lunes, 14 de abril de 2014

Algunos datos del barómetro del CIS Marzo 2014



No hace mucho se publicó el barómetro de CIS con los datos de marzo de 2014. Veamos los resultados y luego hago los análisis pertinentes.





Detengámonos en la opinión que tienen los encuestados -supuestamente una muestra representativa de lo que piensan los españoles- sobre la situación económica de nuestro país.  En primer lugar, un 84,5% considera que es mala o muy mala. Además, en segundo lugar, un 42,5% considera que está peor que hace un año y otro 46,5% que sigue igual (igual de mal, se entiende). Si la población, abrumadoramente, no percibe recuperación por ningún lado, esto no tiene vuelta de hoja: la economía sigue estando hecha un desastre.






En la pregunta 4 tenemos un interesante análisis por hacer. Si la percepción de la economía es desastrosa, la de la situación política no podía ser menos. Un 47% considera que la situación política es muy mala y un 32,3%, mala. Esto hace que más de un 80% de la población considere la situación política tan mala como la económica. Es evidente que la percepción es que la política, o sea, los que nos gobiernan pero también el resto de actores que están en escena, no es vista por la ciudadanía como parte de la solución a la situación social que vivimos, sino un elemento indiscutible del problema.






Los tres principales problemas que tiene España, según este sondeo, son: el paro (82,3%), los problemas de índole económica (28,2%), los políticos y la política en general (26%). El resto de asuntos está muy lejos de los tres primeros y, desde luego, el principal problema de España, con diferencia, es el desempleo. De nuevo, la política queda en mal lugar y esto puede ser problemático, porque si la política es un problema enorme y la economía va tan mal, el caldo de cultivo para soluciones un tanto populistas y extremistas  puede estar servido. Veamos en las elecciones europeas cómo son los resultados, pero en toda Europa se prevé un ascenso considerable de la extrema derecha.
Todos estos datos reflejan la crónica de una situación tensa anunciada. Nadie puede decir que los datos económicos sociales y la percepción de la política no llevan bastante tiempo siendo pésimos.
Si pasamos de la percepción social a preguntar qué problemas les afectan personalmente más a los españoles, vuelven a ganar por goleada tanto el paro como los de índole económica.

Por último, estudiemos más a fondo la ubicación ideológica de los españoles:








Podemos decir que, mayoritariamente, la gente se sitúa en el ámbito ideológico del centro izquierda, donde se ubica -los números 4, 5- el 34% de la población. Que haya situada más gente en la izquierda que en la derecha en España puede deberse a:


  • -          Realmente hay más personas ideológicamente progresistas que no temen  ubicarse en números entre el 1 y el 4.
  • -          La gente de derechas no lo reconoce tanto y se sitúa en el centro.
O una mezcla de las dos, que es lo que yo pienso, pero cuando tanta gente se sitúa alrededor del 5, hablamos de un porcentaje alto de personas que huye del conflicto dicotómico de la política a la hora de declararse de una ideología, pero que perfectamente puede considerar que la política es uno de los principales problemas de España.
Otro elemento importante: mientras el voto de derechas se concentra en un único partido, el de izquierdas está más disperso, de ahí que muchas veces no se corresponda el perfil ideológico con lo que sale en las urnas (máxime con una ley electoral como la nuestra).
El debate sigue abierto.







No hay comentarios:

Publicar un comentario