jueves, 27 de febrero de 2014

Tarifa plana para contratos indefinidos y el debate del estado de la nación



La medida estrella anunciada por Rajoy en el debate del estado de la nación relacionada con el empleo tiene que ver con esa supuesta tarifa plana de 100 euros en las cotizaciones de la Seguridad Social  que pagará la empresa por cada contrato indefinido que haga. Eso sí, como casi todas las medidas relacionadas con contratos indefinidos, la empresa tendrá que devolver lo ahorrado si rescinde el contrato antes de los 3 años, no vaya a ser que sean indefinidos mensuales y se bonifiquen. Pero veamos las cifras más en profundidad para ver cómo se ha planteado.

Según el presidente del gobierno, “para un sueldo bruto anual de 20.000 euros, que implica el pago de 5.700 euros en cotizaciones a la Seguridad Social, la rebaja de cotizaciones rondará el 75%, ya que el empresario pagaría unos 3.520 euros anuales menos”. En este caso, nos estamos refiriendo a las cotizaciones por contingenciascomunes. Hay otro tipo de contingencias que abona la empresa y que no se verán afectadas por esta medida. A saber:

  • ·         Desempleo (5,5% de la nómina).
  • ·         Formación profesional ( 0,60%).
  • ·         Fogasa ( 0,2%).

Las contingencias comunes pagadas por la empresa ascienden al  23,60%, lo que supone 4.720 euros. Lo que ocurre es que el trabajador también abona una parte hasta llegar al 28,3% (o sea, el 4,70%), por eso Rajoy habla de 5.700 euros. Veamos una tabla para visualizar mejor estos cambios:



Fuente: Eldiario.es
Según comenta Eldiario.es, en realidad la tarifa plana no es tan plana, pues la empresa abonaría un total de poco más de 200 euros mensuales sumando todas las contingencias, y no los 100 euros pregonados por el presidente del gobierno.

 Sin embargo, en mi opinión, esta reducción es un avance para abaratar costes sin que implique una reducción del salario neto que recibe el trabajador, lo que, a la postre, puede venir bien tanto a pymes como a trabajadores. Ahora bien, este descenso de ingresos en la Seguridad Social es algo que deben ver los expertos, puesto que, estando la situación como está, es posible que las arcas del estado se vean muy mermadas. ¿Van a volver a subir impuestos? ¿Seguiremos con los recortes? Porque, la verdad, es que lo de la recuperación económica no me lo creo.

Tal y como comenté ayer cuando hablaba de lo difícil que esemprender en España, no sirven de nada las medidas cuando subes el IVA y la gente cobra cada vez menos, sobre todo tras la bajada constante de los salarios españoles, resaltada por muchos estudios, y la pérdida inexorable de clasemedia que estamos viviendo. 

En fin, el debate sigue abierto.






miércoles, 26 de febrero de 2014

España no es país para emprendedores



El 89% de los nuevos emprendedores  piensa que no  se promueven las nuevas iniciativas empresariales en España. Sí, amigos, una cifra contundente, según el estudio publicado por La tercera edición del Observatorio de Clima Emprendedor 2013, elaborado por la Fundación Iniciador y Sage y cuyos datos principales recojo del periódico 20minutos.

A pesar de la ley de apoyo al emprendedor, la tarifa plana, el IVA después de pagar la factura  y más medidas presentadas por el gobierno como estrellas, emprender en España sigue siendo muy complicado.

Seguimos con el estudio. El 30% de los autónomos sí ve la crisis como una oportunidad para emprender. Pero, claro, partiendo del hecho de que “el 37% de los nuevos autónomos y  el 39% de las nuevas pymes se han visto impulsados por la situación actual y la falta de oportunidades”, no es de extrañar.

La escasez de crédito y liquidez para las pymes o la falta de inversión para la gente que quiere empezar obliga a muchos emprendedores a echar mano de los familiares como fuente de financiación. El estudio demuestra también el fracaso del ICO: “tan sólo un 7% de los emprendedores han hecho uso de sus fondos”. Si las medidas implementadas por las administraciones públicas no tienen resultado y el emprendedor está obligado a tirar de la red familiar, es normal que, en su mayoría, las pymes consideren al Estado como un problema que sólo sirve para inflarlos a impuestos.

La financiación es el primer problema para los emprendedores, seguido por las cargas fiscales. En momentos de crisis, la dificultad es vender; pero cuando se depende del mercado interno, cualquier palo que se ponga en las ruedas supone un problema mayúsculo. Para las pymes, abaratar el mercado de trabajo y bajar los sueldos, aunque parezca una solución particular para ellos, a nivel global es un acicate que  hunde la demanda. Si a eso sumamos subir IVA, tasas, impuestos, el precio de la energía, etc., pues ya tenemos un cóctel un tanto agrio.

