pablo Iglesias propusiera alRey formar gobierno con el PSOE e IU, un gabinete que presidiría Sánchez pero que tendría al líder de Podemos como Vicepresidente, no dejó indiferente a nadie. Tanto es así que Rajoy renunció a presentarse a la investidura sabiendo que iba a perder por mayoría absoluta, lo que suponía un primer golpe que era mejor no afrontar. ¿Cuáles son, a mi juicio, las estrategias de cada uno de los actores políticos  en esta situación?

El Partido Popular                                                                                       
El PP tiene graves problemas internos, no sólo derivados de perder un número muy significativo de votos, sino de los constantes casos de corrupción que le van surgiendo y que no sabe muy bien cómo afrontar. La última noticia es su imputación como partido en el asunto de la destrucción de los ordenadores de Bárcenas. Rajoy, otrora amigo del extesorero, sigue estando manchado por mucho que piense que no y eso debilita su posición a la hora de buscar acuerdos globales con el resto de partidos. Por lo tanto, el presidente de gobierno actual en funciones no presenta su investidura para ganar algo de tiempo e intentar que Sánchez se queme acercándose a Podemos. Digo que se queme porque dentro de su partido -el PSOE- las presiones son enormes. Además, la incertidumbre política que se vive está siendo instrumentalizada por el PP para crear un estado de opinión temerosa ante la situación económica: “si no gobernamos nosotros, esto será un caos y empezaremos de nuevo otra crisis”. Rajoy centra el foco en el PSOE y se aparta de forma evidente. Por cierto, al no tener Rajoy apoyo suficiente y no presentarse a la investidura, ¿no sería lógico que dimita?
Todo indica que el que más ganará, si se repiten elecciones, será el PP. Tiempo al tiempo.


El PSOE
El Partido Socialista acusa a Podemos de chantaje, pero anda como pollo sin cabeza. Al tacticismo de Podemos responden intentando echar el balón al tejado de Rajoy para ganar tiempo, cuando saben de sobra que tendrán la obligación de presentar una propuesta de investidura más  temprano que tarde. Las presiones para que no pacte con Podemos son fuertes:

  • ·         La cuestión territorial y el tema del referéndum siguen siendo un tabú. Aunque Podemos plantee una reforma constitucional y rebaje esta línea para llegar a acuerdos, el PSOE tiene evidentes reticencias en tratar el tema.

  • ·         ¿Un gobierno con Podemos dentro obligará al PSOE a tomar decisiones en contra de muchos de sus dirigentes? ¿Cree realmente Sánchez que muchas de las líneas de su programa son viables a corto plazo? ¿Se fían en Podemos del PSOE y viceversa?


  • ·         Lo que más interesa al PSOE es gobernar en minoría, así podría buscar acuerdos puntuales con, por ejemplo, Ciudadanos. Pero ese es un escenario que Podemos intentará bloquear.

Si se repiten elecciones y la gente considera que no se ha conformado un gobierno progresista por culpa del PSOE, el castigo puede ser enorme.

Podemos
Que Podemos plantee la política como una partida de ajedrez y que no pare de adelantarse a sus adversarios y descolocarlos a todos es algo evidente. Otra cosa es si sus estrategias tienen más de sinceridad para conformar un gobierno o se están preparando para las nuevas elecciones. Veamos uno y otro panorama e intentemos arrojar un poco de luz ante las motivaciones posibles:

  • ·         La oportunidad de crear un gobierno PSOE, Podemos, IU, con  la abstención de algunos nacionalistas, es algo que no se tiene por qué repetir en caso de volver a  vivir en breve unos comicios. Si se pasa la oportunidad por falta de acuerdo, el votante puede interpretar o bien que la culpa es de Sánchez o bien que Pablo Iglesias ha planteado una serie de propuestas maximalistas de difícil encaje. A Podemos sólo le saldrá bien la jugada de golpear al PSOE si pone encima de la mesa un programa de mínimos que al PSOE no le quede más remedio que discutir y abordar en su mayoría si no quiere defraudar a su votante. Sustituir el referéndum en Cataluña por un cambio constitucional que voten todos los españoles (poniendo el debate encima de la mesa sobre el encaje de esta comunidad autónoma en el conjunto del estado español) o desarrollando un amplio programa de medidas de tipo social parece ser lo más obvio. Tras el batacazo del PSOE en las elecciones, encontrar de nuevo una mayoría para configurar un gobierno alternativo al PP, como he dicho,  puede no volver a repetirse, puesto que los resultados reforzarían la posición del PP. Sería, pues, desde esta lógica, muy costoso y arriesgado volver a las urnas.

  • ·         También tenemos el motivo por el que Podemos no quiera pactar con el PSOE a toda costa. La formación Podemos aspira a ocupar el espacio de la izquierda de forma hegemónica y seguir arañando votos de los socialistas parece ser una estrategia realista según este objetivo.  Si Podemos rebaja mucho sus propuestas para llegar a un acuerdo con el PSOE, es posible que esto no se entienda por parte de sus votantes –los cuales están desencantados en su mayoría con los partidos tradicionales- y la próxima vez reciban un fuerte descalabro electoral.

Me parece importante reflexionar sobre las expectativas de un gobierno de izquierda con Podemos dentro: ¿podrían cumplir con Europa y el déficit en caso de llevar a cabo todo su programa electoral?, ¿las expectativas que están generando no son más altas de lo que podrían hacer? Son preguntas necesarias para el debate, independientemente de la ideología de cada cual, porque esta será la estrategia del PP para desacreditar una alternativa. Si un gobierno de izquierdas defrauda, el descontento que han canalizado, ¿hacia dónde irá?

Ciudadanos
Gobierno a toda costa y no llegar a las elecciones. Esto es lo que buscará Albert Rivera. En caso de bipolarización del electorado, parece que Ciudadanos podrá perder mucho apoyo que se redirigiría al PP, y esto es salgo que Rivera no puede permitir.

Izquierda Unida
Aunque Iglesias tienda la mano a Garzón, me da la impresión de que la coalición está en una situación bastante débil que tiene que saber gestionar. ¿Es sincera la propuesta? ¿Busca terminar de fagocitar  a IU? En fin, ni hay que ser mal pensados ni tampoco ingenuos.

Conclusiones
Espero, por el bien del país, que el debate sobre medidas concretas para afrontar los problemas sociales empiece ya y los pactos se hagan teniendo en cuenta esto y no el reparto de los tronos y el poder.

Lecturas interesantes


2 comentarios:

  1. Genial el artículo, y estupendos los enlaces. Muchísimas gracias, Héctor,por hacernos la política más accesible.

    ResponderEliminar