jueves, 6 de noviembre de 2014

Habilidades comunes en LinkedIn


Es importante analizar bien si las redes sociales sirven a todos los perfiles profesionales - independientemente de su formación y dedicación- a la hora de encontrar o, mejor dicho, buscar un empleo. Si rastreamos LinkedIn, por ejemplo, sería interesante observar qué sectores predominan en determinadas ciudades y ámbitos geográficos. La idea de esta exploración no es otra que conocer de primera mano por dónde se mueven las tendencias en esta Red.
Un estudio publicado por la citada LinkedIn  ha analizado   los perfiles mayoritarios tanto en Europa como en EEUU. Veamos algunos de los resultados:


  • En España se han estudiado las ciudades de Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga y Sevilla. En todas, la principal habilidad de los usuarios tiene que ver con las nuevas tecnologías.
  • En Málaga, por ejemplo, resaltan mucho las habilidades relacionadas con el turismo y el sector inmobiliario. Es normal, son dos de sus sectores más potentes y tradicionales.
  • En muchas ciudades europeas se resalta la cuestión tecnológica, aunque en Londres las finanzas también son importantes. No olvidemos que es la sede de la City.
  • En Los Ángeles, la meca del cine, lo más común  será encontrar a gente vinculada al mundo de la televisión y el espectáculo.

Tras estos datos, lo suyo sería  sacar varias conclusiones. La primera: LinkedIn es usado fundamentalmente por gente del ámbito profesional tecnológico. Segunda: los perfiles están íntimamente ligados al contexto geográfico y económico. Las habilidades que se encuentran en LinkedIn responden más a lo que se mueve dentro del mercado laboral local  que a otra serie de variables. Eso sí, es evidente que el nivel de formación de sus usuarios es,  mayoritariamente, medio-alto. 

Una vez más este estudio nos muestra cómo Internet, a pesar de ser una potentísima herramienta para buscar empleo y para perfilar un buen currículum, es un espacio que todavía está vetado para mucha población con niveles formativos bajos. No se entendería entonces cómo en España  no son los usuarios de baja formación los mayoritarios, a pesar de ser, según los datos oficiales, los que más sufren la situación de desempleo.

La formación en nuevas tecnologías, el acompañamiento a la hora de aprender a usar el entorno 2.0 y otras áreas vinculadas a las TIC deberían ser materias formativas fundamentales para amplios colectivos de desempleados que se quedaron fuera del mercado laboral  hace tiempo. En las sociedades tecnológicamente avanzadas, la desigualdad vinculada a la brecha digital puede resultar bastante perjudicial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario