lunes, 16 de marzo de 2020

Coronavirus y resistencia sanitaria: un problema serio



Ya os comenté en uno de mis anteriores artículos que las medidas de contención  frente al coronavirus están destinadas a “aplanar la curva”. Y es que el sistema sanitario tiene sus limitaciones. Para hacernos una idea, os paso una imagen:


En marrón está el número de camas de cuidados intensivos  por cada 100.000 habitantes. Estas camas requieren respiradores y otras herramientas básicas para pacientes críticos. En azul está el número de infectados por coronavirus.

Hay un porcentaje de infectados por el coronavirus que necesitarán cuidados intensivos, que no sé exactamente cuántos son pero, según los últimos datos en España, la media puede rozar el 5%. Siempre hablo de los datos conocidos. 

Como se puede ver en el gráfico anterior, España empieza a superar, con sus infectados por coronavirus, los límites de aguante de la sanidad ( además, si la mayoría de los casos están en Madrid, hemos de decir que la situación de la capital está bastante mal). A esto hay que sumar que sigue habiendo infartos, ictus, accidentes y demás problemas que requieren este tipo de servicio. Estamos al borde del colapso. Italia ya ha superado con creces sus límites y la situación es extrema.

El coronavirus ha reseteado el planeta y nos enfrenta a una crisis brutal. Europa está ante su propio Chernobyl. No todos los países han decidido implementar medidas drásticas, el Reino Unido prefiere dejar, por ahora, el virus a sus anchas y que se desarrolle una hipotética “inmunidad global”. Para la OMS es un error y veremos a ver si el gobierno no termina por recular. Por ahora, sigue en sus trece y considera que las otras opciones son populistas.  ¿Tiene razón? ¿Es solo una gripe muy contagiosa que terminará sin muchos sustos? ¿Estaremos inmunizados en cuanto pasemos el virus?


“The coronavirus epidemic in the UK will last until next spring and could lead to 7.9 million people being hospitalized”

La epidemia durará hasta  la primavera del 2021, y unos 7,9 millones de personas serán hospitalizadas. En un país de 66,44 millones de habitantes estamos hablando de casi el 12% de la población. 

Ya dijo Merkel en su día que el virus por lo menos llegaría al 70% de la población. Si extrapolamos lo establecido por la canciller alemana a España, podemos especular con unas cuantas cifras:  

Nuestro país tiene 46,66 millones de habitantes, la estadística nos dice que el 70% son alrededor de 32,2 millones de personas. El 5% de 32,2 millones son 1,6 millones que necesitarían hospitalización, de los cuales entre el 2% y el 3%, o sea,  unas 480.000  personas si atendemos al 3%, fallecerá. Estas son cifras apocalípticas y seguramente no pasará, pero estoy convencido que están en la mente de la gente que decide parar un país por completo para contener un virus. ¿A que ahora ese 2% o 3% parece mucho?

 En Italia, por ejemplo, la tasa de letalidad está alrededor del 7% al día de hoy. Según podemos leer en la prensa, “Los fallecidos en Italia con el coronavirus han alcanzado este domingo ( 15 de marzo de 2020) los 1.809”. El total de casos es de 20.603. Si no se hubiera tomado ninguna medida, en un país, como España, con una tasa de envejecimiento muy alta, ¿cuál sería el resultado?

Evidentemente la tasa de mortalidad es más baja, puesto que muchos infectados no son reconocidos. Corea del Sur, por ejemplo, que ha hecho muchísimos test arroja una tasa de letalidad del 0,6%. Pero repito que nuestra población está muy envejecida. De hecho, la población de  65 años o más era de 8.908.151personas el 1 de enero de 2018. Si hay que ponerse en un escenario, me pongo en el peor. 




Fuente de la tabla: Ministerio de Sanidad
Con las cifras de la tabla que nos ofrece el ministerio, con 9.191 infectados, vemos que han fallecido 309. El 3,4%.

Los infectados son muchos más de lo que las estadísticas dicen, y la probabilidad de llegar a colectivos de riesgo es muy alta. Por eso, hay que quedarse en casa y parar el contagio, ganar tiempo hasta que tratamientos y vacunas lleguen.

En este enlace podréis ver  la evolución de la pandemia a tiempo real.

2 comentarios:

  1. Otro de los grandes problemas para afrontar la alta mortalidad en paises como España o Italia, comparados con Alemania o Francia, parece ser de tipo social. La edad a la que se independizan los jóvenes en España e Italia es bastante superior, por lo que es muy frecuente que en un mismo hogar convivan personas de 30 años que acuden a trabajar todos los días, cogen transporte público, etc. con mayores de 65 con alto riesgo de contagiarse por sus propios hijos. Un abrazo muy fuerte, Héctor, y mucho animo!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, Pepe, parece ser uno de los factores más importantes. Un abrazo crack, espero que todo vaya bien.

    ResponderEliminar