Por todo esto y mucho más, no me extraña que sólo un  5% de españoles forme parte de una actividademprendedora, lejos de la UE y EEUU.
Además del laberinto por el que tiene que pasar un emprendedor, la cultura generalizada de aversión al riesgo y miedo a la innovación que solemos tener, como línea general, en este país atemoriza al más valiente. ¿Cambiará todo este panorama?






martes, 25 de febrero de 2014

Reflexionando sobre la importancia del blog profesional en @eProform

Ya se encuentra dipsonible mi nuevo artículo en eproform. Esta semana ha tocado reflexionar sobre el blog profesional y su importancia. Os dejo el principio y el enlace por si os apetece leer más.



Con motivo del workshop o taller que vamos a lanzar próximamente sobre creación de blogs, me parece interesante recordar por qué considero importante tener un blog profesional. Primero voy a describir lo que estimo que es una bitácora de estas características, para luego comentar qué puntos me parecen cruciales de cara a la proyección de nuestro perfil profesional al exterior.

Qué es para mí un blog profesional y por qué es importante


Leer artículo completo aquí.

lunes, 24 de febrero de 2014

Facebook compra WhatsApp: reflexiones



La noticia tecnológica de la semana pasada fue, sin duda, lacompra de WhatsApp por parte de Facebook. Pero quizás lo más rimbombante de esta adquisición fue la cifra que pagará la red social por el servicio de mensajería instantánea: 19.000 millones de dólares. Una auténtica barbaridad. ¿Vale tanto?

En esto de Internet, donde proliferan las burbujas, se pierde uno con la cuestión del valor. Ya lo comenté en su día cuando me enteré de que Google valía en Bolsa más que la petrolera ExonMobile (unos 395.400 millones de dólares o 289.986millones de euros).

WhatsApp supone un producto que permitirá a Facebook meterse de lleno en la telefonía móvil -algo que, según dicen los expertos, se le estaba resistiendo, a pesar de que todo el mundo tiene la aplicación de Facebook en el móvil- a través de una empresa que ha conseguido  450 millones de usuarios en cinco años. Pero, como probablemente ocurra, muchos de los usuarios de Facebook ya lo son también de la mensajería instantánea, por lo que poco se puede ampliar la base de datos. Además, ¿dónde está el negocio multimillonario? ¿En los datos?, ¿en la publicidad?, ¿en ambos?
Una cosa está clara: las grandes corporaciones tecnológicas no pararán hasta que compren todo aquello que consideren que genera algo de valor en esto de la tecnología. La concentración en pocas manos de las grandes empresas de Internet -citaba previamente el ejemplo de Google- plantea un universo oligopolístico a medio plazo.  

WhatsApp tiene tan sólo 50 empleados, y las críticas a su servicio y a la seguridad del producto están a la orden del día. Es cierto que Internet es un mercado muy volátil, pero si cada aplicación o invento que surja para la red y que tenga algo de potencial es rápidamente adquirido por una de las grandes, la volatilidad se reduce a un trasvase de líneas de negocio dentro de una misma compañía. El pelotazo que han dado los amigos del guaseo, repartiéndose tanto dinero, es obvio. Otra cosa es que estos precios estén dando una información errónea al mercado hinchando de nuevo las burbujas de las puntocom.

Según leemos en El diario.es, la competencia de WhatsApp no es que esté muy aventajada: “La excesiva estrategia publicitaria de LINE no lo hacen el mejor amigo en este momento. Heml.is se mantiene en desarrollo perpetuo. Telegram se plantea como una opción muy a tener en cuenta”. Por el contrario, Enrique Dans  mantiene que “en mi modesta opinión, WhatsApp es una aplicación de mensajería instantánea mala e insegura, creada por una empresa con una estrategia inconsistente. Un producto perfectamente sustituible y sin una ventaja competitiva consolidada”. En fin, opiniones para todos los gustos.

Está claro que lo que se persigue es un posicionamiento estratégico y éste se basa en controlar el mayor número de información del mayor número de usuarios. Estamos llegando a un callejón sin salida en el que todo lo que vamos soltando en el ciberespacio puede llegar a ser utilizado de forma poco clara por grandes industrias transnacionales. Desde el móvil hasta el correo electrónico,  cada vez hay menos empresas que participen en la competencia por nuestros datos a través de sus servicios.
A pesar de que las barreras de entrada en Internet son bajas -casi cualquier entendido puede arrancar una StarUp-, la fuerza que están cogiendo Facebook y Google es tal que no sé si es posible que a corto plazo puedan tener unos rivales que les hagan la competencia sin que terminen o bien siendo absorbidas, o bien siendo demolidas por no poder competir.
Veremos cómo sigue el mercado dos punto cero. El debate sigue abierto.