miércoles, 20 de febrero de 2013

¿Qué es el gobierno abierto?


Hace unas semanas me hice con un libro coordinado por César Calderón  y Sebastián Lorenzo titulado “Open Government” (Gobierno Abierto). Con diversas aportaciones interesantes, el libro establece una serie de reflexiones sobre qué es el Gobierno Abierto y cuáles son los principios que deben regir en una administración que se quiera abrir a los ciudadanos utilizando, como no podía ser de otra manera, aquellas herramientas que la tecnología pone a nuestro servicio.

Está claro que gran parte de la desafección política existente se debe a que los gobernantes no están  cumpliendo su parte del trato establecido con la ciudadanía: trabajar por el bien común. El político está para gestionar la “cosa pública” atendiendo al criterio de servicio, no para dar órdenes y mandar como si los demás le debieran cortesía, sin contar con los elementos de corrupción que se conocen. Todo esto unido a la crisis, nos pone en una situación complicada. Los partidos políticos son organizaciones cerradas, como las listas que se presentan a las elecciones, cuyo objetivo, en su mayoría, es mantenerse en el poder o conseguirlo. Está muy bien, porque es necesario presentarse y ganar, pero es hora de abrir las ventanas y favorecer la participación de la gente sin necesidad de tener un carné de un partido u otro, o  llevarse bien con el dirigente de turno.

Los partidos políticos cumplían la función de organización de las personas para canalizar sus demandas, a la vez que se convertían en espacios que informaban y formaban a su militancia o simpatizantes atendiendo a principios ideológicos. Pero eso hoy en día ha cambiado; la información circula libre por la red, un canal horizontal y nada jerárquico que permite participar en la generación y dinamización  de contenidos como nunca antes se había hecho. Incluso podemos hablar de nuevos movimientos sociales en la era de Internet,  parafraseando un poco al sociólogo ManuelCastells
¿Cómo mejorar entonces la democracia? Pues podemos empezar abriendo el gobierno.
Diremos que el Gobierno Abierto es aquel  que conversa con el ciudadano. Para ello habrá que establecer espacios comunes de encuentro. Para que fluya bien la conversación, está claro que es necesaria una mayor transparencia mostrando así los datos públicos a la consulta de cualquier interesado. Internet y la web 2.0, como elementos que hunden sus raíces en el concepto de participación y bidireccionalidad, parecen elementos que vienen como anillo al dedo a este innovador concepto de democracia. A través de Internet, el ciudadano se informa, se conecta y consulta información. Ésa es la labor de un canal neutral (por ahora) en sus contenidos, pero muy potente a la hora de construir comunidades y espacios.
El libro establece (página 18) tres ejes centrales que definen el Open Goverment. A saber:
  •          Transparencia.  ¿ En que se gastan nuestros impuestos? Si los datos son públicos, ¿por qué no se organizan y  se permite su consulta (lo que se conoce también como el Open Data)?
  •          Participación.  Ya no vale con votar cada cuatro años y sentarnos a ver qué pasa. Es hora de consultar a la ciudadanía sobre más aspectos de la gestión de lo público.
  •          Colaboración.  Internet elimina distancias, ¿por qué no utilizarlo para abrir canales de colaboración entre administraciones (local, autonómica y estatal), entre empresas y ciudadanos, o entre ciudadanos y administraciones?


Hay que romper con la anomia ciudadana y esa apatía a la hora de participar en política, cultura heredada de la época de la dictadura de Franco. El ciudadano tiene que involucrarse, pero para ello hay que ofrecerle canales y herramientas que se adapten a él, y no obligar a que todos nos adaptemos a las organizaciones que lideran otros. Evaluación, control, participación, transparencia, escucha activa… son palabras que deben situarse en primera línea de la política.

Algunos ejemplos de gobierno abierto:

2 comentarios:

  1. En relación a esos "ejes centrales que definen el Open Government"... conviene echar un vistazo a su valoración crítica en esta entrada:
    "Gobierno Abierto más alla de la transparencia"
    http://rumboalorien.kyopol.net/gobierno-abierto-mas-alla-de-la-transparencia/

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario, Pedro. La entrada que has compartido es muy interesante, y amplía bastante la información sobre el concepto de Gobierno Abierto y todas sus vicisitudes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar