viernes, 15 de mayo de 2015

Mi nuevo artículo: Twitter y la búsqueda de empleo activa




Internet te enseña muchas cosas sobre la vida, aunque algunos se empeñen en considerar que la red es algo “irreal”. Lo primero, y creo que más importante, es la noción de bidereccionalidad. Si quieres ser visible, aprende a compartir, a hablar y a buscar comunidades en las que la gente tenga tus mismas inquietudes. Si no hablas, desapareces; y si eres muy pesado, no te leerán. Esta característica fundamental de la red hace que cualquier estrategia que queramos implementar en ella pase inexorablemente por crear y dinamizar contenidos. Ya busquemos trabajo o nos dediquemos a la divulgación, más nos vale no olvidar este axioma.

Hace poco estuve leyendo un artículo sobre Twitter y la búsqueda de empleo. Su planteamiento general era que los 140 caracteres se convierten en algo más que un currículum. De hecho, Twitter es el mejor canal donde poder contactar con los profesionales que te interesan. No tiene sentido que sea mucho más, dado lo efímeros que son los datos en la red. Más que aprender a tener bonitos y completos perfiles, como pasa en Linkedin, debemos preocuparnos por  llamar a muchas puertas a ver si nos abren. Para eso es indispensable tener un amplio conocimiento de tu sector profesional, saber qué empresas se mueven, quiénes son los profesionales de mayor valía, las publicaciones que se centran en los  contenidos vinculados a tu sector y un largo etcétera. Crea listas en Twitter, utiliza Feedly, lee revistas, libros... En definitiva, hazte un experto conocedor de todo lo que se mueve en aquel ámbito en el que, profesionalmente, quieres destacar. De hecho, según la información que he consultado, es más fácil establecer contactos con los directivos a través de Twitter que de cualquier otra plataforma, lo que nos plantea una buena oportunidad para optimizar recursos. 

Entre lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer, se recomienda ser ingenioso, no pedir trabajo por Twitter, sino más bien enfocar los esfuerzos  en crear contactos. Es cierto que se escribe mucho sobre lo importante que es el networking, pero es que realmente dependemos, en cierta manera, de que nos conozca la gente que puede ayudarnos a vender nuestros servicios profesionales.  
La sutileza también es un valor en alza en Twitter. Esto es lo difícil y lo que provoca que utilizar las redes sociales para buscar trabajo se convierta en algo tan complejo. Por eso, es importante tener un blog, no me canso de decirlo, con la idea de conseguir que la gente con la que contactamos, si le resultamos interesante, pueda aterrizar en un espacio web que hable de nosotros. Si compartimos siempre información de terceros, los interesantes son ellos, no nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario