lunes, 4 de noviembre de 2013

Actividades que generan empleo en España: ¿realidad o exageración?



La eterna pregunta para cualquier persona preocupada y/o interesada por el mercado laboral es: ¿dónde diablos se crea empleo? Tras los datos de la EPA,   parece que encontrar respuesta se plantea tan difícil como buscar el Santo Grial, pero en economía y en estadística, si estudiamos los números en profundidad, quizás encontremos alguna respuesta.

Según un artículo de Eroski Consumer,  se han establecido una serie de áreas que marcan cierta tendencia positiva en la demanda de empleo. A saber:

Área de informática y nuevas tecnologías
Aquí encontraríamos a los programadores, programadores de aplicaciones de móviles, consultor SAP (software profesional de gestión de empresa), etc.
Responsables comerciales y de marketing
Aquí encontraríamos al Community manager, los técnicos comerciales, los perfiles vinculados al marketing digital y otros por el estilo.
Ingeniería industrial
Supervisor de producción, director de ingeniería, director industrial, process manager, ingeniero técnico e ingeniero mecánico.
Sector financiero
En esta área encontraríamos a  los analistas financieros, entre otros.
Área de eficiencia energética
Perfiles relacionados con la calificación de eficiencia energética.
Médicos especialistas
Dermatólogos, ginecólogos y pediatras, etc.

Claro, lo que nos debe hacer reflexionar es si estos sectores son capaces de crear puestos de trabajo a un ritmo considerable para terminar con el paro. Yo diría que no. Primero, no se necesitan tantos puestos como para tirar fuerte de la demanda. Segundo, su grado de especialización es muy alto. En España, la mayor parte de los desempleados se encuentra en una situación formativa inferior a la universitaria, incluso a cualquier formación profesional.  Por lo tanto, a corto plazo, es evidente que estas áreas, aunque creen empleo, no lo harán con la fuerza necesaria ni tirarán de los colectivos más desfavorecidos lo suficiente como para plantar cara a la crisis.

Ese es el problema de vivir tantos años en una burbuja inmobiliaria en la que la gente trabajaba, cobraba un buen sueldo y la formación era escasamente requerida o necesaria para la mayor parte de los trabajadores. Una vez pinchada la burbuja, reciclar, formar e insertar a colectivos que se han pasado  tantos años trabajando en el ladrillo es muy complicado. Por ejemplo, un albañil de 46 años, con familia y estudios básicos, ¿se va a poner a estudiar Medicina, Informática o Marketing?, ¿cuánto tiempo puede tardar en acabar?, ¿cómo se paga los estudios si no tiene ingresos? Ésta es la dificultad que plantea el mercado laboral y que es necesario plantear, de ahí que sean cruucial implementar las medidas que siempre, desde hace años, vengo defendiendo aquí: orientar, formar e insertar, además de estimular la economía, pero de eso ya hablaremos en otra entrada.


2 comentarios:

  1. Una de las grandes olvidadas en Almería es la industria del cine.
    Con el rodaje de Exodus, miles de almerienses han visto como algo de calderilla de mister Marshall llenaba sus polvorientos bolsillos. Figurantes, catering, transportes, militares, hosteleros, bares, tiendas del todo a cien... La repercusión económica que ha tenido sobre la ciudad ha sido tremenda. ¡Si hasta los impresentables de los príncipes han ido al rodaje de sir Ridley Scott!
    A ver si mimamos más a los cineastas, no abusamos de ellos (como pasó en los 80, que estrangularon a la gallina de los huevos de oro y salió huyendo buscando otras zonas para rodar en la que hubiese menos timadores por kilómetro cuadrado), y las administraciones ofrecen su apoyo para el desarrollo de dichas actividades.
    Un par de pelis al año sanearían la maltrecha economía almeriense (aunque, por desgracia, sería como esperar a que lloviese...).
    Un saludo, y felicidades por mantener la buena calidad de las entradas.
    pd- Y estoy totalmente de acuerdo contigo en que la educación es primordial a la hora de enfrentarse al cambiante mercado laboral.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario, Pepe.
    Estoy de acuerdo contigo. Precisamente este fin de semana he estado viendo un montón de gente del rodaje alrededor del Hotel Elba, y he de suponer que eso es sólo la punta del Iceberg. Es una buena inversión para Almería, tal y como comentas.. La cultura también genera industria, debemos darnos cuenta de eso.
    Un saludo y gracias de nuevo por el comentario!

    ResponderEliminar